ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 278 Cocinando

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 7313

Actualizado: 2019-09-09 01:07


Jeremías había salido con innumerables chicas, pero a Debbie nunca le había importado. Sin embargo, esta vez era diferente. Ella no quería que su prima saliera lastimada.

Se arremangó y se dispuso a darle una lección a Jeremías.

Él tuvo miedo y se escondió detrás de Karen y Kristina. "Jefa, espera. Escúchame".

"¿Que te escuche? ¿Qué vas a decir? ¿Ya te has inventado una excusa para romper con Sasha?", le espetó Debbie enojada.

Karen y Kristina se apartaron rápidamente para que Debbie pudiera golpearlo.

Mientras esquivaba el ataque de Debbie, Jeremías le suplicó con ojos de pena, "Jefa, escúchame. De verdad amo a Sasha. Por fin encontré ... ¡Ahhh! ¡Mi brazo! Sasha es una chica encantadora y yo he sido incapaz de darme cuenta. Jefa, si de verdad la dejo algún día, entonces puedes golpearme. ¿Pero no crees que ahora estás exagerando?".

Debbie hervía de rabia. Señaló a Jeremías y gritó: "Sasha es una buena chica. Es la primera vez que sale con alguien. Y no me puedo creer que se haya enamorado de un idiota como tú".

Algo contrariado, Jeremías replicó bajando la voz: "Jefa, no soy un idiota. He salido con muchas chicas, pero todas iban detrás de mi dinero. Sasha es diferente. Te aseguro que la trataré como se merece".

"¡De ninguna manera!", Debbie gritó desgañitándose. "Ahora mismo voy a llamar a Sasha y a decirle que pase de ti". Sacó su teléfono del bolsillo.

Jeremías corrió hacia ella de inmediato y agarró su mano. "¡Jefa, por favor no lo hagas! La amo y ella me ama a mí. No serás tan cruel como para separarnos, ¿verdad?".

Debbie lo agarró por la muñeca y le retorció el brazo detrás de la espalda. "¡Ah, ah, ahhhhg!", gritó él de dolor. Luego Debbie lo lanzó al suelo sin contemplaciones.

Karen y Kristina se abrazaron fingiendo estar aterradas. Kristina le preguntó a Jeremías juguetonamente: "Amigo, nunca pensaste que algún día la Jefa te daría una paliza por ser un Don Juan, ¿verdad? Estoy segura de que en este momento tienes que sentirte muy arrepentido. Ahora de verdad creo que quien hace mal encontrará su castigo". Ella y Karen se echaron a reír.

Debbie estaba a punto de golpear a Jeremías en la cara cuando él le juró si

io bien. Temo que si pierde de nuevo los estribos, te vuelva a lastimar sin querer".

'¿Por mi propio bien? ¿Sin querer?'.

Las lágrimas brotaron de sus ojos. 'Tal y como lo dijo, parece que todo esto es culpa mía'.

El corazón de Carlos se ablandó cuando vio sus lágrimas y le dijo: "Megan, lo que tienes que hacer ahora es estudiar mucho. No te preocupes. Siempre serás mi sobrina".

'¿Está tratando de rechazarme?', pensó Megan mientras asentía obedientemente. "Entiendo. Gracias tío Carlos".

"Bien. Ahora duerme un poco". Dicho eso, salió de la sala con Damon.

Debbie y sus amigas se quedaron en la mansión todo el día. Por la noche, apagó la estufa después de cocinar y les sirvió tres tazones de sopa. "Ven aquí y prueban esta sopa hecha por la gran chef Debbie. ¡Ahora o nunca!".

Mirando la sopa caliente, Karen hizo como si llorase. "Jefa, te conocemos desde hace muchos años. Esta es la primera vez que cocinas algo para nosotras".

Kristina olió la sopa y la alabó: "Huele bien".

Jeremías miró la sopa vacilante. 'No tienen mal aspecto, pero...'. "¿Estás segura de que esto es comestible?", preguntó no muy convencido. Debbie había cocinado para Carlos en otra ocasión y había sido un completo desastre.

Ella dio unos toquecitos a Jeremías en la cabeza y dijo amenazadoramente: "Come y mira ver si es tóxico".

Jeremías se quedó boquiabierto y dijo: "¿Hablas en serio? Jefa, perderás a tu amado Jeremías si continúas así".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir