ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 299 La mejor sorpresa

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 8489

Actualizado: 2019-09-13 00:14


Debbie no podía creer lo que oía. "¿Cuándo va a despertar Karen? ¿Y habrá algún efecto secundario permanente?", preguntó.

Mia negó con la cabeza. "Hicimos una prueba funcional de resonancia magnética y esperamos que se despierte mañana por la mañana. No lleva en coma mucho tiempo, así que no dejará secuelas permanentes. Puede estar confundida cuando se despierte, pero eso no será por mucho tiempo".

Debbie lanzó un largo suspiro de alivio cuando escuchó eso.

Las mujeres charlaron un rato y luego entró Emmett, quien vino corriendo al hospital tan pronto como regresó de su viaje de negocios. Se sorprendió al ver a Debbie en la sala.

Aun así, primero revisó a Karen. Él le acarició la mano suavemente, con el corazón roto. Después de mucho tiempo, miró a Debbie y le preguntó: "Señora Huo, ¿cuándo volvió? El señor Huo dijo que la recogería la próxima semana".

"Acabo de llegar. Karen está en coma. ¿Cómo podría esperar hasta la próxima semana?".

Emmett asintió con la cabeza. "¿El señor sabe que ha vuelto?".

"No. No se lo he dicho todavía". Iba a regresar a la mansión después de despedirse de los padres de Karen.

"¿Le parece si el chofer la lleva a casa? Me quedaré aquí para cuidar a Karen", le ofreció Emmett.

Mia hizo eco, "Es cierto. Debbie, no has visto al señor Huo desde que regresaste. Ve a casa. Cuidaremos a Karen. No te preocupes".

Debbie estaba exhausta después de un vuelo de más de diez horas. Ahora que ya había visto a Karen, decidió aceptar su amable ofrecimiento. Por lo tanto, Emmett le dijo al chofer que la llevara a la mansión.

Cuando llegó, Carlos no estaba. 'Quizá todavía esté en el trabajo', pensó. Todavía era de día, después de todo. Se bañó para asearse y luego se dispuso a tomar una siesta para intentar recuperarse del jet lag. Cuando volvió a abrir los ojos, ya estaba oscuro afuera. Entonces se metió en su auto y salió de la mansión.

En el Grupo ZL

La repentina aparición de Debbie atrajo todas las miradas hacia ella. Antes de siquiera acercarse a la recepcionista, alguien la reconoció. "Buenas tardes, señora Huo", la saludó una mujer.

Debbie recibió más saludos después de eso, principalmente porque habían escuchado a la mujer llamarla "señora Huo".

"¡Qué tal, señora Huo!".

Debbie saludó con una sonrisa. "¡Buena noches!".

Mientras caminaba hacia el elevador, podía escuchar los murmullos de la gente. "Pensé que estaba en Inglaterra. ¿Por qué regresó?".

"¡Parece una adolescente!".

"La señora Huo rara vez viene por aquí. ¿Por qué ahora? ¿V

er su fragancia única. "¿No volverás? Entonces, yo iré a Inglaterra".

"¡Mentiroso!", Debbie resopló. "Llevo atrapada en Inglaterra varios meses. Sólo fuiste una vez, y fue porque tenías que recogerme para poder volar juntos a Nueva York. ¡Yo he venido dos veces!".

Carlos se sintió bastante culpable, ya que lo que ella decía era la verdad. Le había prometido que volaría a Inglaterra después de entregar su trabajo a sus empleados de confianza. Pero estaba demorando demasiado. La besó en la frente y se disculpó sinceramente: "Lo siento. He estado muy ocupado recientemente. Haré lo que puedo".

"¡Shh!". Debbie lo silenció con el dedo índice en los labios. "Sé lo ocupado que estás. No te preocupes Volaré de regreso cada vez que te extrañe. Tienes una familia que mantener y una empresa que administrar".

Carlos frunció los labios. "Gracias por tu comprensión, cariño. Por cierto, puse a mis hombres a investigar el accidente de Karen".

"¡Gracias!".

Después de considerarlo un poco, Carlos decidió decirle a Debbie algo que había estado pensando durante mucho tiempo. "Cariño, ¿qué tal si vuelves y estudias aquí en la Ciudad Y?".

"¿Por qué?". Debbie estaba confundida.

"Organizar las cosas en el trabajo está llevando mucho más tiempo de lo que pensaba. Cada vez que pienso que casi termino, aparece algo nuevo. No quiero que estudies sola en el extranjero. Me preocupas".

Debbie parpadeó los ojos y bromeó: "No te preocupes. La pasé muy bien sola en Inglaterra. Sin mi esposo a mi lado, puedo ir a bares por las noches y salir con chicos guapos. En cuanto a ti, ya que no estoy cerca, puedes relajarte y divertirte con otras mujeres... ¡Ay! ¡Suéltame! ¡Idiota!".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir