ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 300 Está embarazada

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 8249

Actualizado: 2019-09-13 00:15


Los ojos de Carlos se oscurecieron. Su tono se volvió amenazante. "¿Estás segura de que quieres salir con chicos guapos?".

"¡No!". Debbie sacudió la cabeza vigorosamente. '¡Carlos es muy posesivo! Ni siquiera puedo hablar con otro hombre'.

Esa noche, la pareja pasó a la casa de Sebastián y Lucinda para ver cómo estaban.

Olivia y Sasha estaban en la universidad, por lo que no estaban ahí. Sin embargo, los cuatro pasaron una buena velada juntos. Las dos mujeres hablaron de cómo iban las cosas, mientras que los dos hombres hablaron de negocios. Compartieron buena compañía en un hogar cálido con unas copas de vino. Un par de horas después, estaban radiantes y de buen humor.

Después de eso, Carlos y Debbie se despidieron y volvieron a la mansión.

Pero primero pasearon por el jardín. Mientras recorrían el camino de adoquines, percibieron el embriagador aroma de las flores. Los ranúnculos parecían de oro viviente, y la hierba era la sombra de un prado que parecía un sueño. Acordaron que irían juntos al hospital para ver a Karen al día siguiente y luego visitarían a Curtis y a Karina, los futuros novios.

Sin embargo, al día siguiente, Debbie fue sola al hospital. Carlos estaba demasiado ocupado en el trabajo y no se pudo escapar.

Cuando llegó al hospital, los padres de Karen no estaban ahí. Emmett estaba limpiando la cara de su chica con una servilleta húmeda.

Le dijo a Debbie que Karen finalmente se había despertado esa mañana. Pero que no dijo nada y volvió a quedarse dormida. Ella dormía todo el tiempo, así que él la cuidaba.

Debbie se sintió aliviada al saber que Emmett estaba ahí para cuidarla.

Ya que estaba en el hospital, Debbie decidió hacerse una revisión. Se puso un cubreboca y una gorra de béisbol y fue al departamento de obstetricia y ginecología.

Su problema era que no había llegado su mes. Y cuando una mujer no tenía su período, eso significaba que había un problema o que estaba embarazada.

Curiosamente pensó que quizá la habían drogado con píldoras anticonceptivas otra vez. Pero eso era muy poco probable dada la situación familiar actual. Ya no necesitaban humillarla. Los miembros de la familia Huo quizá jamás volverían a hacerlo.

Una hora después, Debbie apareció en las oficinas del Grupo ZL.

A pesar de la máscara y la gorra de béisbol, muchos empleados la reconocieron. La saludaron y se vio obligada a responder al menos a algunos de ellos mientras se dirigía hacia la oficina de Car

ano de Debbie y dijo: "Vamos. Hablaremos de esto cuando te relajes".

'¿En serio? ¿Sigue intentando protegerla?'. Debbie se quitó ambas manos, respiró hondo y sacó un trozo de papel de su bolso. Lo arrugó sobre el pecho de Megan y dijo: "Lee esto primero, Carlos Huo. Después de eso, dime qué vas a hacer. Asegúrate de que sea la decisión correcta. Nos vemos en el quirófano".

Megan tuvo que tomar el papel, porque de lo contrario se habría caído al suelo. Debbie dijo con una sonrisa burlona: "¿Quieres casarte con él? ¡Mira si puedes hacerlo! Sólo mira esto y observa a quién ama más".

Después de decir eso, se alejó, con la cabeza en alto.

Con manos temblorosas, Megan alisó el papel y lo miró. Cuando vio lo que estaba impreso en él, sus ojos se abrieron conmocionados.

Carlos quería alcanzar a su esposa, pero al ver la expresión de Megan, decidió revisar el papel.

Se lo quitó y lo miró. Su corazón dio un vuelco.

Echó un segundo vistazo al nombre en el papel: era de Debbie. Su esposa. A la que amaba.

Una amplia sonrisa apareció en su frío rostro.

Estaba emocionado en ese momento.

'¡Voy a ser padre! ¡Mi esposa está embarazada! Tiene... dos meses de embarazo'.

Entonces se dio cuenta de que algo estaba mal. 'Sólo dijo que me esperaría en el quirófano'.

Confundido, salió corriendo de su oficina. ¿Qué quiso decir? Decidió llamarla. La llamada entró pronto. Estaba muy emocionado y tartamudeó: "Cariño... Espera..."

'¿Espera?', Debbie dijo con indiferencia: "¿Viste los resultados? Sí, estoy embarazada. ¡Si no la metes a prisión, nunca volverás a ver a tu hijo!".

"¿Qué quieres decir con esto?".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir