ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 304 En la boda

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 8167

Actualizado: 2019-09-14 00:31


Carlos movió la boca extrañamente, tratando de forzar una sonrisa. Casi nunca sonreía, pero ahora lo hacía sólo para complacer a Debbie. Pero no parecía convincente, más bien se veía raro.

Antes de que comenzara la ceremonia de la boda, Megan llegó al lugar. Llamó a Wesley en la entrada y él se levantó de la mesa para guiarla.

Blair no lo había acompañado hoy, así que Megan se sentó a su lado, con cautela.

Ella saludó a los demás, quienes respondieron con rigidez, sólo por educación. Se sentía mucha frialdad. Pronto, sus mentes se concentraron en otra cosa. Debbie siguió hablando con Adriana, y Carlos continuó vigilándola nerviosamente. Damon hablaba con él de vez en cuando, pero Carlos apenas le respondía.

Después, el maestro de ceremonias anunció que la boda estaba a punto de comenzar.

Era la primera vez que Debbie iba a una boda. Estaba asombrada de lo suntuoso y onírico que era todo. La música, la iluminación, la decoración, el vestuario. Todo era increíble.

Cuando Karina apareció con su vestido de novia, los ojos de Debbie brillaron llenos de admiración. El sagrado vestido de novia blanco era tan hermoso que cualquier mujer pensaría que era el vestido de novia perfecto.

Al darse cuenta de que ella se veía absorta, Carlos le dio un ligero apretón en la mano. Debbie lo miró y volvió su atención a los novios nuevamente. "¡Karina se ve tan hermosa hoy! Su vestido es asombroso. ¡Míralos! ¡Son la pareja perfecta!", dijo emocionada.

"¿Te gusta ese vestido?", Carlos preguntó. Y fue entonces cuando de repente él se dio cuenta de que había sido un pésimo marido.

Ni siquiera le había dado a Debbie una boda adecuada, lo que más anhela en la vida una mujer.

"¡Sí, es hermoso!", Debbie respondió sin mirarlo. Atraída por el dulce momento en que la novia y el novio intercambiaban anillos, ella no sintió los sutiles cambios en el tono y expresión de su esposo.

Carlos no dijo nada más. Tenía algo en mente.

Cuando llamaron al escenario a los padres de la nueva pareja, la felicidad y la emoción desaparecieron de la cara de Debbie.

La pareja que subió al escenario eran sus abuelos, por quienes sentía mucho resentimiento.

Por primera vez, estaría cara a cara con ellos, en público. Su abuelo, Elroy Lu, era un hombre de 82 años, tenía el cabello gris al igual que la barba. Su rostro arrugado terminaba con una amplia sonrisa.

Su esposa, Sybil Qin, tenía 57 años. Antes de tener a Curt

a joven desde lejos.

Debbie era estudiante universitaria de primer año en aquel entonces. Cuando Curtis descubrió lo que Ramona estaba haciendo, mandó investigar los antecedentes de Debbie y descubrió que ella era hija de la familia Nian. Así fue cómo descubrió que Debbie, la niña que habían abandonado por órdenes de Elroy, la misma joven que era tan dócil con su novio, era la hija de Ramona y por lo tanto, su sobrina.

Desde ese momento, él empezó a ayudarla, y a mover sus influencias para favorecerla. Ella nunca se enteraría hasta qué punto.

Esa vez en la fiesta del crucero, Elroy Lu había querido matarla. Curtis la protegió en secreto.

Aunque la familia Lu era poderosa, no se comparaban con la familia Huo. Entonces, después de que Curtis se enteró de que Debbie se había casado con Carlos, ya no tuvo que ocultarlo, y comenzó a tratarla bien públicamente.

Elroy Lu le había advertido un millón de veces que la dejara sola, pero a Curtis no le importaron las advertencias del viejo. Así que en este momento la relación de Curtis con su padre era muy mala. Y a Curtis no le importaba, porque tenía un fuerte sentido de lo correcto.

Hoy, si no fuera el día de su boda, Elroy Lu se habría negado a aparecer en el mismo lugar que su hijo.

Pero Debbie no sabía nada de esto, solo pensó que Curtis sentía pena por ella porque su madre nunca había estado cerca de ella. Eso era todo. Por lo que decidió dejar de pensar en el asunto, no le quiso dar mucha importancia.

Cuando terminó la ceremonia de la boda, Elroy Lu, Sybil Qin y los recién casados tomaron sus lugares, y se alistaron para el brindis.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir