ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 305 Dixon y yo terminamos.

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 8336

Actualizado: 2019-09-14 00:45


Entonces, Elroy se acercó a la mesa de Carlos. Esta era la primera vez que él y Debbie se encontraban frente a frente. Tan astuto como un zorro, se mantuvo sereno cuando se paró frente a Debbie, como si simplemente estuviera mirando a una desconocida. Incluso levantó su copa y brindó alegremente por ella y Carlos.

Debbie, por otro lado, apenas pudo mantener la compostura. Después de felicitar a Curtis y a Karina, bajó la cabeza y miró el vaso de jugo que tenía en la mano para ocultar los sentimientos que su rostro estaba a punto de revelar. Permaneció en silencio, escuchándolos hablar.

Carlos sostuvo su mano con fuerza.

Elroy lo notó y entendió que Carlos no lo hacía simplemente para tranquilizarla, sino más bien para advertirle al hombre que no podría dañar a Debbie.

Cuando regresaron a casa, Debbie tuvo sentimientos encontrados.

Estaba feliz por Curtis y Karina, pero seguía triste por la historia de su vida.

Carlos la tomó en sus brazos y la besó en la frente. "Sólo duerme. Cuando despiertes, tal vez puedas resolver esto con más frescura", dijo Carlos.

Debbie estaba cansada, no podía negarlo. Así que decidió no luchar contra el sueño. Asintió con la cabeza y cerró los ojos protegida por los brazos de su marido.

Tabitha voló a la Ciudad Y para asistir a la boda de Curtis. Se quedó en East City Villa durante dos días y voló de regreso a Nueva York con las noticias del embarazo de Debbie.

Cuando se lo contó a James, él le exigió que no se lo contara a nadie más. En verdad, no le exigió, más bien le advirtió.

James tuvo que tomar medicamentos para la hipertensión tres días seguidos por la furia que le produjo la noticia del embarazo de Debbie. Lo extraño fue que él habló mucho y no hizo nada al respecto.

Poco después de la boda, Megan le pagó a la familia Zheng un millón por la lesión de Karen. Aunque le dolió eso, pero no era nada comparado con lo que Karen había tenido que pasar.

Cuando ella descubrió que Megan la había atropellado, se negó a llegar a un acuerdo.

Pero teniendo en cuenta que Megan todavía era joven y estaba relacionada con Carlos y Wesley, al final Mason decidió no ser tan cruel con ella. Sólo la retuvieron 15 días en la comisaría.

Carlos había decidido enviarla al País A cuando saliera, y le prohibió regresar a la Ciudad Y a menos que fuera un asunto de vital importancia.

Después de la boda, Curtis y Karina disfrutaron de su luna de miel. Viajaron a la región de Guilin para disfrutar de los paisa

en notar su expresión. "¿Pasa algo, Kristina?".

Los otros dos se interesaron al escuchar su pregunta. "¿Qué pasa?". Debbie preguntó.

Kristina se sirvió otro vaso de cerveza y les dijo en voz baja: "Dixon y yo... terminamos".

Todos quedaron atónitos. Dixon acababa de irse. Karen preguntó: "¿Por qué? ¿Hizo algo? Dinos. Si lo hizo, volaré a los Estados Unidos cuando esté mejor y le patearé el trasero".

Kristina sacudió la cabeza abatida. "No, él se portó muy bien conmigo. Pero simplemente las cosas no iban bien. Sólo nos separamos. No es gran cosa".

Después de la cena, Emmett llevó a Carlos al lugar donde lo esperaba Debbie. Karen se subió en el asiento del pasajero.

Como su casa estaba más cerca del restaurante, la dejaron primero.

Pero Emmett tenía que llevar a Debbie y a Carlos a casa, por lo que se sintió muy mal al tener que dejarla antes. Karen no lo dejó ir hasta que le prometió que la llevaría a comer al día siguiente.

Cuando regresó al auto, Debbie yacía en los brazos de Carlos, burlándose de su conductor. "¿Cuándo te casarás con Karen?".

Emmett le explicó todo: "Cuando termine este semestre, le propondré el matrimonio".

Debbie estaba feliz de escuchar eso. "Bueno, trátala bien o le pediré a tu jefe que te exilie al País D, escuché que el matrimonio homosexual es legal ahí, y estoy segura de que encontrarás al hombre adecuado".

"No tiene nada de qué preocuparse, señora Huo. Amo a Karen con todo mi corazón y alma".

"Jaja...", Debbie se rio complacida.

Carlos jugó con su cabello y dijo: "Yo puedo vigilarlo".

Emmett protestó en voz alta, "Ustedes dos me están intimidando. Eso no está bien".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir