ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 310 El viejo hijo de perra

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 7224

Actualizado: 2019-09-15 00:15


James se alegró al verla rendida. "No busques problemas. Recuerda que Carlos ya no está para protegerte. Matarte a ti y a tu bebé será como aplastar hormigas con los pies", siguió amenazándola.

Debbie lo maldijo con los dientes apretados, "¡Bastardo!".

Ahora que había obtenido lo que quería, James estaba muy feliz. Así que no reaccionó a sus insultos. Incluso dijo: "Cuando te despiertes, podrás verlo por última vez", como si fuera muy bondadoso.

Debbie cerró los ojos para ignorarlo. A James no le importó y salió de la habitación con sus secuaces antes de que Debbie cayera en un sueño profundo.

Cuando Debbie despertó, descubrió que estaba en una habitación al lado de la UCI. Se puso ropa quirúrgica y un cubre boca, luego se arrastró débilmente a la UCI.

Una enfermera la siguió, observándola como un halcón. En el momento en que Debbie vio a Carlos, el dolor la abrumó.

Le tomó la mano con fuerza. "Cariño, soy yo, tu Debbie. ¡Despierta! Mírame. ¡Mírame!".

Su mano se sentía helada, como si realmente estuviera muerto. Debbie se la llevó a los labios con las manos temblorosas y lo besó con amor. "Amor mío, te extraño mucho. Estoy preocupada por ti. Abre los ojos y mírame, ¿de acuerdo?".

Pero Carlos no respondió en absoluto. Estaba callado como un verdadero cadáver.

Justo cuando Debbie sintió su frente, la enfermera le recordó: "Su minuto se acabó, señorita. Por favor, salga".

'Mi... ¿minuto?'. Debbie se dio cuenta de que había cambiado su matrimonio por un solo minuto con Carlos. "¿Puedes darme unos minutos más? Necesito más tiempo", Debbie suplicó.

Sin embargo, la enfermera no cedió. La sacó de la habitación.

Cuando salió de la UCI, Debbie se sentó en la banca abatida. Hasta ahora, todavía no podía creer que Carlos se hubiera ido. Tenía que ser un truco. James estaba detrás de todo.

Pero todavía no podía creerlo. Salió del hospital por un rato. Tomó prestado un teléfono y llamó a Jeremías.

Cuando sucedió todo aquello, Jeremías estaba borracho y se quedó a dormir con un amigo. Su teléfono estaba sin batería. Cuando Debbie llamó, acababa de llegar a casa y puso su teléfono a cargar. No fue hasta

oz. Tal vez justo como Damon dijo, Curtis estaba en un avión con destino a la Ciudad Y.

Debbie presionó su cabeza contra la ventana del coche, murmurando: "A Damon nunca le caí bien. No confío en él. Le preguntaré al señor Lu cuando regrese. Es un buen tipo y no me mentirá".

Sin embargo, unos minutos después, otra gran noticia conmocionó a toda la ciudad.

Se trataba de Debbie. Y se había vuelto viral. El titular decía: "El señor Huo salió herido en el accidente. Su esposa solicita el divorcio y aborta al bebé". Leyendo más, el subtítulo detallaba cómo había muerto el asistente en la escena del accidente y ella lo había engañado. Jeremías hizo clic en el enlace para leer los detalles.

Afirmaban que después del accidente de Carlos, lo llevaron al quirófano. Mientras tanto, Debbie lo había ignorado y lo había engañado con otro hombre. E incluso había solicitado el divorcio. Más tarde, cuando descubrió que estaba embarazada, había ido al hospital para practicarse un aborto.

Como prueba, el artículo tenía fotos, lo que sorprendió a Debbie.

Una de ellas fue tomada cuando ella estaba en la cama. Estaba durmiendo en brazos de un extraño, con los hombros desnudos. La última fue tomada cuando los médicos salieron de la habitación donde se había visto obligada a firmar el acuerdo de divorcio.

Esos médicos le habían dicho a la prensa que Debbie había ido al hospital voluntariamente para practicarse un aborto.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir