ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 321 Una completa extraña

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 8166

Actualizado: 2019-09-18 00:02


"Boo... hoo... Carlos... Realmente eres tú...". Por la fragancia de su perfume, Debbie estaba bastante segura de que se trataba de Carlos. Además, sus brazos le recordaban una sensación familiar. Durante los últimos tres años, no había pasado un solo día sin que hubiera pensado en él.

Pero Carlos se sorprendió cuando ella se lanzó hacia sus brazos.

Él también podía percibir su aroma familiar.

"¡Guardias! ¡Llamen a los guardias de inmediato!". Asustado por la aparición de la extraña mujer, el hombre que estaba parado junto a Carlos le exigió a su asistente que llamara a seguridad.

"Carlos, sigues vivo...". Sin importarle todos los curiosos que la rodeaban, Debbie abrazó a Carlos con fuerza y comenzó a derramar lágrimas de alegría, simplemente no podía contenerse.

La primera reacción de Carlos fue apartarla. Pero por alguna extraña razón, no podía hacerlo.

"¡Apártenla del Sr. Huo!", dijo una mujer cercana, con su tono de voz áspero y estridente. En un instante, los guardaespaldas, que al principio dudaron, avanzaron, sujetaron a Debbie con fuerza y la arrastraron.

Sin creer lo que veía, Debbie intentó sacudirse y patear, pero todo fue en vano. "Oh, Carlos. Solo dame unos minutos, por favor. Permíteme decirte unas pocas palabras", suplicó.

En este momento, uno de los guardaespaldas la golpeó en la cara y ella lanzó un grito sordo; eso realmente la lastimó. Con esfuerzo se liberó del alcance de los guardaespaldas y corrió hacia Carlos nuevamente. "Carlos, soy yo. Debbie Nian...".

Sin embargo, la forma en que la miró Carlos fue tan fría que era imposible pensar que la conocía de alguna manera.

'¿Debbie Nian?'. La mujer que estaba de pie al lado frunció el ceño cuando escuchó el nombre.

Justo en ese momento, el auto de Carlos se acercó y se detuvo, solo unos metros de ellos. De inmediato los guardaespaldas se abalanzaron sobre ella nuevamente.

A pesar de sus protestas y su lucha, la llevaron lejos de ahí. El mismo sujeto que la había abofeteado, la golpeó con fuerza en el hombro y la lanzó al suelo con un ruido estridente.

Los guardaespaldas llevaron a la pareja al auto, como si se tratara de una operación de rescate. Cuando uno de los hombres les abrió la puerta, Carlos entró sin mirar atrás.

Debbie no podía creer lo que estaba viendo. Pudo ver a Carlos sostener la mano de aquella mujer.

Tan pronto como estuvieron dentro del auto, el conductor encendió el motor y se f

? ¿Te sientes mejor?".

Con una muñeca Barbie en sus manos, Piggy asintió y respondió suavemente: "Si tía Irene, me siento genial".

"Mi dulce niña. Piggy, podrías decirle a tu tía Irene, ¿qué le pasa a tu mami?".

Piggy sacudió la cabeza. "No lo sé. Mami ha estado actuando así toda la mañana. Incluso llamó a tía Ruby para pedirle un permiso".

Al escuchar eso, Irene volvió a poner a Piggy en la alfombra y se volvió hacia Debbie. "Deb, estoy segura de que algo te debe haber pasado. Desde que te conocí, siempre has sido una adicta al trabajo. ¿Es verdad lo que dice tu hija?".

Mientras jugaba con su teléfono, Debbie preguntó casualmente: "¿Cuándo volverá tu hermano?".

"Querida, no tengo idea. Mi hermano es un hombre extraño que no suele hablar de sus asuntos la mayor parte del tiempo".

Al escuchar eso, Debbie marcó el número de Iván.

Irene miró el nombre en la pantalla de Debbie y reflexionó sobre lo que iba a preguntarle.

"Hola, Debbie", la voz de Iván se escuchó desde el otro extremo de la línea.

Después de una breve pausa, Debbie contestó: "¿Sabes...? Carlos Huo apareció".

Desde el comienzo, Debbie nunca había tratado de explicarle a Iván los escándalos sobre su pasado. Carlos era un tema tabú en su mente. No podía darse el lujo de mencionar su nombre.

Iván estaba aturdido. Por un momento, se preguntó qué estaba pensando Debbie.

"¿Puedes ayudarme a investigar qué ha estado haciendo durante los últimos tres años?", ella preguntó.

"Ok".

"Y...", hizo una pausa por un momento antes de agregar, "Me gustaría tomarme un tiempo libre.

Necesito volver a la Ciudad Y".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir