ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 355 Millie está embarazada

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 8380

Actualizado: 2019-09-24 00:49


Al anochecer, Debbie se puso un vestido largo e informal para sacar de paseo a Harley. Agarró la correa del perro y salió.

Esta vez, cuando llegó a la planta baja, se alegró de ver que Carlos ya estaba paseando a Millie por el camino que daba la vuelta a la manzana.

Ella y Harley corrieron hacia Carlos alegremente. "¡Señor Guapo! ¡Viejo!".

Carlos se giró. Una ligera sonrisa le iluminó el rostro mientras respondía: "Oh".

'¿No podía decir algo más?', Debbie no estaba muy contenta de que Carlos fuera tan frío con ella.

"¿Qué has estado haciendo estos días?", preguntó como sin darle importancia mientras observaba a los dos perros jugar juntos.

Le sorprendió que Carlos se molestara en responderle. "Estaba en un viaje de negocios en Nueva York. Acabo de regresar esta mañana", explicó.

'Así que era eso. ¿Es por eso por lo que no me contactó?', se preguntó Debbie. "Entiendo. ¿Tienes planes para esta noche?".

"Sí". Tenía que ver a un cliente importante por la noche.

Un poco decepcionada, Debbie dijo: "Bueno, entonces nada".

Carlos se dio cuenta del atisbo de decepción que se asomaba a los ojos de Debbie.

Sonriendo, de repente la tomó en sus brazos cuando ella menos lo esperaba y la besó en los labios.

Debbie estaba tan sorprendida que no se dio cuenta inmediatamente de que los labios de Carlos estaban sobre los suyos.

Carlos no la soltó cuando terminó el beso, sino que le puso la palma de su mano detrás de la cabeza de Debbie y puso su frente contra la de ella. Jadeando suavemente, él le dijo: "Millie está embarazada".

"¿Qué?". Debbie no estaba segura de haber oído bien y parpadeó.

"Es Harley, tu perro, el que la dejó embarazada", dijo Carlos, y recordó cómo se había enterado. Fue Stephanie quien se lo dijo. Todavía estaba en Nueva York cuando Stephanie lo llamó. Se preguntaba cómo era posible que su perra hubiera quedado embarazada.

Carlos inmediatamente pensó en el perro de Debbie, Harley, que siempre molestaba y jugaba con entusiasmo con Millie cada vez que la veía. Ese perro se parecía mucho a la personalidad de su dueña: activo, entusiasta y pegajoso. Entonces Carlos pensó que debía haber sido Harley quien había dejado embarazada a Millie. Le dijo tranquilamente a Stephanie: "El hijo de Damon quiere uno de los cachorros".

"¿Q... qué? ¿Qué tiene que ver eso con el embarazo de Millie?", preguntó Stephanie algo confundida.

"Cuando Millie de a luz, le daré uno de los cachorros al hijo de Damon y otro al hijo de Curtis", dijo

cuando supo que Carlos quería el piano y que estaba dispuesto a pagar el doble por él, aceptó de inmediato.

Debbie trató de contener la emoción que explotaba en su corazón. "Entonces... ¿Qué significa esto?". '¿Me lo está dando o solo me lo está enseñando?', se preguntaba ansiosamente.

Carlos la miró de reojo. "¿Tú qué crees?".

Debbie frunció los labios y se burló a propósito, "Creo que es un buen regalo para tu prometida...".

Carlos dijo con voz severa y expresión ceñuda: "Guárdalo bien. No lo dañes, ni lo pierdas, o te haré pagar por ello".

Debbie puso los ojos en blanco. ¿Qué manera era esa de dar un regalo?

Pero como ya estaba agradecida de haber recibido algo, no quería discutir por una bobada así. Con muchísimo cuidado, volvió a colocar la miniatura en la caja de labrada y luego volvió a poner la caja en la bolsa de regalo. Luego se agarró del brazo del Carlos y se llevó su regalo feliz. "Señor Guapo, gracias. ¡Me encanta!".

Debbie se sentía muy feliz. De pronto fue capaz de ver un futuro con Carlos otra vez.

Carlos sonrió levemente y en silencio miró cómo jugaban los perros.

Después de regresar a su apartamento, Debbie se sentó en el borde de su cama y miró el piano en miniatura mientras su mente iba a toda velocidad. Pensó en muchas cosas mientras fruncía el ceño ante las cosas tristes y sonreía ante las cosas felices.

Se quedó atrapada en aquel tropel de emociones y pensamientos durante aproximadamente una hora. Cuando regresó a la realidad, volvió a colocar la miniatura en su caja.

Se puso un nuevo conjunto de ropa y estuvo lista para ir a casa de Curtis a ver a su hija, a quien echaba mucho de menos.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir