ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 369 No seas tan duro con ella

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 8294

Actualizado: 2019-09-27 01:08


"Pídele a Osmin que venga a recogerme. Tú quédate aquí y hazte cargo de lo que haya que hacer con respecto a este choque", ordenó Carlos con frialdad.

"Pero... la conductora del otro auto es la señorita Nian", respondió Frankie. Teniendo en cuenta lo que había habido entre ellos, Frankie pensó que sería mejor decírselo a su jefe.

'¿Debbie Nian?', Carlos estaba sorprendido. '¿Por qué sigue apareciendo esta mujer en mi vida así, de la manera menos esperada?'.

Mientras Frankie le decía a Carlos lo que estaba pasando, Debbie levantó la cabeza para mirar. No fue hasta ese momento cuando se dio cuenta de que había golpeado el Emperor Scaldarsi de Carlos.

Se golpeó la frente con remordimiento. '¡Estúpida! ¡Estúpida! ¡Estúpida! ¿Por qué no tuve más cuidado? Carlos me odia tanto en estos momentos que pensará que he hecho esto para llamar su atención. ¡Ay! ¡Mi cabeza!'. Olvidó que se la había golpeado contra el volante.

El parachoques delantero de su auto estaba totalmente destrozado mientras que el del Emperor solo tenía una abolladura. 'Supongo que es verdad que lo barato sale caro. El Emperor vale casi diez millones, y las reparaciones probablemente me costarán una fortuna.

¡Maldita sea! Si esto hubiera pasado hace unos días, a lo mejor me hubiera podido ir de rositas. Pero hoy es otra historia. Ahora me odia, así que a saber cuánto voy a tener que pagar por este accidente'.

Mientras que Frankie consultaba con Carlos, Debbie esperaba nerviosamente e imaginaba todo tipo de posibilidades.

Unos minutos después, Frankie estaba de vuelta. "Señorita Nian, movamos el coche fuera de la carretera primero", sugirió.

"Está bien", dijo ella sin poner objeción, ya que era lo lógico. Ya estaban los coches en cola detrás de ellos, por lo que la sugerencia de Frankie era lo mejor que podían hacer para evitar que el tráfico se congestionara. Debbie volvió a su automóvil, siguió al Emperor hasta un lado de la carretera y se detuvo.

Carlos nunca salió del auto, y fue Frankie quien habló con Debbie sobre el accidente.

"Señorita Nian, las reparaciones totalizarán más de un millón. Me temo que necesito que me acompañe al taller. A pesar de que el tiempo es dinero, el señor Huo lo dejará pasar esta vez", dijo Frankie, un poco avergonzado de mencionar un precio a Debbie, ya que sabía que Debbie y Carlos se conocían.

"Más de un millón...". Debbie pronunció desesperadamente. Ella no tenía ese tipo de dinero, ya que había gastado la mayor par

é de decirle que si el hecho de haber sido un matrimonio no era suficiente, que el hecho de que ustedes dos se hayan acostado tantas veces seguro que era motivo suficiente para perdonar las reparaciones".

Debbie siempre supo qué tipo de hombre era Yates, pero su vulgaridad todavía la sorprendía.

Con el problema resuelto, Debbie se sintió aliviada. Condujo su automóvil a un taler 4S cercana y luego se fue al hospital.

Ya que la fecha de su concierto estaba a la vuelta de la esquina, tenía que hacer algo con respecto a la marca roja y la hinchazón de su frente.

Tan pronto como se registró en el mostrador del hospital, Ruby la llamó. "Debbie, ¡buenas noticias! Las entradas para tu último concierto están agotadas. ¡Más de 20.000 boletos en menos de un segundo!", dijo emocionada, como si viera dinero volando a sus bolsillos.

Debbie llegó al consultorio. Había algunas personas antes que ella, así que tuvo que sentarse en una silla a esperar su turno. "Supongo que tengo amigos de sobrados recursos", le dijo a Ruby. Por ejemplo, cada vez que Debbie daba un concierto, Iván e Irene compraban muchos boletos y luego se los daban a sus amigos y les pedían que fueran a apoyar a Debbie.

"Pues no, esta vez te equivocas. El señor Wen no ha comprado ni un solo boleto. La gente te conoce muy bien aquí, así que...", Ruby omitió la última parte de su oración.

Pero Debbie la entendió. ella había sido la esposa de Carlos, la niña de sus ojos.

Luego, todos creyeron que ella lo había traicionado. Probablemente habría muchos anti-fans en su concierto y ella tenía que prepararse para lo que estos fanáticos enojados pudieran hacer.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir