ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 375 Mantén la cabeza fría.

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 8194

Actualizado: 2019-09-28 00:47


El escándalo de James se extendió como un incendio forestal por internet. Pronto se convirtió en el nombre que estaba en boca de todos, ya que los rumores eran jugosos. La oficina central y las sucursales del Grupo ZL se vieron inundadas de llamadas. Los culpables eran los admiradores de Carlos y varios medios de comunicación.

Todas las llamadas eran para solicitar a la junta que removiera a James y reinstaurara a Carlos como el legítimo CEO.

Los que realmente sabían lo que estaba pasando criticaron a James por arrebatarle la posición a Carlos mientras se encontraba en coma. Carlos había vuelto al trabajo por un tiempo, pero James aún se aferraba a las riendas del poder.

El departamento de relaciones públicas del Grupo ZL estaba pasando un mal rato intentando proteger el buen nombre de la compañía. El video del amorío de James ya estaba en internet. El material con contenido sexual estaba estrictamente prohibido en las redes, lo que era afortunado o, de lo contrario, la persona detrás de esto habría subido todo el video sin siquiera molestarse por pixelarlo.

Cuando Carlos se enteró, el material ya se había compartido en varios sitios de diferentes medios. Había estado en línea por cinco minutos y el escándalo se estaba extendiendo.

Carlos sabía que aquello no era normal y que había alguien detrás de todo eso. Y el propósito de esa persona era obvio: arruinar a James.

Después de ver las noticias, le ordenó a Frankie con voz tranquila: "Elimina todos los artículos. Quiero que se acabe el escándalo. Dale una buena advertencia a esos medios chismosos. Quien publique esto nuevamente perderá sus credenciales y será bloqueado en internet".

"Sí, señor Huo. Pero hay otro problema. Las líneas telefónicas están llenas de gente exigiendo una explicación y la quieren de boca del señor James Huo", informó Frankie con sinceridad.

Carlos lo pensó un poco. Luego respondió: "Ya veo. Me haré cargo de eso. Mientras tanto, descubre quién está detrás de esto".

"¡Sí, señor Huo!", Frankie asintió y se retiró para cumplir las órdenes de Carlos.

En la oficina del CEO.

¡Pum! Arrojaron una taza de té contra la pared, que se hizo añicos y cuyos fragmentos se esparcieron por el suelo.

"¡Esa perra! ¡Debió de ser Debbie Nian!, ¡Maldita seas! ¡Qué arrogancia! ¿Te atreves a tenderme una trampa?", gruñó James en un ataque de ira. En ese momento entendió que la mujer que había venido a él esa noche era parte de una

ción...", James cambió deliberadamente los puntos clave sobre la pérdida de la compañía. Conocía a Carlos, y sabía que no estaría tan dispuesto a ayudar ahora que James había lastimado a su madre.

Pero también sabía que no se sentaría tranquilamente a observar cómo amenazaban la compañía.

Carlos no respondió, pero encendió un cigarrillo. Después de aspirar una vez, dijo rotundamente: "Lo sé".

James quería recordarle que no debía dejarse engañar nuevamente por Debbie, pero sintió que al frío hombre no le interesaba escuchar una palabra más, así que no tuvo más remedio que abandonar la oficina del gerente general. No quería molestarlo más en aquel crucial momento.

Cuando se quedó solo en la oficina, Carlos sacó su teléfono celular y se concentró en un artículo de noticias.

Leyó una y otra vez la última oración del artículo: "Carlos no tiene nada que ver con el escándalo de James. Un informe de ADN revela que no son padre e hijo biológicamente".

Carlos apretó fuertemente su teléfono de la ira. Nunca se había hecho una prueba de ADN. Debbie debía de haberlo hecho en secreto.

Aunque le había dicho que James no era su padre biológico, Carlos nunca había pensado en hacerse una prueba de ADN para probarlo.

Esta mujer se había pasado de la raya. Le había tendido una trampa a James y expuso el secreto de la familia Huo, 'Sigue metiéndose en mi vida. Tendré que hablar seriamente con ella', pensó.

La verdad era que Debbie sí había solicitado la prueba de ADN. Se habían quedado dormidos y abrazados aquella noche en su habitación, así que no había sido difícil para ella obtener algunos cabellos.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir