ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 378 Matar a dos pájaros de un tiro

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 7638

Actualizado: 2019-09-29 00:15


La puerta del apartamento se abrió de golpe. Para sorpresa de Debbie, vio a Megan y a Stephanie de pie en la puerta, ambas con expresiones oscuras. No esperaba verla en el departamento de Megan.

'Entonces, ¿qué tanto habrá escuchado Stephanie? Está bien, así mataré dos pájaros de un tiro y ahorraré tiempo', pensó.

"No la escuches, tía Stephanie, es una mentirosa. El tío Carlos no podría haber...". Megan se detuvo de pronto cuando vio que Debbie escondía algo bajo su bufanda, cuando ella se destapó, observaron los chupetones que tenía en el cuello.

Debbie tenía una sonrisa de presunción, ignoró la conmoción que ocasionó y caminó hacia la sala. Llevaba un bolso de diseñador en la mano y un vestido nuevo, todo lo había comprado con el dinero de Carlos, y antes de dejar el bolso sobre la mesa, sacudió y sopló el polvo con exageración.

"¿A qué diablos viniste?", Megan preguntó sin dejar de ver el bolso azul, conocía perfectamente la marca. Era la última edición de una marca de un diseñador internacional.

Y no fue la única que lo reconoció, también Stephanie. Después de todo, habían crecido en un círculo de clase alta, las marcas de lujo eran comunes en un mundo como el de ellas.

Las dos mujeres calcularon de inmediato el precio del bolso y supusieron que al menos costaría ocho cientos mil dólares.

Megan no podría pagarla, Stephanie quizá, pero igual le afectaría mucho gastar tanto en un bolso. Para pasar más tiempo con Carlos, ella había renunciado a algunos de sus cargos dentro de la estructura corporativa y también había dejado algunos comités y publicaciones del consejo. En consecuencia, su ingreso anual había disminuido a un tercio del anterior.

Por lo tanto, no podía malgastar dinero como antes, incluso comprar un bolso de lujo era un gasto difícil.

"Vine de visita, Megan. Quería verte, pero no esperaba encontrarme con la señorita Li también", dijo Debbie mientras escaneaba discretamente el apartamento.

"Parece que estás tratando de usar a Carlos para derrotar a Megan, ¿estoy en lo cierto?", Stephanie preguntó con calma.

"En realidad no, pero ahora que lo mencionas, se pone divertido si tú estás aquí", dijo Debbie mientras ponía la mano derecha en su barbilla y miraba a Stephanie de forma juguetona.

Megan se mordió

s.

En el vídeo, un par de personas, un chico y una chica, se arrodillaban y suplicaban: "Por favor, déjenos ir, Megan nos pagó. Megan... este... Megan Lan. Ella nos pidió que buscáramos personas que pudieran lanzarle huevos a Debbie. Nos dijo que nos pagaría, yo sólo necesitaba el dinero...".

Megan palideció de repente. "¡Mierda! Yo no fui, ¿estás tratando de incriminarme? ¡Eso es muy bajo!".

"¿Incriminarte?". Debbie guardó su teléfono, "Tú eres la experta, tú deberías saber. No te pido mucho, sólo bebe lo que hay en este tazón, o...". Debbie la miró con ojos amenazadores, sacó un cuchillo del otro bolsillo y lo colocó sobre la mesa. "O las cosas se pondrán un poco difíciles".

En este punto, incluso Stephanie comenzó a perder la compostura cuando vio el cuchillo, tenía los ojos llenos de miedo. '¿Qué demonios? ¿Es una psicópata?'.

Con pánico, regresó rápidamente a la sala y sacó su teléfono del bolso. Iba a llamar a Carlos para pedirle ayuda, pero Debbie se dio cuenta y le dijo, "Adelante, llama a Carlos, él no te ayudará", dijo con firmeza.

Stephanie la fulminó con la mirada. Sin otra persona a quien recurrir, llamó a Carlos.

Debbie sacudió la cabeza, desenvainó el cuchillo afilado y extendió el brazo. Colocó la punta del cuchillo en la garganta de Megan. La reina del drama lloró de terror. Mientras tanto, Carlos contestó el teléfono, y lo primero que escuchó fueron los gritos de Megan.

Un poco desconcertado, frunció el ceño y preguntó con preocupación: "¿Qué está pasando?".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir