ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 383 ¿Padrino

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 7535

Actualizado: 2019-09-30 00:21


Mirando el cuenco vacío que tenía Carlos delante, Piggy dijo alegremente: "Tío Carlos, ¿te gustan los wontons?".

Carlos asintió, "Sí. Están ricos". Luego comenzó con los noodles.

Debbie salió de la cocina con un delantal, sosteniendo un plato lleno varios tipos de fruta en rodajas. "Toma Piggy, come un poco de fruta con el tío Carlos. Te compré tus cerezas favoritas".

"¡Gracias, mami!". Piggy se puso de pie y salió disparada hacia el baño para lavarse las manos.

Colocando el plato sobre la mesa, Debbie siguió a Piggy al lavabo. "Espera, cariño. Mami tiene que abrir el grifo".

Carlos no pudo evitar sonreír al verlas caminar juntas hacia el lavabo.

Piggy fue la primera en regresar al comedor. Tomó una cereza del plato, se puso de puntillas y se la llevó a los labios a Carlos. "Tío Carlos, toma, come esto. Es lo que más me gusta".

Debbie acababa de entrar al comedor y conociendo la obsesión de Carlos por la limpieza, se apresuró a detener a Piggy. "Piggy, dáselo a mami. El tío Carlos está comiendo fideos. No puede comer cerezas mientras come fideos, ¿verdad? Pero puedes guardarle un poco para luego".

Piggy miró a su madre confundida. "Fideos y cerezas. Comer las dos cosas. Tú lo haces".

Debbie no sabía ni qué decir. No esperaba que Piggy tuviera tan buena memoria.

Mientras intentaba encontrar otra excusa, Carlos levantó la mano de Piggy, bajó la cabeza y se comió la cereza. Después de comerlo, miró a Piggy levantando el pulgar. "¡Guau, está muy rico! Gracias, Evelyn, Eres una niña buena".

De nuevo, Debbie no sabía cómo responder. '¿O sea que ya no es quisquilloso? ¿O solo es así con Piggy?'.

Después de devorar los fideos, Carlos comenzó a comer las frutas con Piggy. Debbie volvió a la cocina para limpiar los platos y Piggy, de repente, le preguntó a Carlos: "Tío Carlos, ¿tú tienes hijos?".

"No". Carlos tomó una fresa con un tenedor de fruta y se la llevó a los labios a Piggy. De alguna manera, le encantaba darle de comer. Piggy le parecía la niña más adorable del mundo y deseaba tanto poder tener una hija como ella.

"Tío Carlos, ¿puedo llamarte papi? Ya tengo a papá Iván, a papá Yates...", dijo Piggy mirándolo esperanzada. Realmente le gustaba mucho Carlos.

Debbie, que estaba tod

omate, Debbie tartamudeó: "No... Me di contra la puerta".

Piggy asintió y sopló sobre sus labios. "Mami, ¿estás bien ahora?".

Debbie casi se conmovió hasta las lágrimas. Acarició la cara regordeta de Piggy y dijo: "Sí, cariño, estoy bien ahora. Gracias, mi niña".

"Mami, ¿dónde está el tío?". Piggy miró hacia la puerta de la habitación.

Debbie se mordió los labios inferiores y tartamudeó: "Él... saldrá en un momento".

'¡Gracias a Dios que Piggy es solo una niña y no sabe nada!', pensó.

Después de calmarse, Carlos salió de la habitación y se encontró a Piggy, que lo estaba esperando en la puerta. Al verlo, ella levantó la cabeza y dijo con una amplia sonrisa: "Tío Carlos, ¿quédate?". La pequeña señaló el otro dormitorio. "Ahí. Papá Iván estuvo allí".

Debbie quedó sin palabras.

'¿Cuándo durmió Iván aquí?', Carlos se encolerizó al oír lo que dijo Piggy y lanzó una mirada asesina a Debbie. Luego agachó y miró a Piggy. "Evelyn, ¿tu papá Iván durmió con mamá? ¿O durmió solo?".

"¡No la metas en esto, pervertido!", espetó Debbie.

"¡Cállate!", Carlos replicó bruscamente. Si Debbie e Iván habían dormido juntos, se juró a sí mismo que la castigaría hasta hacer que no pudiera levantarse de la cama mañana.

Debbie hizo un mohín y pensó: '¡Es tan malo! ¡Cuando recupere la memoria, me las va a pagar todas juntas!'.

Piggy miró a Carlos y respondió sincera: "Papá Iván es un hombre. Un hombre no puede dormir con una mujer en la misma habitación. ¿No sabías eso?".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir