ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 389 Una mujer que no se comporta

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 8460

Actualizado: 2019-10-01 00:26


"Pero...", Kinsley continuó después de reflexionar sobre la imágen de Stephanie: "No estoy interesado en ella. Las mujeres adineradas suelen ser aburridas".

"Eso no es cierto. Quiero decir, ella podría ser diferente. No se puede juzgar a una persona solo por su condición social. ¿Y si la encuentras atractiva?".

"Entonces tendré que rechazarte de inmediato. Si me enamoro, tendré que casarme. ¡De ninguna manera!". Kinsley rechazó la idea apresuradamente. Se solían decir que el matrimonio era la tumba del amor. Kinsley solo tenía treinta y un años. Todavía no estaba listo para eso.

Debbie puso los ojos en blanco. "Solo inténtalo, para ver si tu encanto funciona con ella, ¿de acuerdo?".

"¿Qué pasa si a Carlos realmente le importa la mujer? Escuché que se van a comprometer en dos semanas".

"Por eso el tiempo apremia. Tienes que alejar a Stephanie de Carlos antes de su ceremonia de compromiso. Sedúcela, cortéjala, haz lo que sea necesario para que se enamore de ti y lo abandone a él". Luego Debbie se volvió hacia Ruby, que había estado comiendo en silencio, y le preguntó: "¿Me estoy extralimitando?".

Ruby conocía un poco del pasado de Debbie y Carlos. Sacudió la cabeza y le respondió: "Ella te robó el amor de tu vida. No merece tu piedad. No seas débil".

Las palabras de Ruby funcionaron como un hechizo y la culpa de Debbie desapareció al instante.

Kinsley suspiró cuando escuchó a Ruby, luego levantó su vaso y le dijo a Debbie: "¡Tomemos un trago!".

Aunque no lo expresó en voz alta, Debbie sabía que acababa de aceptar hacerle el favor. Su estado de ánimo mejoró por montones. "¡Sí!, ¡bebamos hasta más no poder!".

Como resultado de esa reunión, Debbie llegó a los titulares una vez más.

En la mansión, Carlos miraba sombríamente la pantalla de su teléfono, que mostraba las últimas noticias de entretenimiento.

El titular decía: "Kinsley y Debbie en una cita. Su relación finalmente se hace público", más abajo había nueve fotos. Algunas las habían tomado cuando entraban al restaurante, y el resto mientras salían juntos. Según las fotos, habían entrado por separado, pero cuando se fueron, el brazo de Debbie estaba envuelto alrededor de la cintura de Kinsley, y el hombre tenía su brazo alrededor de su cuello. Se veían muy cercanos.

En realidad, estaba demasiado borracho como para meterse en su auto y Debbie lo estaba ayudando.

Sin embargo, los reporteros crearon una gran historia. Kinsley era una superestrella en el mundo del espectáculo, y los chismes sobre Debbie nu

abían hecho presencia en un parque de diversiones de Disneyland. Carlos sostenía a la niña suavemente, con tanto cuidado que muchas mujeres se sintieron aún más atraídas por él.

Además, aunque había hecho todo lo posible por ser discreto, los periodistas los notaron debido a su destacada presencia. Todos tenían curiosidad por la niña que estaba cargando.

Los medios intentaron averiguar quién era, pero no encontraron nada. Algunos tenían la intención de indagar más que otros, pero el asistente de Carlos les envió una advertencia oportuna, por lo que tuvieron que detenerse.

Algunos aficionados también intentaron averiguar más, sin embargo, todo lo que podían ver en la foto era la ropa y la cara de la niña pixeladas, con rasgos borrosos.

Algunos de los visitantes del parque de diversiones también habían reconocido a Carlos y le habían tomado algunas fotos. Pero antes de que pudieran publicarlas, los guardaespaldas de Carlos los obligaron a eliminar todas las imágenes.

Poco después de que saliera la noticia, James llamó a Carlos. "Hijo, ¿quién es la encantadora niña en tus brazos? Nunca la había visto antes", preguntó, fingiendo un tono casual, pero en realidad estaba sudando de los nervios. '¿Será hija de Debbie? ¿qué haré si lo es?'.

Al recordar la advertencia de Debbie sobre James, Carlos respondió casualmente: "Es la hija de un cliente que está ocupado con algo de trabajo. Así que la estoy cuidando unos días".

Limpiándose el sudor de la frente, James dijo: "Me preguntaba si tenías una hija ilegítima, jaja", se rio torpemente. "Carlos, es hora de que tengas un hijo con Stephanie. Me encantaría tener un nieto", instó, como un padre cariñoso.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir