ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 399 ¿Qué tal una chuleta de cerdo

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 8490

Actualizado: 2019-10-04 00:12


"No, no te molestes". Carlos tiró el pañuelo usado a la basura y preguntó sencillamente, "¿Algo más?".

"No...", negó con la cabeza Debbie.

Carlos se puso de pie y se alisó la corbata antes de salir del reservado de la cafetería.

Una vez que él se hubo marchado, Debbie sin ganas volvió a tomar asiento. 'Ese hombre puede llegar a ser verdaderamente cruel cuando ya no te ama'.

Sin embargo, Debbie todavía insistía en prepararle el almuerzo todos los días. Pero le había pedido a Frankie que se lo entregara a Carlos en lugar de esperarlo en el café.

Esto duró un par de días.

El decimosexto día, Debbie fue a un centro comercial cercano y le compró un regalo. Compró dos tazas. Después de regresar a casa, guardó una de ellas en su apartamento y empacó la otra en la bolsa de regalo. Llevando la lonchera, se dirigió a la empresa.

Estaba lloviendo cuando llegó al Grupo ZL.

Se quedó afuera, esperando a que Frankie bajara como siempre. Sin embargo, Frankie parecía estar ocupado ese día, así que después de esperar unos minutos, Debbie no tuvo más remedio que dejar la lonchera en la oficina de Carlos ella misma. No quería que la comida se enfriara. Después de ponerse las gafas de sol, entró al edificio con un paraguas en una mano, y la bolsa de regalo y el almuerzo en la otra.

Llamó a Frankie. Con su ayuda, ella llegó fácilmente al piso donde se encontraba la oficina del CEO.

La última vez que Debbie había visitado este lugar fue hace tres años. Cuando pasó por el área de trabajo, vio muchas caras desconocidas. Ese era el lugar donde Emmett, Tristán y los otros asistentes solían trabajar.

Mismo lugar, diferentes personas.

Al oír el sonido de los tacones altos de Debbie, una asistente vino a recibirla con una sonrisa amable: "Hola, ¿es usted la Srta. Nian?".

"Sí, estoy aquí por el Sr. Huo".

"Por favor sígame". La asistente llevó a Debbie a la oficina del CEO y llamó a la puerta.

Después de recibir la señal para hacerla pasar, la asistente abrió la puerta e informó: "Sr. Huo, la señorita Nian está aquí".

Tan pronto como Debbie puso un pie en su oficina, vio a Stephanie.

Carlos estaba sentado en su silla mientras Stephanie estaba parada a su lado, sosteniendo un documento en su mano. Parecía que estaban hablando de trabajo.

Debbie quería darse la vuelta y salir corriendo de allí.

Necesitaba reunir mucho valor para entrar. Tenía miedo de derrumbarse y humillarse.

Carlos levantó la cabeza para darle un vistazo a Debbie, que estaba de pie junto a la puerta y no dij

Pero Debbie no respondió.

Toda la tarde, mientras trabajaba, él mantuvo la vista en su teléfono. Sin embargo, no recibió ninguna respuesta de ella.

Finalmente perdió la paciencia y comenzó a revisar sus Momentos en WeChat.

Se sorprendió al encontrar una actualización que ella había publicado alrededor de las dos de la tarde. "No puedo controlar lo que siento por ti. Pero ya no esperaré nada de ti".

Debajo del mensaje estaban algunas fotos del almuerzo que había cocinado. Guisantes verdes fritos, champiñones y brócoli fritos, costillas de té dulce, albóndigas de arroz y un plato de sopa de pescado.

Él adivinó que era el almuerzo que ella le había traído antes.

Molesto, bloqueó la pantalla del teléfono y se paró frente a la ventana. Encendió un cigarrillo y dio una calada.

Fue entonces cuando se dio cuenta de que estaba lloviendo afuera.

Revisó la aplicación del clima en su teléfono. Mostraba que había comenzado a llover desde el mediodía y que seguiría lloviendo hasta el anochecer.

'Debbie llegó alrededor de la una. ¿Vino a traerme el almuerzo con esta lluvia?'.

Durante un rato sostuvo el cigarrillo entre el dedo índice y el pulgar sin dar ninguna calada.

El cigarrillo se consumió y se quemó un poco sus dedos, lo que finalmente lo devolvió a la realidad.

Después de apagarlo en el cenicero, Carlos tomó su abrigo y salió de la oficina.

Tan pronto como salió, Frankie se acercó trotando y le recordó: "Sr. Huo, usted tiene una cita con el Sr. Wang más tarde".

"Cancélalo".

"Y... ¿la siguiente reunión?".

"Cancela todo". Sin perder más tiempo, Carlos entró en el ascensor y bajó al estacionamiento. Se subió a su auto y se fue.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir