ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 414 ¿Podrías hacerme un descuento

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 7252

Actualizado: 2019-10-08 00:02


Elmer volvió a vaciar su vaso, Debbie no le prestó mucha atención, pensó que le gustaba el alcohol. Pero vaya que podía beber. Después de volver a llenar el vaso, ella señaló dos platos que había pedido y cortésmente dirigió su atención hacia ellos.

Elmer comió un poco. "Entonces, ¿por qué conoce al señor Huo y al señor Wen?", él preguntó de la nada.

Debbie estaba sorprendida. 'Los hombres también podían ser chismosos', pensó.

Comió y sonrió, "Pensé que todos sabían sobre mi relación con el señor Huo, soy su ex esposa y el señor Wen es mi amigo y mentor, me ayudó a impulsar mi carrera como cantante. Gracias a él, firmé con Star Empire".

Casi nadie sabía que ella e Iván se habían casado.

En realidad, Elmer sabía sobre Debbie y Carlos, todos en la Ciudad Y lo sabían. Carlos había comprado una vez un reloj extremadamente caro en una exposición para disculparse con ella, Elmer estaba allí y lo había visto todo.

Había preguntado para ver si contestaba sinceramente y resultó que ella era honesta, así que había ganado unos puntos. "¿Por qué se separaron?", volvió a preguntar el hombre. Al ver que Debbie dejó de sonreír por un momento, dijo: "Por favor, no te ofendas, sólo tengo curiosidad. El señor Huo es un gran tipo y tú también pareces agradable. ¿Qué salió mal?", Elmer la presionó.

En realidad, estaba pensando: 'Si esos dos vuelven a estar juntos y Debbie sigue respaldando nuestros productos, eso generará más dinero'.

"Razones personales, no tengo ganas de hablar de eso, mejor hablemos de otra cosa". La verdad era tan salvaje como indicaban los rumores. No conocía tan bien a Elmer y su vida personal era privada, no la compartía con cualquiera.

"Está bien, bebamos", dijo él con una sonrisa.

'¿Otro? ¿Cuántos vasos aguanta este tipo?'. Debbie se dio cuenta de que habían estado bebiendo sin parar, Elmer le dijo que sólo tenía veinte minutos, pero la cena había durado tres horas. Cuando terminaron de cenar, ya se habían terminado una botella de la reserva privada, aunque no abrieron la otra botella. Para complacerlo, Debbie se la regaló, él sonrió de oreja a oreja y acunó en sus brazos la botella de platino y oro con

ra conversar por vídeo con Piggy.

Mientras hablaban, Elsie asomó la cara en el marco. "Debbie, ¿qué están haciendo Iván y tú? ¿Por qué no están de luna de miel?". Presentía que algo no estaba bien.

Debbie sintió un vuelco en el corazón cuando escuchó eso. "Me estoy preparando para mi gira, se requieren muchas cosas para organizar un concierto y además la compañía de Iván está en expansión. Aunque aceptó estar en la gira, mamá, no te preocupes por nosotros".

"De acuerdo, cuídense porque quiero una nieta tan linda como Piggy". Para evitar que la niña la oyera, Elsie se había llevado el teléfono a otro lugar y lo dijo susurrando.

Debbie entendió que no quería lastimar a su hija. Elsie era genial con ella y Piggy. Sin embargo, ella e Iván le habían estado mintiendo sobre su matrimonio, por esa razón, se sentía mal. ¿Pero qué podía hacer? "Lo sé, mamá, gracias por cuidar a mi hija".

"Ni me lo digas, Piggy es mi nieta ahora". A Elsie siempre le había agradado la pequeña, y ahora que la linda niña se había convertido en su nieta, no podía estar más feliz.

Debbie sintió que las lágrimas brotaban de sus ojos. "¡Gracias, mamá!", dijo.

Sólo había llamado mamá a dos mujeres: Tabitha y Elsie.

Tabitha ya no le hablaba, porque la habían internado. Debbie había estado pensando en visitarla, después de todo, había sido amable con ella, al menos por un tiempo. Además le había dado una reliquia familiar: las pulseras.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir