ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 423 Puta

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 6806

Actualizado: 2019-10-10 00:02


"¡Mmm! Esto está buenísimo. ¿Otro más, por favor?", le suplicó Debbie con una expresión de esperanza mientras apoyaba la mano contra la barbilla.

Kinsley sacudió la cabeza. "Lo siento, pero solo hay diez, y Niles ya se tomó dos. ¿Por qué no comparten uno tú y tu esposo?".

Resultó que Carlos y Stephanie andaban por allí y oyeron lo que había dicho Kinsley.

Blair le ofreció su coco helado a Debbie y le dijo: "Debbie, toma este. Yo beberé otra cosa".

Debbie inmediatamente sacudió la cabeza. "¡Vamos! Solo estaba bromeando. Tú bébete el tuyo. Hace tanto calor que necesitas uno para refrescarte. Kinsley, pide más por favor".

Kinsley llamó a un camarero y le pidió que pusiera más cocos a helar.

Mientras tanto, Blair tomó un sorbo de su agua de coco y se le iluminaron los ojos al tiempo que exclamaba: "Me encanta. No me extraña que quieras otro, Debbie".

"¡Exactamente! Chicas, vamos a nadar". Debbie se quitó la toalla de baño y reveló un bikini rosa con un estampado azul.

Karen también se quitó la toalla y llevaba un bikini negro.

"¡Guau! ¡Debbie, Karen! ¡Ustedes chicas tienen todo en su sitio!". Kinsley les silbó.

Los ojos de Niles se iluminaron también y dijo: "¡Petardita! ¡Estás llena de sorpresas! Hola Karen, ¿quieres jugar a los médicos?".

Debbie le dio una patada en la pierna a Niles y levantó el puño para amenazarlo. "Eh, es mi mejor amiga. ¡Muestra un poco de respeto!".

Niles se puso los brazos alrededor de la cabeza para protegerse y dio un paso atrás. Fingiendo tener miedo, dijo: "Como me des otra como esa también me hará falta un médico. Seré bueno".

Kinsley se rió a carcajadas y bromeó: "¡Cobarde! Debbie, vamos a nadar. Carlos, Wesley, ¿vienen con nosotros?".

Wesley y Carlos asintieron, se quitaron las toallas y fueron todos juntos hacia el mar.

Stephanie, que estaba hablando por teléfono, tuvo que colgar rápidamente y seguirlos.

Los hombres comenzaron a nadar, mientras que Blair le susurró al oído a Debbie: "¡Tienes tanta suerte! Yo también quería ponerme

se nadando y finalmente llegar a la playa.

Stephanie se acercó a Debbie y la miró mientras decía: "Estás casada".

Sin saber lo que Stephanie quería hacer o decir, simplemente preguntó con indiferencia: "¿Y bien?".

"Iván no te ama", se burló Stephanie. Nunca había visto a Iván y a Debbie besándose, abrazándose o enrollándose. En público, parecían un matrimonio de ancianos.

En lugar de enojarse, Debbie sonrió y respondió: "Carlos tampoco te ama".

"Lo sé. Pero él siempre será mío", dijo Stephanie con confianza.

Debbie soltó una risita. "Lo dudo". Ella iba a hacer todo lo posible para que Carlos volviera con ella.

"Parece que tienes un plan", dijo Stephanie con voz fría.

Mientras jugaba con la arena, Debbie dijo con indiferencia: "¿De qué otro modo podría ser? Recuperaré lo que legítimamente me pertenece".

"¡Demasiado tarde!", dijo con firmeza Stephanie.

"¿Demasiado tarde?", se burló Debbie. Estaba aún más atractiva luciendo aquella encantadora sonrisa en su rostro. "Carlos pasará conmigo esta noche".

"¡Debbie Nian!", dijo Stephanie con los dientes apretados. "¡Eres una puta de cuidado!".

Debbie se enfureció al instante, pero hizo todo lo posible para no perder los estribos. "¿Yo soy una puta? Yo diría que la puta eres tú, que me robaste a mi marido mientras sufría de amnesia. O mejor que puta, ladrona".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir