ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 430 Se acerca un peligro

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 7835

Actualizado: 2019-10-11 02:56


Carlos miró a Debbie confuso.

"Stephanie está muy enojada. ¿Te importa?", le preguntó ella. 'Si le importa, eso significa que la ama', pensó.

Antes de que Carlos pudiera decir algo, Debbie oyó un ruido. Vio a Stephanie por el rabillo del ojo.

"¡Shh, calla!", le dijo a Carlos llevándose el dedo a los labios. Luego se puso de puntillas y lo besó en los labios.

Después de la discusión, Stephanie se sintió mal por su arrebato. Ahora ya no estaba enojada con Carlos, y había regresado para hablar con él en tranquilamente, sin discusiones ni gritos. Sin embargo, ahora veía a Carlos y a Debbie besándose. Tenía las manos en los bolsillos apretando los puños.

'¿En serio? ¡Tienes unos huevos de acero, Debbie!', pensó apretando los dientes.

Carlos también la había oído acercarse. Pero cuando él y Debbie se besaron, los pasos retrocedieron y ya no se oyeron más.

Carlos miró a Debbie, que todavía lo besaba con los ojos cerrados, y entonces se dio cuenta de lo que ella estaba haciendo. Sintió que lo estaba usando para hacer enojar a Stephanie.

Esa noche, Debbie estaba de mejor humor de lo que había estado en mucho tiempo y tuvo un sueño increíblemente reparador. Se habría acostado con Carlos si no hubiera estado preocupada por Karen.

Al día siguiente, fueron a una isla cercana para explorar un poco. En el camino de regreso, las chicas una vez más se sintieron atraídas por el mar, que cambiaba de color entre el verde y el azul mientras observaban. Querían jugar en el agua. Los hombres ya se habían cansado del mar, pero tenían que complacer a sus mujeres.

Kinsley se bebió una lata de Coca-Cola y le dijo a Stephanie: "El señor Huo parece cansado. ¿Qué te parece si yo te enseño a nadar?".

Carlos lo miró de reojo. '¿Cansado yo? Y una mierda', pensó.

Stephanie mantenía a Carlos y a Debbie bien vigilados por si Debbie intentaba seducirlo de nuevo. Así que desde luego que ella no se iba a ir a nadar con Kinsley. Eso le dejaría a Debbie demasiado tiempo a solas con Carlos. "Estoy bien así. No me gusta mojarme", dijo ella rechazándolo.

Kinsley se levantó de su silla e ignorando su negativa, la agarró de la muñeca e insistió: "Será divertido. Vamos". Luego se volvió hacia Carlos. "No te importa, ¿verdad?", preguntó.

"No", respondió Carlos con indiferencia.

Como su prometido había aceptado,

enía algo de emocionante.

Debbie se aferró a la barandilla y sonrió al mar. El viento del mar lamió sus mejillas. La vista era impresionante y se sentía fantástica.

Carlos se colocó detrás de ella, su cuerpo cerca, las manos junto a las de ella.

En un instante, la tomó en sus brazos.

Debbie apoyó la cabeza sobre su hombro y dijo: "Ten cuidado. Vamos un poco rápido".

"De acuerdo". Él puso su mejilla contra su largo y brillante cabello. Nunca se cansaba de su aroma.

Comenzó a lloviznar de repente y empezó a levantarse un viento de proa. El crucero se sacudió más violentamente. El mar se tornó tormentoso y el bote subía y bajaba las olas una y otra vez.

A Debbie le alcanzó una ola y comenzó a preocuparse. Rápidamente, el cielo se había oscurecido ostensiblemente.

Debbie estaba asustada. Agarró a Carlos y le dijo: "¿Podrías decirle al piloto que reduzca la velocidad?".

Carlos se aferró a la barandilla con una mano y le pasó el otro brazo por la cintura. "No te preocupes", la tranquilizó.

'Algo no va bien', pensó Carlos frunciendo el ceño.

El bote estaba zarandeado de un lado a otro y se escoraba como un loco. De repente, Debbie vio a dos hombres escondidos en la parte de popa.

El bote viajaba cada vez más rápido y la cubierta estaba resbaladiza. Incluso a Carlos le costaba mantener el equilibrio. Pero de alguna manera, logró llevar a Debbie al camarote.

Debbie también tenía un mal presentimiento. Después de sentarla en una silla, Carlos miró alrededor y vio que se habían llevado los chalecos salvavidas.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir