ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 447 El Pasado

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 7105

Actualizado: 2019-10-14 01:10


El abuelo de Debbie buscó a Decker hasta el día de su muerte. Fracasó y murió de tristeza. Más tarde, Arturo luchó valientemente contra una enfermedad terminal y también murió. Las astronómicas facturas médicas arruinaron a la familia Nian. Debbie vivió la riqueza y el poder hasta los diez años. Pero después lo perdió todo.

Cuando acabó de escuchar toda la historia de Ramona, Debbie no dijo nada, perdida como estaba en sus pensamientos.

No esperaba que la historia sobre su pasado fuera tan... triste. Triste y molesta.

"Eres lo suficientemente fuerte como para saber la verdad y hacer algo al respecto. Tú y el señor Huo...". A Ramona se le rompió la voz. Después de una breve pausa, agregó: "Ahora que el señor Huo está de tu lado, Elroy no puede hacerte nada. Curtis también está con nosotras. Pero Elroy nunca ha intentado meterse con Curtis, por lo que no puede hacer otra cosa que mantenerse alejado".

Ahora Debbie entendía por qué Curtis siempre había sido tan amable con ella. No era solo porque él era su tío, sino también porque se sentía mal por ella.

Cuando Debbie se quedó allí sentada en silencio, Ramona suspiró impotente. Cogió la bolsa de regalo que había traído. "He visto a muchas madres e hijas usar la misma ropa. Quiero hacer lo mismo contigo. Feliz cumpleaños, Debbie".

Colocó la bolsa frente a Debbie y la miró por última vez antes de dirigirse a la puerta.

Debbie no le pidió que se quedara, ni dijo nada.

Solo se quedó allí sentada un largo rato. Finalmente, levantó la bolsa y sacó los vestidos para mirarlos. Había varios de diferentes estilos, que se adaptaban bastante bien a una mujer joven. También había etiquetas de diseño y esos no eran baratos.

'Ella debe tener vestidos exactamente iguales', pensó.

Debbie yacía en su cama, mirando al techo. Eran más de las 2 de la mañana, pero no podía conciliar el sueño.

'¿Debería perdonarla? No parece que ella tuviera muchas opciones.

Y lo de Decker tiene más miga de la que aparenta. Él me está ocultando algo...'.

El timbre sonó y la sacó de su pensamiento.

Frunció el ceño y se preguntó quién podría ser. '¿

i lo fuera, nada de esto hubiera sucedido y estaría con Carlos".

"¡Apártate! ¡Me largo!". Impaciente, Decker levantó las manos para hacerla a un lado.

Debbie dio un paso atrás para evitarlo. "¿No quieres hablar? No puedo forzarte. Pero escucha a Carlos. Es más fuerte con Yates que yo. ¿No tendría más sentido trabajar con él que contra él?"

"¿Qué relación hay entre Yates y tú? ¿Por qué no lo mencionaste antes?", Decker preguntó con el ceño fruncido.

"¿Por qué iba a mencionarlo? Apuesto a que no sabías que fue a uno de mis conciertos".

"No tenía ni idea", respondió Decker. Él ni siquiera sabía dónde estaba en aquel momento, o qué podía haber estado haciendo.

"¡Olvídalo! Regresa a la cama o haré que Carlos te investigue", dijo.

"Oh, déjalo ya hermana. No le tengo miedo", dijo Decker enojado.

Debbie se encogió de hombros y dijo: "Ni lo sé, ni me importa. A la cama".

"¡Tú!" Decker no sabía cómo responder.

"¡Buenas noches!", dijo ella y luego regresó a su habitación.

Decker, que se quedó solo en la sala de estar y se sintió impotente. '¡Ugh! ¡Ella es imposible!', lloró en su mente.

Iván abrió la puerta para que Karen se subiera a su automóvil. Ambos sonrieron después de abandonar el Club Privado Orquídea.

Karen estaba de buen humor esta noche y bebía mucho con Debbie. No había visto a su amiga en mucho tiempo, ni recordaba la última vez que se había reído tanto.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir