ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 451 Soy tierno únicamente contigo

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 8177

Actualizado: 2019-10-15 00:31


Después de colgar, Debbie regresó a su habitación privada. Después de todo, seguía siendo una persona interesante y esa era la mejor manera de impulsar su carrera. Estaba a punto de doblar en una esquina cuando escuchó a algunas mujeres charlando cerca. Una mujer dijo con una voz llena de admiración: "Eres la mujer más afortunada del mundo, Stephanie. Estás a punto de casarte con el señor Huo, y se preocupa tanto por ti".

"Eres tan afortunada como yo. Salgamos a comer. ¿Qué tal el Club Privado Orquídea? Llamaré a Carlos y le pediré que me preste su salón privado", anunció Stephanie en un tono orgulloso.

"¿De verdad? El salón privado del señor Huo? ¡No veo la hora!", exclamaron las otras mujeres. Sus aclamaciones reverberaron por el pasillo.

Mientras Debbie escuchaba, parecían acercarse. Doblaron en la esquina y se encontraron cara a cara con ella. Eran unas cuatro mujeres. Los amigas de Stephanie se sorprendieron al ver a Debbie. Una de ellas le susurró a las demás: "Esperen... ¿no es esa Debbie Nian?".

"¿La cantante?, sí, se parece a ella. Escuché que ella y el señor Huo...", susurró otra mujer, guiñándole un ojo a su amiga. Por consideración con Stephanie no terminó su oración, pero todas habían entendido lo que quiso decir.

Los ojos de Debbie y Stephanie se encontraron. Debbie estaba enojada con Carlos hace un momento porque había cambiado el apellido de su hija en un formato sin consultarle. Pero en ese momento mostró una significativa sonrisa

De la cual Stephanie solo sintió provocación. Frunciendo el ceño, pasó junto a Debbie. Ninguna de las dos habló.

Cuando Stephanie y sus amigas entraron al elevador, Debbie sacó su teléfono, desbloqueó el número de Carlos y lo llamó.

Apenas Carlos entró en la sala de reuniones, sonó su teléfono. Lo conocían como un hombre frío y sin emociones, pero una sonrisa apareció en su rostro cuando vio el identificador de llamadas. Respondió el teléfono y salió. "Hola", dijo suavemente. Había cambiado considerablemente su tono. El resto de los asistentes a la reunión se miraron asombrados. Nunca habían visto a su jefe tan tierno.

"¿De verdad era él?, nunca lo había escuchado hablar así". "¿Quién lo llamó?, ¿la señorita Li?", alguien más preguntó.

"¡Jaja!, ¡por supuesto!, ¿alguna vez has escuchado al señor Huo hablarle de esa forma a la señorita Li?".

"Tiene que ser ella, después de todo es su prometida, ¿verdad?".

Solo unos cuantos hombres al

sobre la mesa.

Debbie le pidió a un mesero que abriera el alcohol que Carlos les había ordenado. "Llénalos, por favor".

"Sí, señorita", respondió el camarero cortésmente.

Uno de los invitados, el señor Li, inspeccionó el suntuoso lugar y exclamó: "Está bien, estoy impresionado. ¿Cómo lograste conseguir el salón privado del señor Huo?".

Debbie sonrió: "Qué halagada me siento, señor Li. Apuesto que has viajado alrededor del mundo". El señor Li estaba complacido.

Se rio y le preguntó a Debbie en un susurro: "Entonces, tú y el señor Huo...", no terminó su oración, pero Debbie sabía a dónde iba con eso. "Todo está bien", respondió ella vagamente. "Permítame, señor Li", dijo mientras llenaba su vaso.

Al darse cuenta de que estaba tratando de cambiar de tema, los invitados intercambiaron miradas. "Debbie, deja que los camareros hagan eso. No tienes que hacerlo", dijo el señor Li.

"Me ayudaste mucho. Servir para ti es lo menos que puedo hacer", respondió Debbie con tacto.

Para cuando estaban comiendo gran parte de la ensalada, ya habían servido tres rondas de licor.

Durante todo ese tiempo, Elmer permaneció muy callado. "Debbie, necesito ir a la oficina y resolver algo urgente. Chicos, disfruten por favor", informó de repente.

"Señor Xue, ¿tienes que irte ahora?", replicó el señor Li. "¿Quién sabe cuánto tiempo tendremos que esperar antes de poder hacer esto de nuevo?, ¡es el salón privado del señor Huo! Además, podemos jugar al golf o al billar después. Solo dedícate a disfrutar".

Debbie parpadeó inocentemente. "Es cierto. Esto es para ti, señor Xue. Es mi forma de agradecerte".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir