ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 454 La visita de Miranda

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 7096

Actualizado: 2019-10-16 00:12


'¿Un certificado de propiedad?, ¿por qué me lo habrá dado Carlos?', reflexionó Debbie.

Procedió a abrirlo. Decía que era la dueña de una propiedad en el séptimo piso del Edificio 2 de Champs Bay Apartments. Ahí era donde ella vivía. Entonces eso significaba que ahora era dueña de su apartamento.

¿Cuándo lo compró Carlos? ¿Por qué no dijo nada? ¿No tenía que estar allí cuando le transfirieran la propiedad del apartamento?

Pero nadie le había dicho nada. Carlos lo había hecho muy silenciosamente. Era tan astuto como poderoso.

¿Pero por qué lo compró para ella? ¿Qué significaba?

Tenía que saberlo, la duda se la estaba comiendo viva. Así que lo llamó y le preguntó: "Viejo, ¿por qué compraste mi apartamento?".

Carlos sonrió y se puso sus auriculares inalámbricos con Bluetooth. "Compré un apartamento para la madre de mi hija. De esta forma, cuando mi hija crezca, tendrá un lugar para quedarse a visitarla. Eso es todo".

"No necesito...".

"No es para ti. Es para mi hija", interrumpió Carlos con firmeza.

"Pero ahora puedo pagar un apartamento", insistió Debbie.

"¿Tú?, dije que no es para ti. Piensa cuánto ahorrarás en alquiler. Cómprate algo de comida o ropa. Pero no tienes lo suficiente para mantener a mi hija. Déjame eso a mí". Carlos sabía cuánto dinero tenía, porque la tarjeta que estaba usando había sido emitida por un banco propiedad de Grupo ZL.

"¿Eh?, no seas tan presumido. Tengo varios millones y eso es más que suficiente. Incluso hay personas que pueden mantener a sus hijos con solo decenas de miles. ¿Por qué no habría de ser capaz?", Debbie replicó a la defensiva.

"¿Tiene fondos para comprar tu apartamento actual?".

"Em... no. Pero hay muchos edificios de alta gama así que encontraré otro".

Carlos se sintió resignado. "Solo voy a decir esto una vez: el apartamento es para mi hija, no para ti. No puedes decir que no. Buenas noches".

"Oye, no me cuelgues. No he terminado aún. ¡Carlos!".

Pero ya había colgado. Debbie todavía estaba irritada. Colgó y arrojó el teléfono sobre el sofá.

Miró el apartamento. Debe de haberle costado decenas de millo

ura, dijo: "Oh, ya lo sabía. Entonces, ¿qué vas a hacer? ¿Realmente te vas a casar con Stephanie?", después de preguntar, frunció el ceño. "Te lo había advertido, ella no es la mujer para ti".

"No te preocupes. Además, si quieres que me case con la mujer adecuada para mí, me ayudarás a recuperar a Debbie".

"¡Vaya!, debe significar mucho para ti ya que estás pidiendo mi ayuda". Miranda sonrió. "No te preocupes. Los ayudaré a volver a estar juntos, pero no lo estoy haciendo por ustedes".

Carlos se quedó mudo. '¿Sí es realmente mi mamá? ¿por qué no está de mi lado?'.

"Relájate, ¿han descubierto algo más sobre Megan?", Miranda preguntó, mostrándose interesada.

Hablar de ella le daba a Carlos dolor de cabeza. "La policía todavía está trabajando en eso. Encontraron su diario, pero no ayudó mucho".

Miranda no se sintió mal por la muerte de la mujer. "Su muerte le rompió el corazón a tu abuela. Parecía haber envejecido de la noche a la mañana y ahora no abandona el santuario budista".

"La visitaré cuando tenga tiempo en los próximos días", anunció Carlos. Hacía mucho tiempo que no visitaba Nueva York. Era hora de que visitara a su abuela... y a Tabitha.

Por un momento, ninguno de los dos habló. La oficina estaba muy tranquila. Finalmente, el teléfono de Miranda sonó. Ella leyó el mensaje y luego preguntó: "Debes de haber averiguado mucho sobre James. ¿Qué vas a hacer con él?".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir