ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 456 Nana

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 6537

Actualizado: 2019-10-16 00:37


Miranda estaba llena de culpa y quería compensar a Carlos por el pasado así que estaba dispuesta a darle lo que quisiera, sin importar qué.

Debbie sonreía con los ojos llorosos, y luego se le ocurrió algo. Sacó un pañuelo para limpiarse las lágrimas. "¿Puedo preguntarte algo?".

"Seguro".

"Si... quiero decir, si por alguna cruel razón tu madre se vio obligada a abandonarte poco después de que nacieras, y luego regresara después de más o menos veinte años para rogar por tu perdón, ¿la perdonarías?". Debbie había considerado pedirle a Carlos su opinión sobre el tema, pero le preocupaba que él no entendiera la relación madre-hija, ya que era hombre.

Mientras que Miranda sí podía guiarla en aquel asunto como madre.

La confusión se vio reflejada en la cara de Debbie. Con solo mirarla, Miranda comprendió lo que estaba pasando. "Todas las madres aman a sus hijos. Como madre, deberías saberlo. Ponte en el lugar de la tuya. Piénsalo. Si tuvieras que estar lejos de Evelyn por más de veinte años, ¿cómo te sentirías cuando la volvieras a ver?".

Debbie se sentía aturdida. Nunca lo había pensado de esa manera. Si ella fuera Ramona y Evelyn fuera ella... Cuanto más lo pensaba, más triste se sentía. Cálidas y amargas lágrimas cayeron de sus ojos, nublando su visión. Después de secárselas le dijo a Miranda agradecida: "Gracias, tía Miranda. Sé qué hacer ahora".

Miranda continuó: "Elroy no tiene corazón. Sé un poco sobre la disputa entre tu familia y la familia Lu de cuando estaban en Ciudad Y. Pero no te preocupes por él. Él no te ha hecho nada hasta ahora. Eso solo significa que le tiene miedo a Carlos y precisamente por eso deberías pedirle ayuda".

Debbie sacudió la cabeza. "No quiero involucrar a Carlos en esto. Él ya está muy ocupado. Puedo manejarlo yo sola".

"Está bien, si ya tomaste tu decisión. Simpatizo con tu madre ya que ambas nos vimos obligadas a estar separadas de nuestros hijos durante muchos años. Créem

steros, hicieron caso omiso de su objeción y decoraron su salón privado del club para la fiesta de cumpleaños.

No les importaba a quién invitaría mientras pudieran divertirse.

Como las adornos ya estaban listos, Carlos invitó a algunos amigos a la fiesta.

Cuando Debbie e Iván llegaron, la sala ya estaba llena de gente. Yates, Kinsley, Wesley, Niles, Damon, Adriana, Curtis, Karina, Jeremías, Sasha, Karen y Blair estaban allí. También había algunos jóvenes que Debbie nunca había visto antes.

Los niños pequeños corrían por todas partes; y también invitaron a Stephanie. Cuando Stephanie y Debbie se encontraron, la atmósfera entre ellas se volvió incómoda.

Sin embargo, nadie le prestó atención a eso. Incluso a Debbie no pareció importarle. Tan pronto como la vieron, Jus, Evelyn y Sean corrieron hacia ella. "¡Mamá!".

"¡Debbie!".

"¡Tía Debbie!", exclamaron los pequeños.

Al ver el éxito que tenía Debbie entre los niños, algunos sintieron envidia mientras que otros estaban celosos. Niles se quejó: "No estaban tan emocionados cuando me vieron, y todos dicen que soy guapo. ¿Por qué les gustas más? ¿Quizás les gustan las mujeres bellas?", Debbie se echó a reír. Se agachó para abrazar a los pequeños. "Es más que eso, soy una madre. ¿Cómo esperas competir conmigo en eso?".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir