ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 458 Divórciate de Iván ahora mismo

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 9581

Actualizado: 2019-10-17 00:02


La cara de Stephanie se puso de color púrpura oscuro de rabia cuando escuchó lo que Carlos le dijo a Debbie.

Mientras tanto, un sentimiento ominoso comenzó a apoderase del corazón de Debbie. 'No me gusta cómo se ve. Algo no está bien'. Con voz temblorosa, se atrevió a preguntarle: "¿Qué quieres decir?"

Ni bien terminó de pronunciar las palabras, Carlos respondió furioso. "¿Que qué quiero decir?, pues bien, te lo explico ahora. ¡Tienes que divorciarte de Iván ahora mismo! ¿Cuántas veces te lo he dicho, eh? Regresa a mí. ¡No más tonterías!".

La atmósfera no era menos tensa, pero había cambiado un poco. 'Vaya, sí que le gusta mandar', pensaron todos los presentes.

Con las palabras de Miranda todavía claras en su memoria, Debbie reunió el coraje para responder "¿Por qué? ¿Por qué debería hacer eso? ¿Porque lo dices tú? ¿Por qué debería hacerte caso?".

Su actitud no hizo más que llevar el enojo de Carlos a niveles más altos. Envolvió su otro brazo con fuerza alrededor de su cintura y le contestó hablando entre dientes: "¡Porque nadie más puede ser tu esposo! Cualquiera que se interponga entre tú y yo acabará en un solo lugar: ¡el infierno!".

El corazón de Debbie latía más rápido con cada palabra que escupía. '¿Ha recuperado la memoria?', se preguntó emocionada. Esa era la única explicación que le encontraba a su extraño comportamiento.

Al ver las expresiones emocionadas y desconcertadas en el rostro de Debbie, Carlos mostró una sonrisa misteriosa. "Este es el trato. Hazme esperar un poco más y yo compro inmediatamente el Grupo Wen, arruino la carrera de Iván Wen y le digo a su madre que es homosexual. Le diré a todo el mundo que robó a mi esposa mientras yo sufría de amnesia. Y no me detendré allí. Lo ataré y lo azotaré con un látigo empapado en ácido. ¿Te ha quedado bien claro? ¡Por última vez, divórciate de Iván ahora!". Carlos lanzó las palabras amenazantes de corrido, sin parar siquiera a tomar aire.

En este momento él ya estaba planeando vengarse de los responsables de la difícil situación en la que se encontraba y de los que habían arruinado su vida. Aprovecharon la pérdida de su memoria para destruir su matrimonio, robarle todo lo que le pertenecía, obligar a Debbie a casarse con otro hombre, e incluso hacer que su hija llamara a otro hombre "Papi". ¡No iba a dejar a nadie que estuviera involucrado en esto se librara de su castigo! Incluyendo a Debbie. ¿Por qué renunció a él tan fácilmente? Tenía que darle una lección: mantenerla en corto. La mantendría a su lado todos los días hasta que aprendiera la lección.

Derrotado, Iván se tocó la frente sudorosa y dijo: "Oye, no me metas en tus líos. Yo no te hice nada", Niles y Damon no pudieron evitar estallar en carcajadas. Este último se movió al lado de Iván y bromeó en voz baja: "Tuviste los huevos de robarle a su esposa, así que ahora tienes que p

os".

Damon acababa de darle una pitada a su cigarrillo cuando Carlos de repente lo fulminó con la mirada. La horrible mirada en los ojos de Carlos le hizo sentir un escalofrío por la espalda. Damon casi se atraganta con la bocanada de humo. "Escucha hombre... ¿Estás bien? ¿Qué pasa? Deja de asustarme".

De la nada, Carlos dio un paso adelante y lo cogió a Damon por el cuello de la camisa. Kinsley se sorprendió. "¿Por qué no hiciste nada para ayudar a Debbie mientras estaba inconsciente? ¡No solo no la ayudaste sino que hablaste mal de ella! Damon, yo no te he hecho nada, entonces ¿por qué me hiciste algo así?". Carlos se enfrentó a Damon con una voz helada.

Damon estaba sorprendido, su boca abierta. Como resultado, el cigarrillo entre sus labios cayó al suelo y las cenizas se dispersaron en el suelo. Pero estaba demasiado ocupado teniendo miedo como para preocuparse por ello. Kinsley pisó el cigarrillo para apagarlo.

"C-Carlos... ¿has recuperado tu memoria?", Damon tartamudeó.

Carlos no dijo nada, pero siguió mirándolo.

Sin embargo, su silencio decía mucho. Ahora Damon estaba seguro de que Carlos había recuperado la memoria, ya que vio el dolor reflejado en su rostro. Estaba realmente feliz por su amigo. Quería darle la bienvenida al viejo Carlos, pero parecía que estaba enojado con él. "Amigo, escucha. Fue tu padre... No... La culpa es de James. Él nos mintió. No es que yo no ayudara a Debbie. A mí también me engañó ese zorro astuto. ¡No es mi culpa!".

Pero su explicación no ayudó. Carlos apretó su cuello y le dijo con voz helada: "James pagará por lo que hizo. Y tú, Wesley, Stephanie... Cualquiera que se haya metido con mi esposa... que la haya intimidado, quien haya hablado mal de ella, todos van a pagar". Megan tuvo suerte. Ella murió antes de que él recuperara su memoria. De no haber sido así hubiera descubierto que existían destinos peores que la muerte.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir