ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 461 El señor Huo recuperó la memoria

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 8134

Actualizado: 2019-10-17 01:50


Karen miró a Iván, evidentemente confundida por sus palabras. "¿Por qué?".

Iván le pasó el brazo por la cintura y le susurró al oído: "El señor Huo ya recuperó la memoria".

Se quedó petrificada, con los ojos y la boca muy abiertos. "¿Es verdad eso? ¿Cómo lo sabes? ¿Cuándo sucedió?".

"Esta noche, en la fiesta. Pero Carlos, ese astuto zorro, se lo guardó para sí. Es probable que esté esperando el momento adecuado". Iván no lo conocía muy bien, pero por lo que podía ver, Carlos merecía que le tildaran de zorro astuto, en los negocios y en su vida privada.

Karen seguía dándole vueltas a tan emocionantes noticias. "¿Debbie lo sabe?". '¡Gracias a Dios! Quizá ahora por fin le suceda algo bueno en su vida', pensó genuinamente feliz.

"Creo que Debbie todavía no sabe nada. No se lo digas. Centrémonos en ti y en mí por el momento". Iván galantemente sostuvo la puerta abierta a su apartamento y dejó que Karen entrara primero.

Buscó un interruptor por la pared y encendió la luz. Ahora que ya veía, ella buscó un par de zapatillas, como cuando entraba a su propia casa.

Iván sonrió al verla comportarse relajadamente. Él quería que se sintiera cómoda.

"¿Por qué no puedo decírselo? Eso es tan injusto. Ella ha estado esperando y esperando. La llamaré". Después de quitarse el abrigo, Karen sacó el teléfono para llamar a Debbie.

Pero Iván rápidamente se lo arrebató y la sostuvo con un brazo. Guiándola hacia la sala de estar, él siseó, "No, no arruines el momento".

Karen se detuvo y lo miró muy seria. "De verdad, ¿dime por qué estás de acuerdo con eso?". Ella pensó que Iván debía sentir algo por Debbie. Si no, ¿por qué se casó con ella?

Lanzando su teléfono sobre el sofá, Iván la abrazó y besó sus labios.

Karen no pudo resistir su afectuoso beso.

Poco a poco, el aire entre ellos se fue caldeando. La empujó contra la pared y su beso se hizo más apasionado. Ella le rodeó el cuello con los brazos, como si fuera la cosa más natural del mundo.

Sus labios de repente se separaron de los de ella, y salieron de ellos palabras seductoras. "Karen, te amo".

Ella, que estaba tan sometida al beso, de repente volvió a la realidad. Sus ojos entrecerrados se abrieron de súbito como platos.

Pero antes de que ella pudiera reaccionar, Iván la tomó en volandas y empujó la puerta de su habitación con el pie.

En una fracción de segundo, Karen estaba acostada en su cama, su corazón latía rápi

s ojos con fuerza; estaba ardiendo de deseo. "Karen, por favor. Esto es una tortura".

Al ver las gotas de sudor que se formaban en su frente, ella hizo todo lo posible por reprimir la risa. Una sola palabra salió de sus labios, "Okay".

Tomando esto como permiso, Iván la besó vorazmente.

Diez minutos después, una canción resonó por la habitación, interrumpiendo a la ocupada pareja. Era el tono de llamada del teléfono de Iván. Frustrado, Iván vio en la pantalla del teléfono de quién era la llamada. 'Déjame adivinar... ¡Carlos se puso en contacto con ella!'.

Karen ya estaba lista para él, por lo que también estaba un poco turbada. Aún así, el teléfono volvió a sonar. Ella trató de calmar su respiración y logró jadear, "El teléfono... Responde".

Iván no estaba precisamente interesado en la llamada, pero como Karen se lo había pedido, no tuvo más remedio que contestar. "Mamá".

"¡Tú, desgraciado! ¿Qué más hiciste a mis espaldas? ¿Pensabas que no lo descubriría?", gritó Elsie al otro lado de la línea. Era raro que la elegante dama se pusiera así. Incluso Karen quedó impresionada.

Cada palabra que vociferaba se podía oír claramente en la oscuridad de la noche.

Con los ojos pegados a la cara sonrojada de Karen, Iván preguntó con calma: "Mamá, ¿qué pasa?".

"Dímelo tú. Iván, ¿a ti... te gustan... los hombres? ¿Qué pasa con eso? Tu papá y yo somos un hazmerreír. ¡Y ahora encima vas y te lías con la mejor amiga de Debbie! ¿Se puede saber qué estabas pensando? Quiero que vuelvas a casa. ¡Ahora mismo!". Elsie estaba tan enojada por lo que había hecho su hijo que le gritó por teléfono.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir