ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 470 En boca de todos

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 7191

Actualizado: 2019-10-19 00:13


La cara de Glenda se crispó cuando oyó lo que dijo Debbie. "Solo vas detrás de su dinero, ¿no es así? ¿Sabes qué?, te daré diez millones. Toma a tu hija bastarda y deja al señor Huo".

"¿Diez millones?", dijo Debbie burlándose. "Al menos no eres tan tacaña como tu hija. Ella me ofreció cinco".

Glenda le dirigió una mirada de desprecio. "¿Te gusta la idea? Muy bien, entonces toma el dinero y lárgate del país de una puta vez. Ni siquiera diré una palabra sobre el café que tiraste por encima".

Debbie no tenía tiempo para juegos. 'Si me quedaba alguna duda, ya desapareció. Definitivamente, James, Glenda y Stephanie son familia. Son todos igual de arrogantes y abiertamente crueles. Pero ni la madre ni la hija son tan astutas como James'. "De tal madre, tal hija. Has engañado a tu marido durante muchos años. Su hija me robó a mi esposo aprovechando que había perdido la memoria. Y ambas piensan que el dinero puede comprarlo todo. ¿Cinco millones? ¿Diez millones? ¡Venga! Seguro que puedes mejorarlo".

Debbie se levantó de su asiento y agregó: "Señora, y uso el término a la ligera, yo le daré cincuenta millones a usted para que agarre a la puta de su hija y desaparezcan las dos de mi vista".

Glenda ya no pudo mantener la calma. Se puso de pie y levantó la mano para abofetear a Debbie.

Pero ésta la agarró de la muñeca con la mano izquierda y la abofeteó con la derecha. ¡Bofetón!

"¡Argh!", gritó Glenda a todo pulmón.

No había muchos invitados en el café, solo dos chicas jóvenes, probablemente estudiantes, que estaban sentadas en otra mesa. Como no querían tener nada que ver con esto, inmediatamente recogieron sus mochilas y fueron a la caja para pagar. Se fueron a toda prisa.

Debbie le estrechó la mano y dijo con impaciencia: "No vuelvas a llamarme. Nunca más. Estoy ocupada y no tengo tiempo para tus dramas".

La cara de Glenda ya estaba roja e hinchada por la fuerza de la bofetada. Se le caían las lágrimas mientras gritaba: "¡Puta! ¡Guardias!".

Los guardaespaldas, que habían estado de pie junto a la puerta todo este tiempo, corrieron hacia ella. "Señora Li".

Glenda levantó la mano y señaló a Debbi

"Sí. Ella es dura. Incluso mis guardaespaldas me fallaron. Stephanie, ten cuidado si te ves con ella", dijo Glenda con los dientes apretados.

'¿Cómo? ¡Ella golpeó a mi mamá!'. Sus hermosos ojos dejaban ver su enfado. "Mamá, tengo que colgar. No te preocupes. Pagará por lo que hizo hoy".

Stephanie llamó a su asistente y le dijo: "¡Publique estas fotos en línea!".

"Sí, señorita Li".

Esa noche, las imágenes se volvieron virales, y el nombre de Debbie era tendencia en las redes sociales.

Casi toda la ciudad vio su foto y el certificado de matrimonio de Iván. La noticia decía que habían estado casados en secreto durante algún tiempo.

Por supuesto, esto la hacía parecer una mentirosa. Ella había dicho públicamente, en su concierto, que ella e Iván eran solo amigos.

Además, alguien incluso tomó una foto de Debbie probándose un vestido de novia. La gente especuló si celebrarían una ceremonia de boda pronto.

Lo más importante fue que alguien publicó fotos de Debbie y Carlos abrazándose en la playa mientras estaban de vacaciones. Se rumoreaba que Debbie había salido con dos hombres al mismo tiempo.

Carlos se había prometido con Stephanie. Mucha gente maldijo a Debbie en línea diciendo: "Me siento mal por su esposo y Stephanie. ¡Debbie Nian es una puta!".

A Debbie no le afectaron ni lo más mínimo las noticias. Incluso le pidió a su equipo de relaciones públicas que hiciera la noticia viral.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir