ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 475 Debbie tuvo una cita

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 7841

Actualizado: 2019-10-20 01:17


La decisión de Carlos era de esperarse, ya que Glenda era una extraña y una enemiga para él. No molestaría a Debbie por ella.

Debbie sabía que lo que Glenda le había hecho en el café el otro día no era lo suficientemente grave como para que estuviera por mucho tiempo en la cárcel. Fue por eso que varios días después de que Glenda fuera enviada a prisión, Debbie decidió ofrecerle un trato. Ella le ofreció retirar los cargos con la condición de que se disculpara con ella en persona.

Al ver que no tenía otra opción, Glenda decidió aceptar.

Una semana en prisión había afectado de manera dramática la apariencia de Glenda, y cuando salió de su celda era imposible adivinar que era una dama de la alta sociedad. Sus largos rizos caían sobre sus hombros como una maraña de cables enredados. Su ropa estaba sucia y su cara estaba manchada. Parecía que había envejecido diez años durante los días que estuvo encerrada.

Al ver a su madre en ese estado, Stephanie se juró a sí misma que convertiría la vida de Debbie en un infierno.

Stephanie y Glenda caminaron hacia la entrada de la estación de policía y mientras se acercaban, notaron que Debbie las miraba con un aire de superioridad y frialdad. Estaba apoyada contra una limusina de diez millones de dólares, hecha a medida por el Grupo ZL exclusivamente para mujeres.

Stephanie, sin decir palabra, solo pudo lanzarle a Debbie una mirada venenosa, esa mirada que tanto le recordaba a James. 'De tal palo, tal astilla', pensó Debbie.

El sol brillaba intensamente y el día era cálido y agradable. Debbie estaba de muy buen humor. "Glenda, el tiempo que has pasado en la cárcel debe haber sido muy duro", le dijo frotando sal en sus heridas.

Al escuchar su provocación deliberada, Glenda levantó la cabeza bruscamente y miró a Debbie. Deseó poder saltar sobre ella y romperle el cuello como una ramita seca.

"Tú zo..." Ella logró mantener su ira bajo control antes de que la palabra "zorra" saliera de sus labios. Respirando hondo para recobrar la compostura, preguntó: "¿Quieres mi disculpa? No hay problema. ¡Deja a Carlos!".

Debbie se burló, "¿Qué te hace pensar que tienes el derecho de pedirme que haga eso? ¿Quién eres tú en la vida de Carlos?".

"¡Si no fuera por ti, yo sería su suegra!", dijo Glenda furiosa. 'Esta zorra destruyó la felicidad de mi hija.

James

ento. Estaba en la nueva limusina que el Grupo ZL le obsequió, y parecía deslumbrante. ¡La cuestión es que ella estaba con un hombre guapísimo!".

"¿Qué te hace pensar que era una cita?". Carlos volvió a poner la tapa en su bolígrafo. Ya no podía concentrarse en su trabajo.

"Ella misma me lo dijo", le respondió Niles. Carlos se levantó, agarró su abrigo y corrió hacia la puerta. "¿Dónde?".

"¿Dónde qué? Ahhh, ellos estaban en la tienda de sushi, la que está frente a este edificio".

'¿Una cita en una tienda de sushi?'. Sin más preámbulos, Carlos salió de su oficina. Llamó a Debbie antes de subir al ascensor.

Cuando Debbie respondió a su llamada, sus cejas se fruncieron. "¿Cariño que estás haciendo?", preguntó gentilmente. Llegó el ascensor turístico. Carlos entró y examinó el paisaje exterior.

"Estoy comiendo sushi", le respondió. Ella estaba diciendo la verdad.

Su respuesta coincidía con la información que Niles le había dado. Carlos, llevándose la mano a la frente dijo: "Cariño..."

"¡No me llames así!". Lo interrumpió Debbie abruptamente.

Carlos no se enojó. Por el contrario, se rió entre dientes: "No importa lo que hagas, no me voy a rendir". Rendirse no estaba en su naturaleza.

Por un momento, Debbie no supo qué decir. El hombre sentado frente a ella estaba disfrutando su comida. Mirándolo, Debbie respondió en un tono frío: "¿Y eso a mí qué me importa?".

Como el lugar donde estaban estaba cerca, Carlos iba a ir a pie, así que después de salir del ascensor, se dirigió directamente hacia la tienda de sushi.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir