ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 482 Mira el panorama completo

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 8180

Actualizado: 2019-10-21 02:04


"Sí, Wesley desertó del ejército. Tiene planes de estudiar en Inglaterra. Probablemente pasará para despedirse de su familia antes de irse. Después de eso, no creo que vuelva en mucho tiempo", dijo Carlos. Entonces, Blair sin duda se quedaría con la familia Li. Wesley no tendría por qué enterarse.

Debbie estaba sin palabras. 'Pobre Wesley, que tengas buena suerte', le deseaba, mientras sacudía la cabeza.

Pero entonces se percató de algo. Wesley se había dejado engañar con el mismo truco, igual que lo que ella hizo con Carlos.

Mientras pensaba, sintió su insistente mirada. Por lo que inclinó la cabeza e hizo contacto visual con sus penetrantes ojos. Piggy dormía en sus brazos.

"Qué... ¿Qué me estás mirando?". Debbie se tocó con inquietud la punta de la nariz, apoyando la cabeza contra la ventana del auto.

Carlos dijo con sarcasmo: "Así que toda la familia Li le ocultó el secreto a Wesley. ¿No te suena algo familiar?".

Debbie se sorprendió. ¿Acaso le leyó la mente?

"¿No se te ocurrió que yo me enteraría?". Carlos preguntó un poco enojado. Pero en el fondo, se sentía feliz al ver la cara de frustración de Debbie. Ella se la había pasado dando órdenes e ignorándolo estos días. Finalmente, tenía la oportunidad de desquitarse.

La joven madre se sintió culpable. Así que fingió inocencia. "¿Qué quieres decir?".

Él sonrió y la atrajo más cerca de él. La miraba de manera arrogante, y dijo burlonamente, "No te hagas la tonta, mi madre, Xavier, Yates, Iván y los demás sabían que tu matrimonio era falso. Todos excepto yo. Supieron guardar muy bien el secreto. Y yo era el relegado, como el pobre Wesley".

Debbie se sintió avergonzada. Carlos la había descubierto, así que ya no tenía sentido ocultarlo. "¿Cómo lo supiste?". 'Pero espera... todos sabían que no amaba a Iván, y que mi boda con él era parte de mi plan para recuperar a Carlos. Pero no todos sabían que las actas matrimoniales eran falsas', pensó Debbie.

"Ese no es el punto. El punto es que eres astuta, ¿cierto? Tenías encantados a todos: Xavier, Yates e incluso mi madre. Los hiciste jugar de tu lado". Pensando en esto, Carlos realmente quiso castigarla, pero... no se atrevió. La besó en la frente con fuerza, como si protestara por cómo lo había tratado.

Debbie se rió entre dientes. "Oye, no me culpes, no fue mi idea".

Suspiró resignada. "¿Culparte?".

Reprimiendo su risa, Debbie fingió indiferencia. "Sí, culparme. Eres un renc

mes debe estar dando al chico información exclusiva".

Miranda sonrió comprensivamente. "Déjame adivinar. ¿Información dada por ti?".

"Por supuesto". Carlos sonrió burlonamente. No iba a dejar que ese viejo taimado se burlara de él esta vez. La noticia que había esparcido era falsa. Ahora podía atrapar a James y Funk Zhang, o incluso comprar a Grupo Pinsent.

Después de conversar un rato, Carlos subió a ver si Debbie estaba lista. Debbie acababa de ponerse su vestido de noche y estaba a punto de ponerse los tacones altos.

Tan pronto como entró en la habitación, vio a Debbie en ese reluciente vestido de color durazno. Solo una fina capa de encaje cubría sus hombros y brazos, revelando sus sexy clavículas.

El color iba perfecto con su piel clara, y el estilo clásico la hacía lucir elegante. Carlos estaba sorprendido. Tenía muy buen gusto.

Mirándola con pasión en sus ojos, comenzó a fantasear. Sabía lo que había debajo de ese vestido, y quería verlo. Dios sabía cuánto quería desnudarla y hacerle el amor.

Luego de tener algunas salvajes fantasías, tragó saliva y se recompuso. Hizo salir a las empleadas. Luego se acercó a Debbie. Ella lo miraba confundida, cuando de pronto él se arrodilló y le ayudó a ponerse las zapatillas.

Debbie miraba cariñosamente al hombre que la ayudaba con sus tacones altos. Estaba muy conmovida. Desde que recuperó su memoria, la trataba muy bien, incluso mejor que cuando habían estado juntos la primera vez. Se repetía que debía mantener su distancia, pero cada vez que la trataba de esa forma, simplemente no podía ser así de distante. Realmente no sabía qué hacer.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir