ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 494 Venganza

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 7272

Actualizado: 2019-10-24 00:12


Desde que Debbie se enteró que Carlos había recuperado la memoria, se había negado a tener sexo con él. Cuando ella dijo: "Él es mi esposo y nos contamos el uno con el otro", Carlos se sintió feliz por sus palabras.

"¡Puf! ¿Tu marido? Ustedes ni siquiera se han vuelto a casar. ¡Qué tonto eres al decir eso! Si te ama, ¿por qué no se ha casado contigo todavía?". En ese momento, James se dio cuenta de que Carlos ya había recuperado por completo la memoria.

Debbie le dirigió una sonrisa, "No es que no quiera casarse conmigo, siempre lleva el acta de divorcio y el papel de residencia, en caso de que acepte casarme con él. Tu hija intentó de todo para conseguir a este hombre y yo aún estoy considerando darle una segunda oportunidad".

Sus palabras divirtieron a Carlos. '¿Cuándo se enteró?', él se preguntó.

Todos los que estaban presentes en la sala de operaciones intercambiaron miradas entre ellos, no podían creer lo que escuchaban y miraron a Carlos, que seguía sonriendo. Todos sabían que era uno de los hombres más ricos del mundo. '¿Desde cuándo Carlos Huo tiene que esforzarse tanto para conseguir una mujer?', todos se preguntaron.

Ya no quería perder el tiempo hablando con James, por eso Debbie prefirió mirar a los guardaespaldas, ellos entendieron la indirecta, tomaron a James de los hombros y lo obligaron a arrodillarse sobre el vidrio roto.

"¡Argh!". Su grito atravesó toda la sala de operaciones.

Muchos de los cristales rotos le habían cortado la carne y se habían incrustado en la piel, ahora tenía la cara pálida como la de Stephanie.

Carlos ignoró sus gritos de dolor, abrazó a Debbie y le susurró al oído: "Cariño, todos nos observan, es demasiado humillante que me sigas rechazando. Vamos a casarnos de nuevo mañana y así todos nos tendrán envidia, ¿cómo ves?".

Debbie cerró los ojos, '¿Crees que porque suavicé el tono, ahora me casaré contigo? ¡Sí, claro! Eso quisieras'. Entonces ella dijo con dulzura: "Sólo necesito un poco más de tiempo".

Carlos estaba profundamente decepcionado.

Y frustrado, porque perseguir a Debbie era la tarea más difícil que le había tocado.

James no tuvo mucho tiempo para tomar su decis

casual alrededor del jardín de niños cuando Evelyn estaba ahí.

Al pensar en la seguridad de Evelyn, Carlos se dio cuenta de que tenía que cuidar a James lo antes posible.

Le pidió a Frankie que organizara una reunión de emergencia para la tarde siguiente. Solicitaron la presencia de todos los ejecutivos de alto rango del Grupo ZL.

"Es hora de que Dixon y los demás regresen", le dijo a Frankie.

Debbie estaba sumida en sus pensamientos en el auto y al escuchar el nombre de Dixon, se sentó de inmediato y se le iluminaron los ojos. "¿Dixon regresará?".

"Sí, él es muy capaz y puede realizar algunas tareas ahora, me servirá mucho su ayuda". El entrenamiento de los soldados sirve para los tiempos de crisis, por eso Carlos creía que Dixon no lo decepcionaría.

"¿Cuándo llegará? Quiero recogerlo en el aeropuerto". De los amigos de Debbie, Dixon era el que había estado más alejado.

Tampoco había podido comunicarse con Kristina, ella y Karen habían intentado llamarla el otro día, pero su número de teléfono ya no estaba en servicio.

Al ver lo emocionada que estaba Debbie, Carlos se molestó, le apretó la mano como advertencia y le preguntó: "¿Estás muy feliz de verlo?".

"¡Por supuesto! Llevo años sin verlo. ¡Lo he extrañado!", Debbie admitió e ignoró su advertencia.

Era lo único que podía hacer Carlos porque a pesar de sus celos, a ese hombre poderoso le preocupaba demasiado Debbie y no era capaz de regañarla.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir