ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 501 La mujer del Sr. Huo.

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 9587

Actualizado: 2019-10-25 02:47


Decker estaba enojado, pero al mismo tiempo, le hacía gracia aquello. Estaba siendo testigo del lado infantil de Carlos con sus propios ojos, y eso era algo nuevo para él.

Mirando a la niña que comía en silencio, la señaló con sus palillos y le preguntó, "¿No te trato bien? ¿Por qué tuviste que chivarte de mí a tu papá?". '¿Qué pasa si Carlos se enoja y decide no darme las acciones del Lu Group y a sus excelentes empleados? Tendría que luchar todavía unos años más', pensó con preocupación.

Evelyn abrió mucho los ojos y frunció los labios mientras se quejaba, "No, no me tratas bien. Querías echarme". Durante los últimos años, para ocultar cómo era realmente y pretender ser un inútil de mierda, Decker había acosado y maltratado deliberadamente a Evelyn. Cuando Evelyn tenía aproximadamente un año, Decker le quitaba los juguetes, se peleaba con ella por la comida, la llamaba niña bastarda e incluso amenazó con echarla de casa. A sus ojos, él era el tío malvado que siempre le hacía cosas terribles.

Sin embargo, ahora las tornas habían cambiado. Decker nunca hubiera esperado que lo que había hecho en el pasado volvería para cobrarse venganza. Ahora estaba probando su propia medicina.

Por haberse metido con Debbie, Carlos y su hija, tenía que hacer todas las tareas de la casa. Decker se encontró lavando los platos, limpiando la mesa y la cocina, así como otros trabajos tediosos por el estilo.

Cuando la familia quería que alguien cortara fruta mientras miraban la televisión, era Decker quien tenía que hacerlo. Y luego se esperaba que lavara los platos cuando terminaban, como lo haría un ama de casa.

Odiaba hacer las tareas del hogar y servir a los demás. Cuando los tres se acostaban, él todavía tenía que fregar el suelo de la sala.

Llegó un momento en que se hartó y no pudo soportar más la degradación. Arrojó la fregona enojado a un lado.

¿Quién se imaginaría que un líder de una banda con más de mil subordinados bajo su mando era obligado a hacer de ama de casa por Carlos? No podía tolerarlo más. Entonces, sin dudarlo, agarró su abrigo y salió del apartamento sin ni siquiera se molestó en decirle a nadie que se iba.

Según la costumbre nupcial de este país, la novia tiene que volver a casa de su madre al tercer día después de la boda. Así que, el día que Karen regresó a la Ciudad Y, Debbie finalmente tuvo la oportunidad de invitarla a ella, Jeremías y Dixon, a una cena de reencuentro.

Como Debbie era famosa, habían reservado una habitación privada en un restaurante de primera clase. No esperaban encontrarse con otra vieja amiga allí. Era como si el destino los hubiera reunido a todos nuevamente.

Cuando Debbie llegó al restaurante, Jeremías y Dixon ya estaban sentados en la sala privada, esperando a las dos damas.

Cuando supieron que el auto de Debbie se había estacionado fuera del restaurante, Dixo

Debbie y Dixon intercambiaron miradas de sorpresa, porque el esposo de Kristina parecía más de diez años mayor que ella.

A Kristina no le importó su expresión y continuó con las presentaciones. "Cariño, esta es mi amiga, Debbie Nian. Ella es mi cantante favorita. Ya te hablé de ella antes". La verdad era que, cuando Debbie realizó su primer concierto en la Ciudad Y, Kristina había comprado en secreto una entrada para ver el espectáculo. Pero ella eligió deliberadamente un asiento que estaba en la parte trasera del estadio, lejos del escenario, para que no la vieran.

Kristina recordó el momento en que Karen subió al escenario y cantó una canción con Debbie. Sentada sola en su asiento, había tarareado la melodía junto con ellas entre lágrimas y risas.

Layne Hang y Debbie se estrecharon la mano cortésmente. También estaba en los círculos empresariales, por lo que había oído hablar de Debbie. "La conozco. Ella es la esposa del señor Huo", comentó.

Debbie sonrió tímidamente y preguntó, "¿Conoce a Carlos?".

"No hay empresario que no lo conozca. Tuve el honor de que fuéramos presentados en una ocasión", respondió Layne Hang, emanando el aura encantadora de empresario maduro. Debbie se preguntó si esa era la razón por la que Kristina se había casado con él.

Después de que Debbie y Layne Hang hubieron intercambiado algunas bromas, Kristina finalmente se volvió para mirar a Dixon, que estaba de pie junto a Debbie.

Aunque Kristina evitó un contacto visual prolongado con él, podía ver cómo había cambiado él. Tenía un aspecto excepcional. Emanaba confianza, elegancia y distinción. Ya no era el tipo ordinario de antaño. Ahora destacaba entre la multitud. Ella trató de recobrar la compostura y hacer que su voz sonara lo más tranquila posible mientras decía, "Cariño, este fue el estudiante más sobresaliente de nuestra clase, Dixon Shu. Dixon, este es mi esposo, Layne Hang".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir