ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 513 Me estás sofocando

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 7419

Actualizado: 2019-10-28 00:02


Carlos se puso guantes desechables y comenzó a comer patas de pollo, al igual que Debbie.

'¡El frío CEO está comiendo patas de pollo!'. La risa de Debbie sonó tan fuerte que incluso las criadas del primer piso pudieron escucharla.

'Mientras la escuche yo, ella será feliz, lo único que quiero ver es su hermosa sonrisa', pensó Carlos.

Por eso, él le cumplía todos los caprichos y era muy obediente con ella durante su embarazo. Ella sabía que él era un esposo amoroso y devotó que estaba ansioso por complacerla, así que aprovechó la situación y probó todo tipo de métodos para burlarse de él.

Una noche, Carlos no sabía por qué Debbie estaba enojada con él otra vez, ella insistió en echarlo de su cama.

Él de pie, preguntó inocentemente: "Cariño, ¿qué hice? Por favor no te enojes conmigo, juro que no lo volveré a hacer".

"¡Eh! Respiras muy fuerte y me quedaré sin aire para respirar, me estás sofocando. ¡Vete!". Con eso, ella le arrojó una almohada.

Carlos agarró la almohada y la miró, sin saber cómo responder. Si no atrapaba la almohada y se caía al suelo, Debbie tendría otra excusa para regañarlo. "Cariño, ¿quieres que deje de respirar?".

Debbie parpadeó y dijo: "¡Por supuesto que no! Ve y duerme en la habitación de invitados".

"Pero si me voy a dormir en la habitación de invitados, ¿quién te acompañará al baño por la noche?", razonó y dejó la almohada en el sofá.

Ella pensó por un momento y se dio cuenta de que sus palabras tenían sentido. "Está bien. Cariño, vamos a dormir ahora".

"¡Gracias, amor!". Carlos volvió a meterse en la cama obedientemente.

Cuando Damon escuchó que Carlos y Debbie se habían vuelto a casar, decidió hacer algo para pedirle perdón.

Un día, invitó a la pareja a cenar con él, diciendo que quería disculparse con ella.

Incluso compró una antigüedad cara en el mercado negro para tranquilizarla.

Damon sabía que mientras Debbie fuera feliz, Carlos también lo sería. Entonces, lo que tenía que hacer era adularla.

Sin importar lo caro que fuera el regalo, él lo compraría para ella.

En cuanto al dinero... 'El dinero iba y venía'.

Se consoló en su mente mientras acariciaba la antigüedad.

Damon organizó la cena en el restauran

te, estás embarazada".

Debbie le dio unas palmadas en la mano y dijo: "Oye, cuida tus modales".

"No es mi... Está bien, de acuerdo, cuidaré mis modales". Él cambió su tono de inmediato cuando vio el resplandor en sus ojos.

Damon se sorprendió al ver lo obediente que era el autoritario CEO con su esposa, después la miró con sinceridad, le extendió la caja con ambas manos y le dijo: "Debbie, por favor acepta este regalo, de ahora en adelante, soy tu aliado".

Debbie echó un vistazo a la costosa caja de madera de sándalo rojo y supuso que lo que había dentro también debía ser muy costoso, sin tomar el regalo, ella dijo: "Está bien, ya lo pasado, se queda en el pasado. Ahora tengo una buena vida, no me hiciste ningún daño. Ellos te engañaron, igual que a muchos otros. Como eres amigo de Carlos, tampoco necesitas ser tan formal conmigo y tampoco tenías que comprarme un regalo".

Debbie no aceptó el regalo, por lo que Damon se sintió incómodo y se puso nervioso, así que colocó la caja en sus manos y le dijo: "Tómalo, gracias a tu esposo, he ganado mucho dinero. Se puede decir que compré el regalo con su dinero, así que por favor, tómalo y no te apenes".

"No importa, es tu dinero, te lo has ganado. Además, ahora tienes dos hijos, se necesita mucho dinero para criarlos", Debbie razonó y estuvo a punto de devolverle la caja, pero...

"Jefa, tómalo, porque si no lo haces, él de cualquier forma se gastará el dinero en otra cosa", intervino Jeremías.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir