ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 535 Invitación a cenar

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 7313

Actualizado: 2019-11-01 09:47


Con el golpe de Wesley, Liam salió volando directo a los estantes y los derribó.

Para proteger a Blair, Wesley la tomó de la cintura y la alejó de los libros que caían.

Dos de los hombres de Wesley saltaron sobre Liam y lo inmovilizaron en el suelo.

Pronto, llegó la policía y lo esposaron para llevárselo.

Wesley ayudó a caminar a Blair y la llevó a un asiento a descansar, ella apoyó la cabeza en su brazo y cerró los ojos para estabilizarse, porque seguía mareada por el impacto del golpe.

Wesley la dejó sentada cerca de la mesa y fue a dar su declaración a la policía, en cuanto se fue, sus hombres caminaron hacia Blair y le preguntaron con preocupación si estaba bien. "Podemos llevarla a la enfermería, si desea".

Blair abrió los ojos y descubrió que estaba rodeada por varios jóvenes que tenían una sonrisa tonta, estaba sorprendida, así que se sentó de inmediato y respondió: "Estoy bien, me iré más tarde".

Talbot Yun, la mano derecha de Wesley, se abrió paso ante la multitud, se puso en cuclillas y le dijo: "Estaba muy tranquila, debe ser la chica más valiente que haya visto".

Wesley se daba vueltas de vez en cuando para asegurarse de que sus hombres se portaran adecuadamente, en ese momento notó que se amontonaban alrededor de Blair, hablaban y reían.

Ella tenía una mancha de sangre en el cuello y un hematoma en la frente, los jóvenes oficiales la asediaban con preguntas y ella se veía nerviosa.

Wesley se acercó y preguntó: "¿Qué está pasando? Está herida y no necesita que la molesten. Talbot, Bowman, lleven a Bl... mmm... a ella a la enfermería".

"¡Sí, señor!". Los hermanos, Talbot y Bowman Yun respondieron, se quedaron parados y saludaron cuando recibieron la orden de Wesley, el resto de la multitud se alineó y marchó hacia el patio.

Cuando llegaron, los jóvenes soldados se quedaron platicando. ¿Cómo podrían concentrarse en el entrenamiento? Era imposible. "Creo que el jefe la conoce, casi se le salía el nombre. Pero no creo que quiera que sepamos", dijo otro.

"Yo también lo escuché. ¿Y? Saber su nombre no significa nada. De todos modos, tenemos que entrenar a estos tipos".

Replicó un segundo hombre y se alejó. Si

preguntó.

"Tengo hambre", respondió ella, parpadeando. Eran más de las ocho de la noche, y no había comido nada desde el almuerzo.

Wesley la miró y decidió fingir que no entendía lo que quería decir. "¿Entonces estás herida?".

"Sí".

"¿Qué pasa? ¿Necesitas ir al hospital?".

"No, me duele el vientre, necesito un restaurante", dijo con inocencia.

Wesley se sintió derrotado, justo cuando estaba a punto de negarse, Blair lo interrumpió: "Sería un regalo, es lo menos que puedo hacer, me salvaste".

"Soy un soldado, era mi deber". Wesley quería irse, pero Blair agregó: "Mi tío te pidió que me supervisaras y estoy hambrienta. ¿Realmente te irás?".

"¿Es una amenaza?". Wesley detestaba las amenazas.

Blair sacudió la cabeza como un cascabel. "No, no, si no quieres cenar conmigo, está bien. Mira, hagamos esto: ve a casa, date un baño y cámbiate, tengo mucha comida en casa, así que prepararé algo. Así puedes ver que estoy bien y luego puedes irte. ¿Qué dices?".

Wesley la miró profundamente y se dio la vuelta, sin decir una palabra, para regresar a su departamento.

"Oye, ¿sí o no? No me respondiste". Si él aceptaba, ella iría a la cocina y comenzaría a cocinar de inmediato.

Wesley abrió la puerta y se dio la vuelta con impaciencia. "Ya veremos".

"Es tan frío como un iceberg", pensó Blair.

Si él regresaba y abría la puerta de su departamento, la vería en la cocina, lista para saltear algunas verduras y carne.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir