ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 537 Café recién hecho

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 9071

Actualizado: 2019-11-01 22:54


Como Adalson estaba en otra ciudad, no podía estar al tanto personalmente de Blair, así que llamó a Wesley para pedirle por favor que la revisara a ella por él.

Esta petición le tomó a Wesley por sorpresa y no supo cómo responderle.

Esa noche Blair durmió la mar de contenta, con una amplia sonrisa en sus labios. Lo que ella no sabía era que, al otro lado del pasillo, debido al pequeño beso que le dio a Wesley, éste tuvo que tomar varias duchas frías durante la noche.

A las cuatro de la mañana el hombre aturdido colocó el nombre Blair en su lista de personas problemáticas. La mayoría de las personas en dicha lista eran criminales sumamente problemáticos, por decir lo menos. Dos minutos después, tocando la comisura de su boca, movió el nombre de Blair a la parte superior de la lista, lo que significaba que, para Wesley, Blair se había convertido en la persona más problemática del planeta.

A la mañana siguiente, Blair se levantó muy temprano para tener la oportunidad de encontrarse de manera casual con Wesley. Había logrado averiguar todo su horario: cuándo regresaría de su ejercicio matutino y a qué hora entraría en el ascensor.

Sin embargo, nada de eso sucedió, y el hombre no apareció como ella esperaba. La verdad era que con el propósito de evitarla, Wesley había decidido la noche anterior usar las escaleras a partir de ese día, en lugar del ascensor.

Durante los siguientes tres días, Blair no se cruzó con Wesley ni una sola vez en el edificio. Justo cuando ella empezaba a pensar que a lo mejor él no había estado en casa últimamente, escuchó la puerta de su apartamento cerrarse cuando él salía a toda prisa.

Le entró la curiosidad de saber cuándo había vuelto a casa y por qué no se lo había encontrado antes.

Blair tenía una clase de arte esa tarde, pero en realidad no quería ir. Iba porque a Joslyn le gustaba el arte y quería que la acompañara y si no fuera por eso ni se hubiera molestado en asistir a esa clase.

En el estudio, Blair garabateó en el tablero de dibujo con su crayón negro. Estaban a mitad de la lección y ella todavía no había conseguido dibujar nada decente.

La joven monitora se le acercó y al ver su trabajo, frunció el ceño y le dijo: "Blair, ¿qué estás haciendo? ¿Que es eso?", en tono muy reprobador.

El papel de dibujo blanco sobre el tablero de Blair estaba lleno de garabatos inútiles. Rápidamente lo rasgó y lo arrojó a la papelera. "No es nada. Empezaré de nuevo ahora".

La monitora se alejó, murmurando por lo bajo, y Blair, al verla irse de su lado, hizo una mueca a sus espaldas.

Para empezar, la monitora no era de ese grupo, y el estudio de dibujo no era el lugar donde ella tendría que estar trabajando. Ella solo est

mano? No tenemos una relación tan cercana como para que me la coja', pensaba para sus adentros mientras caminaban hacia afuera.

Intentó soltarse de la mano de la señorita Zheng camino al campo de deportes, pero no lo logró. Con tantos estudiantes e instructores militares en el campo deportivo, Blair no quiso hacer una escena, por lo que dejó de luchar cuando llegaron allí. La profesora llevó a las chicas a la mitad del campo.

Caminó intencionalmente hacia Wesley. "Oficial Li, soy profesora de esta universidad. He oído que usted es el instructor militar más estricto que tenemos aquí. Estas dos alumnas se han portado mal en clase, así que ahí se las dejo. Por favor, asegúrese de que terminen su carrera de cinco kilómetros".

Blair y Joslyn se quedaron mudas, completamente sin palabras.

"Estoy demasiado ocupado", Wesley le dijo a la mujer después de mirar con indiferencia a las dos chicas.

La profesora estaba avergonzada, pero eso no quería decir que se iba a rendir tan fácilmente. "Oficial Li, por favor considérelas como dos participantes nuevas en el entrenamiento militar. Gracias", le dijo con una sonrisa.

Los estudiantes que Wesley estaba entrenando estaban parados de manera militar. Blair los observó. Aunque la capacitación había durado solo unos pocos días, habían hecho un progreso obvio; su formación estaba mucho más ordenada que la de los otros estudiantes.

Después de pensarlo más detenidamente, Wesley decidió no ponerle las cosas más difíciles a la profesora, por lo que asintió y dijo: "Está bien".

La profesora se fue, pero Wesley no les dijo absolutamente nada a las dos chicas. Blair y Joslyn se quedaron al sol, esperando que él diera órdenes.

Sin embargo, él se dio la vuelta y volvió a los estudiantes de primer año para darles más instrucciones.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir