ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 546 Adiós, cuñada

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 7436

Actualizado: 2019-11-03 07:49


Blair se levantó de la cama del hospital y arrastró su cuerpo débil hasta el baño para arreglarse un poco.

Cuando se estaba cepillando los dientes, notó que su brazo no estaba ya tan rojo e hinchado como el día anterior. Le habían aplicado una nueva capa de pomada en la herida para nutrir su piel. Tenía una suave fragancia.

Se preguntó quién se la habría aplicado. ¿Habrá sido Wesley o un médico?

Cuando salió del baño, Wesley ya se había ido. Se acomodó en la cama, giró el carrito que contenía el bowl de wontons y fideos y se puso a comer. Ya estaba a medio terminar cuando regresó Wesley llevando en las manos unos trozos de papel y algunas cajas de medicamentos.

Ella lo miró y le preguntó, "¿Ya comiste?".

Él desvió su mirada hacia ella y asintió, "Ajá".

Esperó tranquilamente a que ella terminara antes de explicarle cómo tenía que tomarse la medicina. Mirando su perfil serio, Blair dijo sinceramente, "Gracias, Wesley". Le gustaba que fuera su vecino. Con él se sentía protegida y segura.

¿Y si ella fuera su novia? Sabía que la sensación de seguridad sería aún más intensa.

Sin revelar ninguna emoción, Wesley le lanzó una rápida mirada. "De nada". Le entregó la medicina y se dio la vuelta sin decir una palabra.

Mientras salía de su ensueño, Blair descubrió que se había ido. Se levantó otra vez, salió corriendo de la sala y pronto le dio alcance. La estaba esperando delante del ascensor.

Las puertas se abrieron. Cuando estaban a punto de entrar, oyeron que alguien gritaba jadeando, "Hermano, cuñada...".

Blair estaba casi segura de que no era para ella, así que continuó caminando hacia el ascensor. De repente, Wesley la agarró de la muñeca y la sacó. Las puertas del ascensor se cerraron de nuevo. Ella se volvió para mirarlo confusa.

Él señaló fríamente a un joven que venía jadeando detrás de ellos. Iba vestido con una camisa azul y una bata blanca y se apresuraba para darles alcance antes de que se fueran en el ascensor. El joven doctor se parecía un poco a Wesley, pero su tez era mucho más clara.

Blair tuvo la sensación de haberlo visto en algún lugar antes.

Pero eso no era lo importante ahora. Él acaba de llamar a Wesley "Hermano" y se refirió a ella como

rada diciendo, "¡Adiós, hermano y cuñada!".

Era la segunda vez que la llamaba "cuñada". Ella sacudió su cabeza. "Oye, no estoy...". Sin embargo, Niles ya se había apresurado a entrar. No quería estar cerca de ellos en caso de que su hermano intentara golpearlo.

Miró al Wesley visiblemente avergonzada.

Él en silencio y de mal humor, se sentó en el asiento del conductor y puso en marcha el auto. "No te preocupes por él. Es un idiota, y lo ha sido desde que éramos niños. Le enseñaré una lección la próxima vez ".

'¿Qué? ¿Una idiota? ¿Un idiota pronunció un discurso en nombre de su escuela?'.

Blair estaba confundido. ¿Estaba tratando de decir que no había nada entre ellos?

Hizo girar hábilmente el volante y alejó el auto. "No te preocupes por eso", dijo. "Sé que solo estaba bromeando. Él es solo un niño ".

Wesley la miró de soslayo. "¿Un chico? Ustedes tienen más o menos la misma edad. Tú serás solo unos meses mayor que él".

"Unos meses o unos años, lo cierto es que él aún es más joven y es alegre y despreocupado, como un muchacho".

Wesley no dijo nada, perdido en sus propios pensamientos.

Su teléfono sonó de repente al doblar una esquina. Tan pronto como tocó la pantalla del teléfono del automóvil, la voz de un hombre resonó por todo el coche. "Wesley, tenemos una alerta de prioridad. Te necesito cuanto antes".

"¡Entendido!". La cara de Wesley se puso seria. Hizo un giro de ciento ochenta grados y se dispuso a unirse a su pelotón.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir