ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 558 ¿Por qué te comiste mi comida

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 7406

Actualizado: 2019-11-06 00:02


Al escuchar el ruido en la sala, Wesley miró su reloj para ver la hora. 'Es hora de cenar', pensó. Se levantó y le dijo a Megan: "Vamos a comer, puedes hacer el resto después de cenar".

"Bueno".

Salieron de la habitación y vieron que Blair no estaba por ningún lado. La mesa estaba puesta y repleta de platillos. El olor llegó hasta las fosas nasales de Wesley, y su estómago gruñó automáticamente.

Megan corrió hacia la mesa con entusiasmo y dijo: "Una comida y sopa de seis tiempos. ¡Vaya! ¡Muero de hambre! Vamos a lavarnos las manos, tío Wesley".

Él reflexionó un momento y dijo: "Espera un segundo, ahora vuelvo".

Luego volteó y salió del departamento. La sonrisa en el rostro de Megan se desvaneció cuando vio que se iba.

Wesley tocó el timbre varias veces, pero Blair no atendió. Ansioso e impaciente, tecleó la contraseña de su apartamento y entró.

El departamento estaba oscuro, parecía que no había nadie en casa. "Blair", la llamó, pero nadie respondió.

Así que pensó que Blair no estaba en casa.

'Ella preparó la cena y salió del departamento. no comió, ni siquiera se despidió. ¿Qué diablos pasa?'.

Como no pudo encontrar a Blair, se puso ansioso.

Sacó su teléfono para llamarla y entonces se dio cuenta de que no tenía su número.

Blair una vez le había solicitado ser su amiga en WeChat, pero al final cambió de opinión.

Al mirar todo su apartamento vacío, Wesley se sintió cada vez más molesto.

Cuando salió del lugar, no regresó a su apartamento, Blair tomó el ascensor, bajó las escaleras y salió del complejo de apartamentos.

'Olvidé el regalo que le compré a Wesley en la alacena', recordó, justo después de salir del edificio. 'No importa, lo recogeré después.

Si lo encuentra, me ahorrará la vergüenza de dárselo.

Ya era de noche. Estaban en pleno invierno, se podía ver el aliento en el aire y Blair sólo llevaba un abrigo delgado. El viento frío le congeló hasta los huesos. Empezó a vagar por las calles, sin un destino en mente. Intentó caminar un poco para sentirse mejor.

Ver a Wesley nuevamente después de tantos días la había puesto de muy buen humor.

Pero no estaban solos. ahí estaba Megan. Blair no la soportaba.

Le molestaba, en

evarla a su apartamento.

Blair miró la mano que sostenía su muñeca. De repente, puso la mano derecha sobre él y dijo: "Espera un minuto".

La suavidad de su mano hizo que su corazón latiera. "Adelante, pasa".

"No, primero quiero aclarar algo". Ya no quería encontrarse con la chica extraña.

Wesley pensó que no era adecuado tomarse de las muñecas, así que retiró la mano. "Pasa y come".

"No, ¡gracias! Yo ya comí".

"¿Qué comiste? ¿Un pedazo de pescado de tofu? ¿Una cucharada de sopa oden?", Wesley discrepó. Sus manos hablaron por él.

"No sólo eso, antes de que llegaras, también comí salchichas". Eso era cierto. Tenía tanta hambre que mientras hacía fila para su pedido, compró una salchicha para aliviar el gruñido de su estómago.

Wesley volvió a poner cara triste. "¿Entonces dices que la comida chatarra es buena para la cena?".

'¿Por qué está tan malhumorado? ¡Qué idiota!'. "¡Eso no es comida chatarra! Es comida reconfortante". Una sonrisa engreída se extendió por su rostro. "Y tú también la comiste", replicó Blair.

"¿Vienes o no?".

"No, me voy a casa". Si Megan no estuviera ahí, ella habría entrado a su apartamento sin necesidad de invitación. No lo había visto en mucho tiempo, así que aprovecharía cualquier oportunidad para estar con él. Pero marcó su distancia al verlo con otra mujer.

A Wesley se le acabó la paciencia. Tomó a Blair por sorpresa, se puso en cuclillas y la cargó sobre los hombros como a un costal de papas.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir