ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 579 Con el abuelo entrometido

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 6134

Actualizado: 2019-11-10 11:40


Una noche, Cecelia llamó a Niles a su teléfono fijo. No esperó que le contestara, habló de inmediato. "Llamé a tu hermano, pero no contesta. Ya que estás en la ciudad, ¿podrías ir a verlo?", ella preguntó.

"Hum... ¡Buenas noches, señora Li", respondió una voz femenina del otro lado.

Cecelia estaba confundida, así que comprobó el número. Había marcado bien.

"Es correcto. ¿Eres... Blair?", Cecelia preguntó con incertidumbre.

"Sí, señora Li, soy yo. Estoy aquí...", iba a decirle por qué estaba en el departamento de Niles. No quería que pensara que era su nido de amor o algo así.

Pero Cecelia la interrumpió. Le dijo emocionada, "¿Señora Li? ¿Por qué tan formal? Solo dime 'mamá'. No interrumpí nada, ¿verdad?".

'¿Mamá?'. Blair se sorprendió al darse cuenta de que Cecelia realmente lo había malinterpretado. "No, yo...", quería explicar que ella y Niles no eran pareja.

"Muy bien, sólo llamaba para ver cómo estaban. No se duerman muy tarde. Dile a Niles que iré a la ciudad para visitarlos en cuanto pueda. ¡Buenas noches!". Cecelia colgó antes de que Blair pudiera decir algo.

Ella se quedó sin palabras. Cecelia saltó de la cama y corrió al estudio donde estaba su esposo.

"¡Buenas noticias! ¡Buenas noticias! ¡Vamos a ser suegros!", exclamó ella, radiante.

Baldwin se quitó las gafas y la miró desconcertado.

"¿Qué pasa?". "¡Blair y tu hijo viven juntos!". Ella sonrió de oreja a oreja.

"¿De verdad? ¿Cuál hijo?".

Niles, por supuesto. Es cariñoso, nada que ver con Wesley. Ese chico no reconocería el amor ni aunque lo mordiera". Cecelia recordó la foto que Niles le había enviado cuando fue a Inglaterra. Una selfie de él y Blair. Hacían una linda pareja.

Tenía la sospecha de que Niles estaba ahí por placer, no por negocios.

En ese momento, una figura con bastón se dirigió a la puert

uy autoritario. Parecía tener una respuesta para todo y siempre quería tener la razón. "Estoy muy ocupado y no puedo ir a casa. Eso tendrá que esperar. Necesito volver a trabajar, abuelo. Cuídate. ¡Adiós!".

"¡Oye! ¡No cuelgues! ¡No he terminado, Wesley!", Keith dijo con ansiedad.

"Papá, colgó", dijo Cecelia de repente. Ella también estaba en la línea, lo que explicaba el clic que había escuchado antes. Keith miró el auricular. Cuando se dio cuenta de lo que pasaba, la regañó: "¡Cecelia, estuviste escuchando de nuevo!".

"Por supuesto. Papá, estoy de tu lado. Intentaba ayudar. Wesley necesita encontrar una buena chica y establecer una familia". Cecelia mordió una manzana, sin soltar el teléfono, no sentía la menor vergüenza.

Keith resopló. "¿Ayudar? Bueno, podrías empezar por traerme los archivos de todas las chicas que quieran emparentar con esta familia, para que pueda organizar entrevistas".

"Son demasiadas, hacer una lista me tomará más de dos semanas. ¿Por qué no hacemos otra cosa?".

"Eres una floja. No importa, se lo pediré a mi hijo". Cecelia, su nuera, tenía 50 años, pero a veces actuaba como niña. No era algo malo, porque ella era feliz. ¿Qué sentido tenía vivir si no eras feliz?

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir