ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 592 Siéntate en el techo del coche

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 8666

Actualizado: 2019-11-13 00:12


Ya dentro del auto, sonó el teléfono de Wesley. Aunque estaba conduciendo, respondió. "Tío Wesley". Megan estaba al otro lado de la línea y parecía que tenía mucho tiempo libre.

"¿Hmm?", preguntó Wesley distraído.

"Ya estoy lista. ¿Cuándo vas a pasar a recogerme? Por cierto, todavía no he cenado. ¿Te gustaría elegir el menú para esta noche?".. Su voz alegre hizo que la expresión de Blair se volviera sombría. No tenía ninguna gana de que Megan se entrometiera entre ellos dos.

Después de pensarlo un poco, Wesley dijo disculpándose, "Megan, estoy ocupado ahora mismo. ¿Puedes pedirle a Wood que te lleve a mi apartamento? Le pediré a un chef que te prepare algo de cenar".

Megan se mostró decepcionada al oír eso. "Pero tío Wesley, dijiste que cenarías conmigo. No quiero cenar sola. ¿Aún estás trabajando?"

"No, Megan. Pero ahora estoy conduciendo".

Megan hizo una pausa y luego continuó, "Tío Wesley, si no tienes nada urgente, por favor, recógeme para que pueda quedarme contigo. Juro que no te molestaré. Seré una buena chica. Simplemente no quiero estar sola. Nadie de mi clase quiere salir conmigo. Me aburro mucho. Por favor... Tío Wesley", dijo haciéndose la niña buena.

Blair no pudo soportarlo más. "¡Para el coche!", exigió con una voz que se alzó por encima del sonido del motor y llegó hasta Megan.

Megan preguntó con curiosidad, "Tío Wesley, ¿con quién estás?".

"Soy yo, Blair", respondió ella con frialdad.

"Ah, me acuerdo de ti. Eres la vecina del tío Wesley. Tío Wesley, yo también quiero conocer a Blair. Por favor, ven a recogerme".

"Ok", dijo Wesley finalmente, y Megan colgó dando miles de gracias.

Blair estaba realmente molesta. '¡Menuda hija de puta!', pensó.

Wesley giró el auto y comenzó a conducir hacia una urbanización de rentas altísimas. Cuando pasaban por una tienda, Blair dijo de repente, "Ve y recógela. Tengo sed. Voy a comprar una botella de agua".

Wesley se detuvo y ella salió del auto.

Comprar el agua le llevó un par de minutos, pero Wesley regresó solo diez minutos después y detuvo el auto al lado de Blair.

Ella extendió la mano para abrir la puerta del pasajero sin prestar mucha atención, pero la ventana se abrió y dejó ver la cara engreída de Megan.

"¡Hola, Blair! El tío Wesley me dijo que tú ibas en este asiento. Pero es que me mareo si me siento en el asiento trasero. Lo siento. ¿Podrías sentarte en el asiento de atrás?", preguntó Megan con una voz suave y una sonrisa de disculpa que hizo que a Blair se le revolviera hasta el alma.

Pero la miró impertérrita. Como ya había decidido renun

no respondió. De hecho, ni siquiera levantó la cabeza. Sin embargo, su cerebro iba a toda velocidad.

Tan pronto como los dos estuvieron fuera de su vista, ella llamó a Hartwell. "Hola Hartwell, ¿estás ocupado?".

"No, acabo de terminar con lo que estaba haciendo. ¿Qué pasa?". Por su voz, estaba claro que estaba cansado.

"Umm, el asunto es que necesito que me prestes algo de dinero", dijo Blair con una sonrisa incómoda.

"No hay problema". Hartwell estaba tan dispuesto como siempre. "¿Cuánto necesitas?".

"300.000".

"¿300.000? ¿Qué sucede? ¿Va todo bien?", Hartwell se sintió preocupado por ella.

"No pasa nada. Estoy bien. Solo necesito urgentemente el dinero. No pasa nada si no lo tienes ahora. Lo entiendo". No iba a decirle a Hartwell que necesitaba devolvérselo a Wesley. Solo conseguiría hacerlo enfadar.

Hartwell no quería que ella estuviera con Wesley. Ni siquiera le había dicho a Hartwell que había estado viviendo en el departamento de Niles durante un tiempo.

"No te preocupes. Yo me encargo. Le pediré a Joslyn que te lo envíe mañana mismo".

"Muchas gracias, Hartwell. Oye, tienes que acostarte temprano. Buenas noches".

"Buenas noches".

Justo en ese momento, apareció Wesley de nuevo. Blair lanzó un suspiro de alivio ya que Hartwell había prometido prestarle el dinero sin hacer demasiadas preguntas y antes de que Wesley bajara.

Ahora podría pagarle a Wesley tan pronto como recibiera el dinero. En cuanto a Hartwell, ella podía tomarse su tiempo para pagarle.

Cuando Wesley se sentó en el asiento del conductor, vio que Blair todavía estaba ocupada con su teléfono. Como estaba seguro de que ella no le hablaría de todos modos, él guardó silencio y encendió el auto.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir