ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 604 El asado

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 8838

Actualizado: 2019-11-15 11:40


Estaban parados afuera cuando varias Bentleys negras y brillantes se detuvieron lentamente frente al edificio de oficinas. Percy se acercó para saludar a los invitados y Blair lo siguió de cerca. Tenía que estar lista para realizar su trabajo.

Los chóferes abrieron las puertas y algunos hombres de cabello rubio vestidos con monótonos trajes salieron de los autos. Blair reconoció un par de caras, y se quedó boquiabierta por el asombro. Uno de esos hombres, el más joven, comparado con todos los demás, le sonrió. Era su amigo, Orion. Se habían conocido en Inglaterra. El hombre mayor que encabezaba a los invitados era su padre, que era un magnate de los negocios. Aunque no se habían comunicado en mucho tiempo, era una grata sorpresa ver un rostro familiar.

Blair saludó discretamente a Orion.

¡Qué casualidad!

Como tenía que permanecer cerca de Percy como su intérprete, apenas tuvo la oportunidad de saludarlo. Él entendió.

Percy mostró a los invitados las oficinas y luego se dirigieron a la sala de conferencias. Antes de que comenzara la reunión, hubo un breve descanso para que todos ocuparan su lugar. Blair y Orion hablaron en un lugar tranquilo. "¡Hola! Orión, ¿ahora trabajas en los negocios de tu padre?", ella preguntó.

"Sí, mi padre está envejeciendo. No lo parece, pero no se ha sentido bien este año. Como su único hijo, creo que es mi deber continuar con su negocio. Sin embargo, para ser sincero, no me gusta ser empresario".

Blair sonrió. "Entiendo. Es una pena que ya no puedas hacer surfing como antes. Sé que es tu pasión. Pero bueno, puedes hacerlo en tu tiempo libre". Orión era fanático del surfing. Cuando estuvieron en Inglaterra, él pasaba la mayor parte del tiempo en la playa.

"Eso quisiera". Se encogió de hombros con impotencia. "Y tú, ¿cómo estás? ¿Cómo van las cosas en el trabajo? Parece que ahora nos veremos más seguido".

"¡Sí, no los dejaré escapar!". Ella sonrió, "Estoy bien, ¡gracias! Ahora soy jefa de intérpretes y me pagan muy bien. Me gusta mi trabajo".

"Me alegra escucharlo. Oye, ya va a empezar la reunión. Entremos. Por cierto, me quedaré en la Ciudad Y un tiempo. Me gustaría invitarte a cenar después del trabajo".

Blair le dio una palmada en el hombro con una sonrisa. "Esta es mi ciudad. Así que yo debería invitarte a cenar. Pero para ser honesta, la colaboración de nuestras compañías acaba de empezar. Creo que ambos estaremos muy ocupados en los próximos días. ¿Nos mantengamos en contacto?".

"Seguro".

Entraron juntos a la sala de reuniones, seguidos por Filberta y otra empleada. Al verlos juntos, Filberta se burló. 'Los invitados acaban de llegar,

omer, así que le había comprado de todo.

Blair sacó un pañuelo y se secó los ojos. Luego comenzó a comer, y desde el primer bocado que dio supo que era la mejor carne que había probado en su vida.

Sin embargo, había demasiado para una sola persona. Cuando terminó de comer, estaba tan llena que sintió que su estómago estaba a punto de estallar. Y, sin embargo, todavía quedaban algunas sobras, ¡suficientes para que un adulto comiera perfectamente! "Fue demasiado, no pude con todo", le envió un mensaje a Wesley.

Ella no esperaba respuesta. Pero él respondió. "Descansa un poco. Comeré lo que sobró cuando llegue a casa más tarde".

'¿Vendrá a casa? ¿Regresará esta noche?'.

Blair se levantó del sofá. Ella ordenó la sala y se vistió, después se sentó en el sofá a esperarlo. Quería estar despierta cuando él regresara.

Sin embargo, antes de que llegara, se quedó dormida.

Cuando el hombre llegó a casa, ya eran alrededor de las tres y media de la mañana y al encender las luces, vio a Blair acostada en el sofá, profundamente dormida y sin inmutarse por el resplandor repentino.

Así que apagó las luces y caminó hacia ella. "Blair", le dijo en voz baja.

Pero ella no respondió.

También notó que sólo la cubría una manta ligera. Wesley se quitó el uniforme y la gorra y los colgó en el perchero. Luego, la cargó suavemente para no despertarla y la llevó hacia su habitación.

La familiar suavidad y fragancia de su cuerpo lo excitaron. Su respiración se volvió más pesada.

Atolondrada, Blair sintió que se movía dormida. Se sintió un poco incómoda, se retorció y se volteó inquieta. Wesley contuvo el aliento, para no molestarla mientras la miraba.

Afortunadamente, cuando volvió a sentirse cómoda, se quedó callada de nuevo.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir