ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 610 Echa un vistazo a los Momentos de Blair en WeChat

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 10050

Actualizado: 2019-11-17 00:02


De repente Blair recordó que al día siguiente era el cumpleaños de Joslyn. Rápidamente le envió un mensaje de texto. "Acabo de ver el mensaje. Entonces, ¿quién más asistirá a tu fiesta mañana por la noche?".

"Algunos viejos amigos y compañeros de clase. Hartwell me llevará a celebrar mi cumpleaños al mediodía, porque no puede asistir por la noche. Mañana podemos divertirnos en la habitación 616 sin que nadie nos moleste". Joslyn aún no había dormido. Por el mensaje tan detallado con el que respondió, estaba claro que estaba emocionadísima.

Hartwell siempre estaba tan ocupado como Wesley. Esa era la razón por la que Joslyn no veía a su esposo todos los días. Sin embargo, él siempre compensaba su ausencia de diferentes maneras.

"Entonces no hay problema. Saldré del trabajo a las 5:30 de la tarde. Puedo estar allí antes de las 7".

Joslyn le envió un emoji con un beso volador. "Qué duermas muy bien. No te quedes despierta toda la noche".

"Lo haré. Buenas noches. ¡Nos vemos mañana!".

Después de enviar el mensaje, Blair guardó su teléfono. Apagó la luz y cerró los ojos en cuanto posó su cabeza en la almohada.

Todas las noches antes de dormirse dedicaba sus pensamientos a Wesley, a todo lo que decía e hacía. A veces se imaginaba cómo sería su futuro. Esta noche no era diferente a otras.

A la mañana siguiente, Blair entregó los documentos traducidos al gerente del socio cooperativo alemán en la sala de conferencias. Estaban satisfechos y hablaron muy bien de su capacidad. Ella lanzó un suspiro de alivio. Por supuesto, pensó en la ayuda de Wesley con gratitud.

Después de la reunión, pidieon a Blair que llegara al despacho de Filberta. Su superiora solicitó que su equipo ofreciera un espectáculo en la gala anual de la compañía el mes próximo. Filberta incluso sugirió específicamente que presentaran un baile en el escenario.

Blair estaba sorprendida. Ella preguntó confusa, "¿Que bailemos? ¿Pero por qué?".

Filberta mostró una sonrisa malvada recubierta de carmín rojo intenso. "Bueno, como ya sabes, la mayoría del personal de nuestra empresa son hombres. Un baile ayudará a animar el ambiente de la fiesta. Simplemente aprenda algunos pasos de algún baile moderno y practíquelos con su equipo. Además, todavía no estás casada, ¿verdad? Es una buena oportunidad para encontrar un novio. Recuerda ponerte tu pollera más corta, maquillarte mucho y mover tu cuerpo tan sexualmente como puedas".

Blair se enfureció de ira. Ella no sabía bailar. El invierno estaba ya bien entrado y Filberta le estaba pidiendo que usara una mini. ¿Esta mujer despiadada quería que se congelara hasta morir? Pero Blair entendió lo que realmente se proponía. Sabía que Filberta quería humillarla e iba a aprovechar esta oportunidad para hacerlo. "Señora Wang, lamento desilusionarla. Desde pequeña no se me ha dado bien el baile. Y lamentablemente no tengo ningún otro talento. Avergonzaré a nuestro departamento si actúo en el escenario. Así que creo que es mejor si me deja fuer

earon con entusiasmo a Blair y le hicieron preguntas una tras otra. "Blair, oí que ahora estás trabajando en el Grupo Jin. ¿Es eso cierto?".

"Oí que estudiaste en el extranjero durante dos años. ¿Has estado trabajando en esa empresa desde que regresaste?".

"Blair, ¿te acuerdas de mí? Yo era tu compañero de pupitre en la secundaria".

Blair mantuvo una sonrisa cortés mientras respondía sus preguntas. Cuando ya estaba al borde de un colapso, Joslyn la trajo a su lado y les advirtió a los muchachos, "Chicos, chicos. Dejen tranquila a Blair. Ella tiene novio".

Aby Lin, uno de los chicos que estaba presente allí, resopló y dijo descaradamente, "¿Y qué? Mientras no se haya casado, todos tenemos la oportunidad de conquistarla".

"Sí, estoy de acuerdo. Blair, deja a tu novio y sal con Aby", bromeó otro chico.

Sin decir nada, Blair mantuvo una suave y tranquila sonrisa en su rostro. Se alejó del grupo y se sentó entre las chicas.

En la zona militar de la Ciudad Y, Wesley acababa de terminar su trabajo y regresó a su oficina.

Talbot y algunos otros soldados llamaron a la puerta uno por uno y entraron.

Al ver sus sonrisas traviesas, Wesley supo que estos tipos debían estar tramando algo.

"Bueno, ahora que están aquí. ¡Díganme qué les está molestando!", preguntó Wesley con una sonrisa.

En voz baja y sonando muy serio, Talbot le preguntó a Wesley, "Jefe, ¿sabe el número de teléfono de Blair?".

Wesley lo miró de reojo y cuando habló, su voz sonó amenazante. "¿Quieres hacer sentadillas o flexiones?".

"¡No, no! Jefe, eche un vistazo a los Momentos de Blair en WeChat. No se apresure a castigarnos. Nuestra intención es buena", dijo Talbot fingiendo miedo en su rostro. Pero en realidad no le tenía miedo a su líder. Desde la última vez, cuando vio a Wesley y a Blair besándose, Wesley nunca lo volvió a castigar, ni siquiera cuando mencionaban el nombre de Blair en una conversación. Eso en sí mismo significaba que había algo entre ellos que no podían negar.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir