ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 615 Soy muy accesible

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 9286

Actualizado: 2019-11-18 00:02


Después de ducharse, Wesley salió de su habitación y llamó a la puerta de Blair. Por alguna razón, aunque tocó durante mucho tiempo, no hubo respuesta. Pensó que quizá no había terminado de bañarse y por eso seguía en el baño.

Sacó su teléfono para llamar a Hartwell. '¡Debe estar muerto de preocupación en este momento!', él pensó. Pero justo antes de llamarle, cambió de opinión y mejor le mandó un mensaje de texto. Pensó que quizá Hartwell ya estaba dormido a esta hora. "Ya está Blair en casa. Está bien. Quédate tranquilo".

Wesley no se imaginaba que no era el único que tenía que aguantar a una mujer ebria esa noche. El mismo Hartwell estaba batallando con su esposa borracha. De hecho, era el segundo golpe porque su día de trabajo había sido muy largo y agotador y ahora, Joslyn estaba tan ebria que había perdido todo tipo de conciencia. Cuando recibió el mensaje de Wesley, había logrado convencerla de que se durmiera.

Sin ánimo para una larga discusión, simplemente escribió: "Cuídala bien".

"Seguro".

Wesley se tiró sobre el sofá y esperó a que Blair saliera. Media hora después, al no escuchar nada dentro de su habitación, su rostro cambió ligeramente de tono. Se acercó y volvió a llamar a la puerta. Aún no había respuesta.

Presentía que algo andaba mal. 'Por lo general, le toma cuarenta minutos bañarse y un poco más de diez para secarse el cabello. Pero ya llevaba en el baño más de setenta minutos. Incluso para una ebria, era demasiado tiempo. Abrió la puerta y vio que no estaba en el dormitorio. Lo peor era que no se escuchaba nada en el baño. ¡No se escuchaba el agua caer, nada! Sólo un misterioso silencio.

Llamó a la puerta del baño. "¿Blair?".

Dijo su nombre varias veces, pero ella no emitió ningún sonido. Finalmente ansioso y sin poder manejar la presión, Wesley abrió la puerta y entró.

Se sintió aliviado, pero también desesperado al ver a la mujer adentro, profundamente dormida con la cabeza apoyada contra la bañera. Su cara estaba más roja que antes debido al agua tibia, y parecía que llevaba mucho tiempo en esa posición. Wesley inmediatamente miró hacia otro lado cuando vio su cuerpo desnudo. Respiró hondo, tratando de calmarse y gritó con la cara mirando hacia otro lado, "Blair... Blair...".

Siguió sin responder, así que tuvo que levantarla y acariciarle la cara suavemente. Blair se movió un poco, y al siguiente minuto, se deslizó hacia la enorme bañera.

Afortunadamente, antes de que pudiera ahogarse, Wesley la sacó con la velocidad de un relámpago. Luego tomó una toalla del perchero que estaba al otro lado del baño y la envolvió con ella.

Sólo entonces se despertó, probablemente debido a la repentina salpicadura de agua. En su estado somnoliento y confuso, vio a Wesley. Sacó los brazos del i

su nombre y se detuvo.

Se acostó boca abajo para que sus curvas traseras se vieran más prominentes y lo miró con una sonrisa. "Algunas de mis prendas deben lavarse a mano. Coronel Li, yo te he lavado tu ropa dos veces. ¿Me ayudarías con la mía?".

La cara de Wesley se retorció al oírla. ¿Lavar su ropa a mano?

Sabía hacerlo. Como soldado, casi siempre tenía que lavar su ropa. ¿Pero la ropa interior de Blair?

Era casi como si tuviera una papa caliente en las manos; no sabía si debía tirar la maldita ropa o actuar como si tuviera una bomba en las manos.

Blair observó claramente que la cara bronceada de Wesley se ponía cada vez más roja. Cuando él no respondió, ella se rodó una vez más sobre la cama y murmuró: "Ah, la cabeza me está matando. Coronel Li, por favor, ayúdame con esto. Por favor".

Wesley cedió una vez más, y con sus ojos vigilantes, salió de la habitación. Puso su ropa exterior en la lavadora, le puso un poco de detergente y presionó el botón de "inicio". Luego, con el corpiño y las bombachas en la mano, regresó al baño sin pronunciar una sola palabra. Él era muy callado, pero ahora se veía más taciturno.

Cuando escuchó el agua corriendo en el baño, sonrió con presunción y pensó: '¡Eh!

Parece que hará lo que yo diga cuando esté ebria. Esta es una buena oportunidad. Debería hacer esto más seguido. Creo que se entregará a mí un día'.

El sonido del agua corriendo en el baño se detuvo muy pronto, pero Blair no estaba de humor para dejarlo ir tan fácilmente. Ella levantó la voz y le recordó: "Wesley, la ropa interior de las mujeres deben lavarse un poco más. De lo contrario, nos enfermamos".

Wesley no respondió.

Moría por tomar un arma para llenar de agujeros la ropa.

Sin embargo, volvió a abrir la llave. Esta vez, permaneció tanto tiempo en el baño que Blair comenzó a sentir sueño.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir