ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 626 En la montaña rusa

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 8588

Actualizado: 2019-11-20 12:27


Wesley entendía bien a qué se refería Blair. Talbot y los otros soldados siempre se dirigían así el uno al otro. Aunque por supuesto, no a Wesley.

Luego Blair siguió montándose en otras atracciones del parque. Siempre subía sola, mientras Wesley esperaba apartado a un lado.

Hasta que al final, Blair se empezó a aburrir y a sentirse un poco molesta por su actitud. No era divertido montar sola en todas las atracciones. Así que le dijo enojada, "Ahora vamos a la montaña rusa. Y espero por tu bien que montes conmigo".

"Ajá", fue todo lo que dijo Wesley.

"¿Eso es un sí o un no? Habla claro. ¿Subirás a la montaña rusa conmigo?", Blair preguntó triste.

Wesley suspiró y asintió. Por supuesto que subirá. ¿Para qué había venido si no? Sabía que a ella le daría miedo subirse a la montaña rusa sola.

Blair se animó de nuevo al oír su respuesta.

Cuando pasaron junto a una de las máquinas expendedoras, Blair corrió hacia ella. Quería comprar dos botellas de agua mineral, pero cambió de opinión y compró solo una.

Mientras volvía donde estaba Wesley, desenroscó la tapa y tomó unos sorbos para calmar su sed. Luego le pasó la botella de agua con picardía.

Para su sorpresa, Wesley agarró la botella con naturalidad y se bebió el resto de un solo trago.

Además, no mostró ni una pizca de asco. ¿No le importaba compartir la misma botella? Era como un beso indirecto.

Algo asombrada, Blair tomó la botella vacía y la agitó. Wesley no dejó ni una sola gota.

Con una sonrisa, él arrojó la botella vacía en un contenedor. Luego tomó de la mano a Blair y siguió caminando.

El calor de su enorme mano la devolvió a la realidad. Blair sonrió dulcemente, se acercó un paso más a él y se aferró a él con su brazo. Fingiendo estar enojada, se quejó, "Me debes una botella de agua, señor".

"Bueno". 'El otro día te compré diez cartones de yogur. ¿Solo una botella de agua? No es gran cosa'.

Dos chicas los habían estado siguiendo todo el tiempo mientras se dirigían a la montaña rusa. Bueno, para ser más precisos, seguían a Wesley. Alto, guapo y con un aire masculino que atraería a cualquier chica.

Al principio, las dos chicas pensaron que Blair era su novia. Pero después de observarlos desde una distancia cautelosa, las chicas decidieron que no eran una pareja, porque no se mostraban nada de acciones íntimas.

Sin embargo, se pusieron tristes cuando vieron a Wesley beber de la misma botella de agua que Blair. Pero no estaban dispuestas a rendirse tan fácilmente. 'Bueno, tal vez son hermano y hermana', pensaron.

Pero lo que h

a para escapar.

Ignorando sus protestas, Wesley la levantó y la sentó en uno de los asientos de la primera fila, mientras explicaba, "Confía en mí. No disfrutarás en la última fila. Si te sientas en la primera fila, puedes ver todo de cerca y personalmente. La razón por la que una montaña rusa es tan emocionante es que puedes ver lo que está sucediendo. Pero en la fila de atrás, no sentirías el peso. Si no tienes un estómago que aguante, cuando llegues al final estarás vaciando su contenido. Eso no es bueno y sé que no es divertido. Y si te sientas en la fila del medio es como tirar tu entrada a la basura. No puedes ver nada. Y tienes que poder ver. Es más divertido así".

Mientras decía eso, ya se había sentado al lado de Blair, les había abrochado el cinturón de seguridad y había cerrado las barras de seguridad. Después de revisar todo, simplemente esperaron a que el personal verificara sus dispositivos de seguridad.

Blair apretó su mano con fuerza y dijo con voz temblorosa, "Está bien... Confío en ti. Nunca mientes".

Wesley sonrió, "Eso es cierto.

Tal y como te dije". Se sintió un poco mejor después de escuchar aquello. '¡Sí, él nunca me mentiría!', se dijo a sí misma.

Un empleado revisó a los pasajeros uno por uno. Después de eso, sonó la campana que anunciaba que el viaje estaba a punto de comenzar. Wesley le apretó la mano para reconfortarla. "Estoy a tu lado. No tengas miedo. Estás segura".

Blair tragó un poco de saliva y lentamente inclinó la cabeza. Ella lo miró a los ojos y su mirada profunda y firme le llegó al corazón. "De acuerdo", ella asintió.

Él estaba aquí y ella no tenía miedo.

Blair cerró los ojos cuando el tren comenzó a avanzar lentamente.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir