ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 635 La ahuyenté

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 8728

Actualizado: 2019-11-22 13:48


Sin levantar la cabeza, Wesley respondió, "Tres minutos más".

"Estás pidiendo mucho", dijo Keith con una sonrisa.

"No he tenido una merienda decente desde la instrucción básica", dijo Garnet con una encantadora sonrisa mientras ayudaba a Wesley a colocar las macetas.

Keith asintió con la cabeza. "Wesley te llevará a comer algo por ahí. ¿Estás libre mañana?".

"No. Mamá y yo visitaremos a la familia", protestó Garnet haciendo un puchero. La verdad es que ella no quería ir, lo único que quería era pasar el rato con Wesley.

"Oh, ya veo. Solo quería que conocieras a alguien. Pero si estás ocupada mañana, no pasa nada, la próxima vez será". El avión de Blair debía llegar mañana y Keith pensó que tal vez ella y Garnet podrían ser buenas amigas.

Garnet estaba confusa. "¿Cómo? ¿Quién? ¿Es chico o chica?".

"Una chica. Te contaré más sobre ella cuando tengas tiempo". Keith y Wesley se miraron y luego miraron hacia otro lado. Wesley se preguntó qué estaría planeando su abuelo. ¿Por qué quería presentarle a Blair a Garnet?

"Está bien". Garnet no le dio más vueltas y volvió a lo que estaba haciendo. Ella alineó todas las macetas con precisión, dejando la misma separación entre todas ellas. Wesley terminó su parte también.

Mientras Wesley se lavaba las manos, Garnet barrió el suelo del camino y alisó la tierra alrededor de los macizos de flores antes de despedirse de Keith. Keith se quedó mirándola con una sonrisa amable mientras ella se alejaba.

Wesley llevó a Garnet a su coche y ambos subieron. Condujo en dirección hacia el centro de la ciudad mientras la casa de la familia Li iba quedando atrás.

"Wesley, ¿sabes ya algo de mi traslado?", Garnet preguntó con una expresión esperanzada. Ella quería quedarse a su lado.

Después de pensar un poco, Wesley respondió, "Hay una posibilidad. Solo ten un poco de paciencia, ¿de acuerdo?".

Garnet se puso eufórica cuando oyó una respuesta positiva de él. "¡Fantástico! ¡Tenlo presente!".

Fueron a un café restaurante y Garnet pidió el plato perfecto para el invierno, un cuenco de oden. Se recreó en el aroma aspirando con deleite y cerrando los ojos. Los olores llenaron sus fosas nasales; el ligero caldo dashi con sabor a soja, los huevos duros, el rábano, las albóndigas de pescado, el konnyaku y la carne de res. Metió los palillos, sacó una albóndiga de pescado y se la metió en la boca.

A Wesley, el oden le recordó a Blair. A ella también le gustaba.

Él se tomó una taza de fideos instantáneos y fue hasta el dispensador de agua caliente para llenarla con líquido humeante. Usó los palillos para mezclarlo t

cía a Blair bastante bien. Ella no se sentía cómoda con los extraños, por lo que siempre huiría de una discusión.

Ahora que sabía qué había pasado, colgó el teléfono a Garnet. Como Blair no respondía a sus llamadas, llamó a Hartwell.

Hartwell acababa de llegar a casa y no sabía nada de esto. "Hola, Wesley. Feliz año nuevo".

"Feliz año nuevo, Hartwell".

"No llamaste solo para desearme feliz año nuevo, ¿verdad?", Hartwell dijo con una sonrisa.

"Estoy buscando a Blair. ¿Sabes dónde está?"

"¿Blair? Estaba en la cena familiar la víspera de año nuevo. No la he visto después de eso. ¿Pasa algo?".

"No, no te preocupes. Siento molestarte. Adiós, Hartwell". Hartwell miró su teléfono desconcertado. '¿Qué pasó entre ellos?'. Al momento siguiente, vio a su esposa y se olvidó del tema.

Joslyn estaba ya bastante embarazada y saltaba a la vista. Había ganado algo de peso además. Bajó las escaleras para saludar a su esposo. "Cariño", gritó alegremente.

Hartwell la tomó en sus brazos y le plantó un beso en la frente como si la criada no estuviera allí. "Lo siento, llego tarde. ¿Te sientes bien?".

"Me siento muy bien. No te preocupes". Joslyn sabía que su esposo estaba súper ocupado, por lo que nunca lo molestaba con cosas sin importancia.

En los Eastern Coastal Apartments.

Blair estaba mirando como su teléfono sonaba una y otra vez. Luchaba contra el impulso de responder.

No podía dejar de pensar en la mujer que contestó al teléfono de Wesley. A él no le gustaba que otros usaran sus cosas. Por lo visto aquella mujer tenía mucha confianza con él. ¡Y además la amenazó!

'Entonces, ¿es cierto?', se preguntó ella. '¿Se van a prometer? Incluso aunque no sea cierto, ella todavía está cerca de él.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir