ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 640 Un novio paciente

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 10141

Actualizado: 2019-11-23 06:54


"¡Un vaso, nada más!". Blair insistió regateando la cantidad con él.

"¡Entonces olvídalo!", Wesley dijo dando el tema por terminado.

"¡Por favor! Mira, estaría desperdiciando la bebida si tomara un solo sorbo de un vaso entero", argumentó obstinadamente mientras salían del estacionamiento regateando sobre la cantidad como un niño necesitado de atención. Cuando salieron del cálido edificio, el aire frío sopló en sus caras y Blair sintió un escalofrío. Ella se arropó y se pegó a él.

Wesley notó su movimiento y vio cómo temblaba. Le agarró la mano para mantenerla caliente. "Yo me beberé el resto", le prometió, todavía sin ánimo de ceder.

"Con eso le quitas toda la gracia. Olvídalo. Ya no quiero beber", se quejó.

"Está bien" fue todo lo que dijo Wesley. Ya no intentaba convencerla.

Blair se sintió engañada. ¿Era esto lo que él quería? En cualquier caso, Wesley la llevó a un bar y le pidió un té con leche.

Cuando le sirvieron la taza de té caliente, la sostuvo en sus manos y preguntó antes de tomar un sorbo, "¿Esto sabe bien?". Ella no lo sabía porque rara vez tomaba ese té. Prefería el té de frutas.

Wesley tampoco lo sabía y simplemente negó con la cabeza. "No lo sé".

"Entonces, ¿por qué me lo pediste?". Blair puso los ojos en blanco.

"He oído que a las chicas les gusta", respondió sinceramente. Wesley se preguntaba si sería más feliz si él además le comprara algo de odén. Pensando que valdría la pena intentarlo, decidió hacerlo.

Mientras Blair chupaba las perlas con avidez a través de la pajita, Wesley la llevó a un bar restaurante que vendía oden. "¿Te apetece?", le preguntó, decidiendo que sería mejor si le preguntaba primero.

Blair se frotó la barriga, y se podía ver que estaba repleta. "Sí, está bien. Pero solo un poco. Todavía estoy bastante llena".

"Está bien", respondió él simplemente.

Blair pidió algo y luego salieron.

Continuaron deambulando por las calles y Wesley le sostuvo el té mientras ella comía su oden. "¿Cómo conociste este lugar?", preguntó ella.

"Vine aquí con Garnet ayer", dijo Wesley con otra respuesta breve y sincera.

La mano de Blair estaba a medio camino de su boca y se detuvo en el aire cuando oyó eso. "¿La trajiste aquí también?".

"Sí".

"¿También le compraste té con leche?".

"No. La cola era demasiado larga. No tenía tiempo de esperar".

"Entonces, ¿se lo habrías comprado si no hubieras tenido prisa?". Ella se detuvo para mirarlo.

"Sí", respondió sin rodeos.

'Escúchalo. Cómo puede ser tan... ¡Aargh!'. Blair se quedó sin palabras que pudieran describirlo. Realmente sabía poco sobre chicas. Ella estaba enojada con él ahora. Pero él no entendería nada si le mostraba su ira. Tendría que explicárselo como una maestra de primaria. "Wesley", comenzó después de tomarse un momento para calmarse.

"¿Hmm?".

"¿Podrías dejar de salir a pasear con chicas?".

"¿Incluyéndote a ti?".

"Por supuesto que no. Me refería a otras chicas. Como no quieres tener novia, no deberías dejar que nadie se hiciera ilusio

avía sosteniendo su té con leche en una mano. Después de salir del baño dos minutos después, Blair comenzó a arrastrarlo hacia la sección de hombres de una de las tiendas.

"¿Puedes cambiar tu afeitadora por una nueva?", ella preguntó.

"Será un desperdicio". La que Megan le había comprado todavía estaba nueva y funcionaba perfectamente.

"Puedes dársela a uno de sus colegas", sugirió Blair. De esta manera, tanto ella como tu colega serían felices. ¡La solución perfecta que involucra a tres personas pero no a Megan! Blair se felicitó a sí misma.

Quizás Wesley también pensó que era una buena idea, porque asintió y estuvo de acuerdo, "Está bien".

Blair felizmente escogió una maquinilla de afeitar eléctrica para él. Después de pagarla, guardó el recibo en su bolsillo y declaró, "Todavía te debo trescientos mil. Cuando haya ganado suficiente dinero, te lo devolveré".

"Tú...". Wesley quería decirle que realmente no tenía que devolverle el dinero, pero luego recordó lo terca y firme que había sido al respecto, por lo que estuvo de acuerdo, "Está bien, tómate tu tiempo".

"Te pagaré lo antes posible". Blair era consciente del hecho de que Wesley siempre había trabajado duro. Se ganaba y merecía su dinero. Por eso había insistido tanto en devolvérselo.

Wesley no respondió a esa promesa. '¿Realmente tiene que trazar una línea entre lo que es suyo y lo que es mío?', pensó él.

Al pasar por una tienda de relojes, Blair pensó en Niles. Ella no había comprado nada para él. "Quiero comprarle un reloj a Niles. Viví en su apartamento durante mucho tiempo pero nunca pagué nada de alquiler. Me siento mal por ello".

"No lo hagas. No necesita un reloj".

Wesley respondió bastante rápido esta vez. "¡Pero él siempre lleva uno al salir del trabajo!".

"Ya tiene demasiados relojes. Incluso si le compraras uno nuevo, probablemente nunca lo usaría. Estarías malgastando el dinero. Así que no te molestes". Diciendo eso, él la agarró de la mano y la arrastró fuera de la sección de hombres.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir