ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 648 Nacido para su país

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 8556

Actualizado: 2019-11-25 00:12


"No te entrometas en sus asuntos. Déjalo que se haga cargo él solo. Si continúa actuando así, tarde o temprano lo lamentará", dijo Baldwin a Cecelia. Él sabía bien de que hablaba. Con su sabiduría, era muy consciente de que en temas de amor, solo las dos personas involucradas podían resolver sus problemas. Si Wesley y Blair terminarían juntos dependía enteramente de ellos dos.

Al día siguiente, Blair había terminado de empacar sus cosas y estaba lista para partir. Mientras tanto, Wesley todavía estaba en la habitación de su abuelo, así que ella misma llevó abajo su equipaje y esperó por él.

Wesley y Keith seguían hablando. Este último, sacó una tarjeta monedero de su cajón y se la puso delante a Wesley. "Me da pena Blair. Ella no tiene padres. Aunque es una suerte que la familia Ji cuide de ella, he oído que ella va poco por allí, por no molestar a su tía y tío. También supe que ella rompió con su prometido. No tiene a quien cuide de ella ahora. Deberías prestarle más atención". Señaló la tarjeta y continuó, "Aquí hay cinco millones. Debería haber más, pero me engañaron para comprarle un apartamento a Niles y eso es todo lo que tengo ahora. No lo necesito para nada, así que quiero que lo aceptes".

Wesley se quedó mirando la tarjeta. "A ella no le gusta Niles y no será la esposa de tu nieto". Intentó frenar lo que su abuelo pretendía porque sabía que no tenía sentido que su abuelo tratara a Blair con tanta amabilidad si no terminaba siendo su nieta.

El viejo respiró hondo. Sus labios temblaron por el enfado. Miró a su obstinado nieto y empezó a despotricar, "Es mi dinero. Se lo puedo dar a quien quiera. Para mí Blair es como si fuera mi propia nieta. No veo nada malo en que le ofrezca ayuda financiera. ¡Así que déjate de hostias y toma la tarjeta!".

Wesley se levantó de su silla y preguntó sin perder la compostura, "Abuelo, ¿hay algo más que quieras decirme?".

"Sí". La expresión de Keith se volvió más sombría al pensar en lo que iba a decirle a Wesley. "Ahora eres un oficial de alto rango. Ya no tienes que hacer nada tú mismo. Nuestro país tiene muchos excelentes soldados; tú no eres el único. ¿Entiendes a dónde quiero llegar con esto?". Keith sabía lo valioso que era su nieto para el ejército. Nunca escatimaba esfuerzos para cumplir sus misiones. Wesley era una fuerza a tener en cuenta. Estando él al mando, la victoria estaba asegurada.

Estaba muy orgulloso de su nieto. Sin embargo, el hecho de que su vida siempre estuviera en peligro era algo que no le dejaba vivir en paz. Wesley siempre estaba a pun

y elegante, aunque su piel estaba un poco bronceada.

Garnet miró hacia el auto de Wesley. Sus ojos y los de Blair se encontraron, pero sus emociones pasaron desapercibidas para el resto.

Wesley también miró hacia su auto. Blair sabía que Garnet y su madre ya la habían visto. No sería correcto que Blair se quedara allí, así que se desabrochó el cinturón, abrió la puerta y salió del auto. Se quedó allí de pie y los saludó con la mano mientras sonreía cortésmente.

Pero para su sorpresa, la madre de Garnet caminó hacia ella. "Por favor, ven a visitarnos cuando tengas tiempo. Conozco a tu tía. Eres un poco más joven que Garnet, así que ella debería cuidarte. Llámala cuando necesites algo", dijo Lauren con entusiasmo. Lo cierto era que Lauren también conocía a la madre de Blair. Simplemente no quería mencionar a su difunta madre y ponerla triste.

Blair se dio cuenta de que Lauren era una mujer agradable y cariñosa. Se sintió algo emocionada. "Gracias, tía y a ti, Garnet. Me aseguraré de hacerles una visita pronto".

Garnet permaneció en silencio todo el tiempo. Su rostro no traslucía ninguna emoción. Sin embargo, aquello era mucho mejor que la mirada enojada que tenía el día que respondió a la llamada de Blair. Cuando Blair la miró, Garnet puso una gran sonrisa y dijo, "Trabajaré en la Ciudad Y muy pronto. ¿Te importa si paso por tu casa?".

Blair sonrió. "Por supuesto. Admiro mucho a las mujeres soldado. Siempre he querido una amiga como tú. Deberíamos pasar tiempo juntas e ir de compras cuando estés en la ciudad", respondió sinceramente. Blair no estaba tratando de enfurecerla. Era una muchacha débil, por lo que realmente admiraba a esas fuertes heroínas como Garnet.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir