ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 650 Tienes que poner todo en orden

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 8997

Actualizado: 2019-11-25 04:33


Joslyn siempre había sido un gran apoyo para Blair. Ella quería que su amiga consiguiera a la persona que amaba, pero no le parecía bien que ella llegara a algunos extremos. Miró a su amiga con los ojos llenos de compasión y trató de persuadirla:," Bless, no seas tonta. ¡No puedes casarte con él si solo lo hace porque lo obliga su abuelo! Tienes muchas opciones. Él no es el único hombre que hay en el mundo".

Blair suspiró. "Pero él es el único que quiero para el resto de mi vida. Una vez le dije a Wesley que ya no lo amaría más. y mírame ahora, Joslyn. No puedo dejar de amarlo. La misma noche que le dije que había terminado con él, lo vi cuando solo llevaba una toalla de baño puesta. Inmediatamente me arrepentí de lo que le había dicho". Al ser un soldado, no era ninguna sorpresa que el cuerpo de Wesley estuviera en buena forma. Blair casi babeó al pensar en sus abdominales cincelados como si los dioses mismos lo hubieran esculpido.

Joslyn encontró divertidas las palabras de su mejor amiga. "Entonces, ¿lo que te gusta de él es su cuerpo?".

"Bueno, ¿sí?", admitió Blair. "Vivimos bajo el mismo techo y me ha estado tratando muy bien. El único inconveniente es que no está dispuesto a hacerme su novia", dijo dejando escapar un suspiro de derrota.

"Se preocupa mucho por ti y te mantiene cerca de él, pero no está dispuesto a convertirte en su novia. ¡A Wesley lo que le pasa es que se escabulle como una comadreja!", escupió Joslyn mucho más enojada de lo que había pretendido.

A Blair no le gustaba que su amiga hablara de Wesley como si fuera una mierda. "Por favor, no hables mal de él. Ha sido muy claro con cómo son las cosas entre nosotros. Dejó claros los límites. Soy yo quien sigue dándole la paliza".

"Epaaaa. Escucha lo que dices. ¿Por qué lo defiendes? Técnicamente, no estoy hablando mal de él, porque todo lo que dije es cierto", respondió Joslyn.

La cara de Blair se puso roja. "Disculpa, pero no es cierto! Tenemos una buena relación. Si por algún milagro, encuentro a otro hombre, además Wesley y yo vamos cada uno pos su camino y solo entonces puedes hablar así de él".

"Está bien, señorita Jing. Lo entiendo. Vamos a dejar el tema, ¿de acuerdo? Por cierto, ¡deberías quedarte aquí esta noche! Hace mucho tiempo que no pasamos una noche juntas", sugirió Joslyn.

Blair hizo un puchero. "¡Yo sí quiero! Pero ahora eres una mujer casada. Mi primo puede regresar esta noche en cualquier momento. ¿Qué tal si vas tú a mi casa?".

"No te preocupes. No vendrá a casa esta noche. Él no está en la Ciudad Y. Tu primo está fuera para una reunión importante. ¡Te quedas a dormir! No habrá ningún problema".

Blair dudó por un momento, pero de tod

no tienes novio, ¿verdad?".

"No, no tengo. Pero sabes que hace mucho tiempo que hay alguien en mi corazón". El aroma de los lirios le hizo sonreír. Solo pensar en Wesley la hacía sentirse mareada.

Con una mirada triste, Orión le entregó las llaves de un auto y dijo, "No tienes un auto para el trabajo. Te compré uno que está bien para chicas. No importa si no aceptas mi amor por ahora, ¿pero puedes al menos aceptar mi regalo?".

Blair miró las llaves del auto. Conocía la marca. Era un modelo de automóvil de lujo popular entre muchas celebridades femeninas. Ella sonrió cortésmente. "Gracias por esto. Pero vivo muy cerca de la oficina. Ya ves, voy a pie. Lo siento, Orión, pero no puedo aceptar esto. Es demasiado".

Orión se puso nervioso. Había recibido dos negativas seguidas. "¿No te gusta el auto? ¿Entonces que quieres? Puedo darte cualquier cosa, solo tienes que decirlo. Blair, me enamoré de ti la primera vez que nos conocimos. ¿Recuerdas la colaboración entre esta empresa y el Grupo Jin? Le pedí a mi abuelo que eso sucediera. Sabía que estabas trabajando para el Grupo Jin". Él quería poder verla más.

Lentamente se acercó a Blair.

Blair estaba asombrada, pero ella sacudió la cabeza de inmediato. "Eres un buen tipo, Orión. Pero no estamos hechos el uno para el otro. Por favor, para. Siempre serás un amigo para mí".

Orión se puso un poco más emocional. No sabía qué otra cosa hacer, sino abrazarla. "Blair, no quiero que seamos solo amigos. Yo quiero que seas mía. Te amaré, te mimaré y te cuidaré hasta que estemos viejos y canosos. ¿Por favor?".

Blair se liberó de su abrazo y gentilmente le sonrió. "Gracias, Orión, pero lo siento. Me voy ahora. Nos vemos mañana". Ella ya tenía a alguien que la cuidaba y no necesitaba la protección de otro hombre.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir