ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 660 Solo quiero hacerte compañía

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 7669

Actualizado: 2019-11-27 06:37


Wesley no llevaba ropa de paciente. Llevaba una camiseta verde del ejército, pantalones de camuflaje y botas negras: uniforme militar.

Su repentina aparición le recordó a Blair a Garnet. Estaba tan celosa que no quería hablar con él. Sin embargo, la había salvado otra vez, por lo que no podía ignorarlo. "Hola, coronel Li", dijo.

"Siempre que está enojada conmigo, me llama coronel Li", pensó Wesley.

Él pensaba que el comportamiento de ella era muy raro. 'Dijo que me amaba, pero se dio un abrazo con Orion. Ahora está enojada conmigo.

¿Qué hice esta vez?'.

Wesley estaba de pie junto a su cama y miraba sus pies y dedos envueltos en vendas. En total tenía siete dígitos cubiertos con vendajes, dejando solo tres dedos libres en su mano izquierda. '¿Entonces escribió esos mensajes con solo tres dedos?'. A Wesley le pareció gracioso y conmovedor.

"Fue culpa mía que te secuestraran", dijo disculpándose. Blair era totalmente inocente. Wesley se sentía mal porque la habían herido por algo relacionado con él.

'¿Por qué está siendo tan formal?'. Blair se mordió el labio inferior y dijo en voz baja, "No fue culpa tuya, sino de esos matones".

"Todos ellos están tras las rejas ya". Wesley se aseguró de que pagaran por sus crímenes. Recibieron el doble de lo que le habían hecho a Blair.

"Me alegra saberlo". Pero Blair recordó que no le hablaba, así que se volvió a cerrar en banda.

Aunque tampoco era un cotorra, como Niles, ella era muy capaz de resistirse a conversar.

"Descansa un poco". Wesley supuso que todavía estaba débil y no tenía fuerzas para hablar, así que se dispuso para marcharse.

"¡Wesley!", gritó Blair levantando la cabeza abruptamente.

Wesley se quedó quieto y se volvió para mirarla. "¿Podrías quedarte? ¿Aunque solo sea un rato?", le suplicó ella.

Wesley estaba desconcertado.

"¿Tal vez hasta que me duerma?", preguntó con una expresión esperanzada. Estaba sola en la sala, y por la noche le daba un poco de miedo.

Sin embargo, antes de que Wesley pudiera decir que sí, alguien llamó a la puerta. "Hola, Blair, ¿estás despierta?", preguntó una voz.

Era Orion, flanqueado por dos de sus guardaespaldas con varias bolsas de compras.

Orion no esperaba ver a Wesley aquí. Sabía que a Blair le gustaba Wesley, por lo que no se

había visto. Sus recuerdos de "The Lift to Hell", "The House That Never Dies" y "The Sleep Curse" la estaban volviendo loca. Tuvo que ponerse jugar en su teléfono para distraerse, aunque sus dedos la estaban matando.

Poco rato después, le entraron ganas de orinar.

Al principio, no quería molestar a las enfermeras. Pero llegó un momento en que no pudo aguantar más y pulsó el botón para llamar a la enfermera.

Entonces oyó pasos en el pasillo. Blair, que había estado debatiéndose entre un miedo espantoso y un intenso deseo de orinar, lanzó un suspiro de alivio.

Alguien abrió la puerta y encendió la luz.

Antes de que Blair viera quién era, dijo apresuradamente, "Señorita, necesito ir al baño. ¿Podría ayudarme, por favor...? ¿Wesley?".

Y en efecto, era Wesley quien estaba en la puerta.

'¿Qué hace aún aquí? Pensé que se había ido'.

Al oír eso, Wesley se acercó, levantó las mantas y la tomó en sus brazos. "¡Oye, oye, espera!". Blair entró en pánico e intentó soltarse.

"¿Qué?", preguntó él.

"Um... ¿Puedes hacer que venga una enfermera?". Ella quería ir al baño. Tenía los dedos vendados y no podía quitarse los pantalones.

Al ver su cara roja, él se rio con picardía. "Yo te ayudaré con eso".

"¡No! Quiero decir, no, gracias. Tienes que recuperarte. Las enfermeras dijeron que siempre podía pedir su ayuda".

Sin embargo, Wesley no le hizo ningún caso. Entró en el baño con ella en sus brazos. Ni siquiera la dejó usar la silla de ruedas.

Luego, llegaron a la parte más incómoda...

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir