ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 664 ¿Serás mi novio

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 8621

Actualizado: 2019-11-28 02:12


"Sí, los hay", respondió Blair. "A menudo siento este dolor en el hígado por las tardes. Nunca lo tomé en serio, hasta que mi tracto digestivo empezó a sangrar esta mañana. Después de verificar los resultados de la prueba, el médico me dijo que era cáncer terminal de hígado". Niles le había informado a Blair de todos los síntomas que tendría un paciente con ese diagnóstico y le había pedido que los memorizara. Respondió a la pregunta de Wesley sin dificultades.

Wesley apretó el informe médico entre sus manos y frunció el ceño. Esto era difícil de creer, algo tan repentino y tan duro. ¿Cómo era posible que una muchacha como Blair desarrollara un cáncer de hígado, así por las buenas? Él le acarició la mejilla suavemente y la tranquilizó, "No llores. Tiene que ser un error. Iré a preguntarle al médico yo mismo".

"¡No te vayas! El médico dijo que solo me quedan unos meses. No quiero nada más que tu compañía en estos últimos días de mi vida. No te vayas a ningún lado. Quédate conmigo, ¿quieres?". El llanto de Blair quedó silenciado al hundir su rostro en el pecho de Wesley. Él le acarició la cabeza lentamente.

"Me quedaré contigo. Pero déjame que hable con el médico que te atiende. No puede ser que te estés muriendo. Tiene que ser un error. Créeme". Que una chica alegre, que siempre sonreía, desarrollara cáncer y solo tuviera unos pocos meses de vida era más que difícil de asumir, incluso para un tipo duro como Wesley.

Cecelia había amenazado al médico de Blair para que cooperara, pero aun así, a Blair le preocupaba que el médico pudiera revelar su plan. Además, nunca fue fácil engañar a Wesley. Ella pasó sus brazos alrededor de su cintura y murmuró, "Está bien. ¿Pero puedes esperar hasta que me duerma? Quiero estar contigo".

"Claro", accedió él sin dudarlo. Volvió a poner el informe médico sobre la mesa.

Sostuvo a Blair con una mano mientras marcaba el número de Niles con la otra. "Wesley, ¿qué pasa?", preguntó Niles al contestar.

"¿Conoces a una tal doctora Zaria?", preguntó Wesley sin ni siquiera saludar. El corazón de Blair dio un salto al oír la pregunta. Pero no parecía que él dudara de ella.

"Por supuesto. Ella es una experta hepatóloga. Ella fue quien hizo el examen médico de Blair. Wesley...". Niles se atragantó con el llanto. "No puedo creerlo. Esto no puede ser cierto, ¿verdad? Blair es tan encantadora y bella. Y ni siquiera tiene novio todavía. ¿Cómo es posible que le esté sucediendo algo tan horrible? Es tristísimo...".

Luego se le oyó llorar en voz alta por el teléfono. Wesley sintió como si estuviera oye

regresará hasta dentro de tres días".

'¡¿Cómo? !'. Wesley no se podía creer el descaro de aquella doctora. '¿Su paciente atraviesa el momento más difícil de su vida y ella va y decide tomarse unas vacaciones? Esta señora es el médico más irresponsable del que he oído hablar'.

Sacó su teléfono del bolsillo de su pantalón y llamó a Carlos. "Necesito un favor".

"Dispara", dijo Carlos, que estaba a punto de tomar un avión para un viaje de negocios.

"Búscame el mejor hepatólogo que conozcas".

"¿Qué pasa? ¿Quién está enfermo?", preguntó Carlos.

"Blair. Cáncer de hígado terminal", respondió Wesley después de una pausa. Carlos guardó silencio por un momento. "Pondré a Emmett a trabajar en ello ahora mismo".

"Gracias".

Tanto Blair como Cecelia se sorprendieron al saber que Wesley haría todo lo posible para encontrar el mejor médico del mundo con tal de curar a Blair.

En la sala.

Blair estaba acostada contra el pecho de Wesley, sumergida en su ternura. "Wesley, ¿serás mi novio durante los próximos meses?", preguntó expectante.

Wesley la miró con emociones encontradas. Pero permaneció en silencio, sin responder.

Blair se empezó a inquietar. "Si no quieres, no pasa nada. Ya estoy acostumbrada a que me rechaces".

Él le dio un beso reconfortante en la frente. Si a ella de verdad le quedaban solo unos meses de vida, él pasaría todos esos días haciendo realidad todos sus deseos.

Durante los días siguientes, Wesley que solía estar ocupado todo el tiempo, se quedó en la sala todos los días para cuidar de Blair. Se sintió extasiada los primeros dos días, pero al tercer día, la culpa la abrumaba. Esto era solo un truco. Ella no quería que le costara la carrera a Wesley.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir