ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 668 Tendrás dificultades con ella

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 8915

Actualizado: 2019-11-29 00:12


Sin decir nada, Wesley sacó un cigarrillo del paquete y un encendedor del bolsillo. Quería fumar un cigarrillo después de acompañar a Garnet a la planta baja.

"¡Ella tiene cáncer! Y sus padres fallecieron hace mucho tiempo. Y ahora tú la haces sentir como una mierda de perro. ¿Y si se suicida? ¿Qué pasa entonces, eh?". Garnet continuó confrontando a Wesley ya que este no decía nada. Por extraño que parezca, ella nunca esperó ser una buena chica ella misma. No había ninguna razón para que se pusiera del lado de Blair. Y sin embargo, aunque amaba a Wesley, ahora lo estaba intentando convencer de que se preocupara por Blair.

"Ella no tiene cáncer", dijo Wesley de una vez, y luego entró en el ascensor.

Garnet estaba atónita. Lo siguió rápidamente al ascensor y le dijo, "Está bien, ahora sí que no entiendo nada. Si ella no tiene cáncer, ¿lo sabe? Y si lo sabe, ¿por qué mentir sobre algo como eso?

"Ahí es dónde quiero yo llegar. Le estoy dando una lección. Todavía se está recuperando, pero decidió dar lástima y yo no me pienso tragar eso". Wesely habló con la enfermera que le dijo a Blair que tenía cáncer y con Zaria, la doctora. Fue entonces cuando descubrió que Zaria era una amiga de su madre.

Blair había ido demasiado lejos esta vez. Tenía que darle una lección. ¿Tenía ella la menor idea de lo preocupado que estaba él? Probablemente aquello le había subido la presión arterial varios puntos.

Garnet suspiró impotente. "Ambos se merecen el uno al otro. ¿Viste lo enojada que estaba? Tendrás dificultades con ella".

"En realidad no", anunció con determinación. Cuando le dijeron lo del cáncer de Blair, casi le da algo. Ella nunca sabría el esfuerzo monumental que tuvo que hacer para actuar con la mayor normalidad posible. Estuvo al borde, y solo se mantuvo íntegro gracias a su fuerza de voluntad.

'¿En realidad no?', Garnet se preguntó con incredulidad. Lanzó una mirada al inexpresivo Wesley. Ese hombre era imposible. Ella sabía que le gustaba Blair, entonces, ¿qué había planeado? No iría demasiado lejos, ¿verdad? Ver a Blair triste le rompería el corazón a él mismo. Incluso Garnet lo sentía por Blair. Si ya era duro para Garnet, tenía que ser mucho peor para Wesley.

En los siguientes dos días, Blair no había visto a Wesley ni una sola vez. Adalson y Natalia vinieron a recogerla el día en que fue dada de alta.

Antes de salir del hospital, Cecelia la llamó. "Blair, ¿cómo va todo entre tú y Wesley? ¿Funcionó nuestro plan?", preguntó la madre preguntó al teléfono.

Blair se detuvo un momento. Ella no quería preocuparla, así que mintió, "Sí. Está funcionando".

Cecelia se puso radiante de alegría al oír las

Orion sonrió y bromeó, "Blair, solo tenlo en cuenta. No puedo dejarte, y mi compañía te necesita. Así que no aceptes ofertas extrañas, ¿de acuerdo?".

Blair entendió lo que quería decir. Después de una pausa, ella le aseguró, "No quiero trabajar en una gran empresa como TS Group. Tú lo sabes".

Orion lanzó un suspiro de alivio. "Está bien, confío en ti. Cuídate, y llámame si necesitas algo".

"Lo haré. Adiós".

En el Club Privado Orquídea.

Justo cuando Wesley entró en el club, le llamó la atención una mujer familiar que esperaba el ascensor. Con la ayuda de un camarero, ella entró en el ascensor con un hombre bien vestido.

El ascensor se detuvo en el octavo piso. Los ojos de Wesley se oscurecieron.

'¿Qué hace ella aquí? ¿Y quién es ese tipo? ¿Por qué está ella con él?', se preguntó él.

Entró en el ascensor VIP y pulsó el botón del octavo piso también. Nada más salir, vio que al otro lado del pasillo, la mujer entraba en la habitación 822 con el extraño.

Wesley se quedó clavado en el sitio.

La última vez, cuando supo que estaba en otro hospital para una segunda opinión, le envió un mensaje diciéndole que no tenía cáncer. Había esperado que ella llamara y le montara una buena por teléfono, o incluso que viniera directamente a él para hacer una escena. Pero ella no lo hizo. Ni siquiera intentó llamar o enviar mensajes de texto.

No era lo que se esperaba de ella. ¿Qué está pasando? Incapaz de leer su mente, Wesley había estado muy molesto por esto.

Muy ansioso, se volvió hacia el camarero que había subido con él y le dijo, "Quiero saber quién reservó la habitación 822. Es una cuestión de seguridad nacional". Era mentira, pero con eso motivó al camarero a dejar de lado cualquier problema de privacidad.

"¡Sí, señor Li!".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir