ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 672 Amistad pura

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 8212

Actualizado: 2019-11-30 00:02


"Regresa al apartamento", Wesley volvió a pedírselo e ignoró su pregunta. El apartamento se sentía frío y triste sin ella. No quería vivir ahí sin ella.

"¡De ninguna manera! ¡Adiós!". Blair estaba a punto de cerrar la puerta.

Pero Wesley logró meterse en la habitación antes de que lo hiciera. Se deslizó, usó sus botas para mantener la puerta abierta. Incapaz de detenerlo, dijo enojada: "¿Por qué viniste? Ve a buscar a tu novia Garnet. ¿No dijo que la estabas esperando? ¿Por qué sigues aquí?".

"No la estoy esperando", le explicó.

"Como sea, pero no es mi problema. Me salvaste la vida y te debo dinero. Eso es todo". Por supuesto, no importaba que estuviera enojada, reconocía que le había salvado la vida.

Wesley guardó silencio.

Cuando se quedó callado, Blair respiró hondo, tranquilizó sus emociones y dijo: "Fuiste mi primer amor. Todos hablan de su primer amor en tiempo pasado, como si no fuera real. Solía pensar que era mentira, pero ya no. Así que cuando trajiste a Garnet... la forma en que te comportaste con ella... me hizo creerlo".

Wesley se quedó sin palabras. ¿Qué había pasado ese día? ¿Se comportó de manera diferente esa vez? No le parecía asi.

"Por favor, vete. No te volveré a molestar. Te debo 300 mil. Intentaré conseguir el dinero, pero tardaré un poco". Blair lo empujó y estaba a punto de cerrar la puerta nuevamente, pero Wesley la detuvo con la mano. "No lo hagas".

"¿No? No, ¿qué? Te dije que ya no te molestaría, así que, ¿qué quieres?", ella contestó.

"¡Yo no quiero eso! No quiero que me evites. Acuérdate que tú eras la que querías salir conmigo. ¡No puedes irte así nada más!", él le dijo.

Blair lo miró en estado de conmoción. "Cierto. Primero me enamoré de ti e intenté que te fijaras en mí. Pero ya me di por vencida. No puedes cambiar eso, coronel Li. No somos nada". Se acordó cómo la había abandonado ese día.

Wesley la miró en silencio. Luego, olvidó el tema y le entregó las flores. "Te traje flores. Tuve que ir a muchas florerías".

Blair las miró. Ahora ya se veía más tranquila. "¿Quién te dio esa idea?", ella preguntó. Wesley no sabía nada sobre romance. Seguro alguien le había aconsejado que le comprara flores.

"Damon". No se molestó en esconderlo. Damon sabía más sobre mujeres que él.

"Entonces, ¿el señor Han te habló de los claveles amarillos?".

"No, esa fue Megan", respondió con honestidad.

"¿Megan te lo sugirió?".

"Sí". Ella le había comentado que

udiera detenerla.

El cuarto día, con la ayuda de un florista profesional, Wesley compró un ramo de rosas amarillas. El profesional dijo que las rosas amarillas significaban disculpas y bendiciones.

Wesley creía que Blair no lo rechazaría esta vez. Sin embargo, después de una simple mirada a las flores, dijo fríamente: "Color equivocado".

En este momento, se le acabó la paciencia. Ignoró su negativa, puso las flores debajo del brazo, la obligó a entrar y pateó la puerta para cerrarla. Arrinconó a la mujer contra la pared. El ramo quedó aplastado entre ellos, y algunos pétalos cayeron al suelo. Dijo en voz baja, "Blair...".

Ella pensó que estaba enojado, pero de repente la besó en los labios y le preguntó: "¿Qué te parece esto? ¡Tú elegirás el ramo que quieras!". La mejor manera era llevarla a que eligiera las flores.

Blair no lo esperaba, su corazón latía con fuerza. "¡De ninguna manera! ¡Yo no iré!".

La volvió a besar. "¡Tienes que hacerlo!".

"¡De ninguna manera! ¿Por qué debería hacer lo que me pides?". Ella inclinó la cabeza hacia un lado para evitar el beso.

Wesley la apretó de la cintura, sostuvo su barbilla y le dio un beso profundo.

Después de un beso largo y afectuoso, respiró con dificultad y dijo: "Voy a besarte hasta que me digas que sí".

Blair estaba molesta. "¡Cómo te atreves! ¿Por qué debería escucharte?".

"Porque... te extraño".

Eran palabras inesperadas. '¿Está tratando de ser dulce?', ella se preguntó. Pero estas tres palabras eran magia. Su ira se disipó de inmediato. Sin embargo, le preguntó con arrogancia: "¿Comprarás lo que yo elija?".

"Sí, lo prometo".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir