ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 685 Porque estoy enamorado

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 7247

Actualizado: 2019-12-02 08:18


El cumpleaños de Blair era el 6 de junio lunar. El día de San Valentín chino era un mes después.

Ya había pasado un mes desde la última llamada telefónica de Wesley. Blair se mantenía ocupada en el trabajo todos los días y hacía horas extras para no pensar en él.

La vida era gris sin Wesley.

En la víspera del día de San Valentín chino, inesperadamente recibió una llamada de Talbot.

'¿Por qué me llama Talbot? ¿Le habrá pasado algo a Wesley?', se preguntó inquieta respondiendo al teléfono a toda prisa.

"Talbot, ¿qué pasa?", preguntó.

"Soy yo". Era la voz de Wesley.

Blair suspiró aliviada. "¿Estás con Talbot?", le preguntó.

"Sí. ¿Qué quieres que te regale?".

"¿Cómo?", preguntó ella sin entender muy bien de qué le hablaba.

"Mañana es el 7 de julio lunar", le recordó Wesley. Tenía entendido que esta festividad era muy importante para las mujeres. Pero por lo que veía, Blair ni siquiera parecía saber que era al día siguiente.

Blair estaba muy sorprendida de que Wesley recordara esa fecha. Sonrió complacida. "Me sorprende que lo hayas recordado. No es muy propio de ti". Wesley había cambiado mucho.

"Es porque estoy enamorado", respondió él simplemente.

Blair se sonrojó y su corazón saltó de su pecho. Ella permaneció indiferente a pesar de que había estado esperando el Día de San Valentín chino durante el último mes. "No tienes que comprarme nada".

"De acuerdo".

"¿Cómo?", dijo ella muy sorprendida.

"Llamé para desearte feliz día. Puede que no tenga tiempo para llamarte mañana".

"Oh". Blair se entristeció al darse cuenta de, una vez más, no podría ponerse en contacto con él.

"¡Feliz 7 de julio, Blair!".

"Gracias Wesley. Igualmente", dijo ella con una sonrisa sincera.

"Ahora tengo que colgar. Cuídate", dijo Wesley con ternura.

"Vale".

Y así terminó la llamada.

Cuando Blair salió del trabajo al día siguiente, no había recibido ni una llamada ni ningún regalo de Wesley.

'Es cierto que le dije que no tenía que comprarme nada. Pero no pensé que se lo iba a tomar al pie de la letra', pensó con tristeza.

Miró al conejito rosa y lo regañó con los dientes apretados, imaginando que

cabeza. Pero cuando llegó al piso de Wesley, Talbot no estaba por ninguna parte.

Ella lo llamó, pero su teléfono estaba apagado.

Ella colocó su dedo en el escáner de huellas digitales y la puerta se abrió con un pitido. Wesley no había borrado su huella digital del escáner.

Blair dejó escapar un suspiro de alivio. Abrió la puerta, entró y encendió las luces.

Todo estaba igual que el día en que se había mudado.

Ella caminó por el apartamento recordando el pasado. Se quedó frente a la habitación de Wesley durante mucho tiempo. La puerta estaba cerrada.

Agarró el pomo de la puerta y lo giró. De repente, alguien la agarró de la muñeca. "¡Aargh!", gritó ella.

"¡Shh! ¡Soy yo!". Una mano firme le tapó la boca para evitar que gritara más. La sujetaron con fuerza contra un gran aparador y le llegó un aroma familiar.

Su corazón latía de emoción y se le llenaron los ojos de lágrimas. Quitándose su mano de la boca, le preguntó, "¿Cuándo volviste? ¿Dónde está Talbot?".

Wesley no le respondió. Bajando la cabeza, la besó suavemente en sus labios carnosos. Sus hermosos labios lo habían mantenido despierto en tantas noches solitarias. "¡Blair, feliz 7 de julio!".

Ella lo miró con lágrimas en los ojos. "¿Estás herido? Déjame echarte un vistazo".

Extendió las manos para examinarlo, pero Wesley las agarró y dijo, "Estoy aquí para estar contigo. Nada más importa. Solo tengo dos horas. No perdamos más tiempo".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir