ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 691 No hay esperanza

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 8859

Actualizado: 2019-12-03 02:26


"Hartwell se dirige a la Ciudad D y también la familia Li. Tu tío ha regresado a la base militar para obtener más información. Blair, ¿dónde estás ahora? Iré y me quedaré contigo. Espérame", dijo Joslyn preocupada.

Blair guardó silencio por un momento. Luego, respiró hondo y dijo en un tono bastante tranquilo, "No es necesario que vengas. Aún no han encontrado su cuerpo, por lo que aún existe la posibilidad de que haya sobrevivido. Voy a la Ciudad D a buscarlo". 'Debo hacerlo, debo ir.

Necesito ver por mí misma si está vivo o muerto', juró.

Colgó la llamada con Joslyn y le comunicó a su gerente que necesitaba ausentarse del trabajo unos días.

Rápidamente reservó un billete de avión, empacó su equipaje y se dirigió hacia el aeropuerto. Blair parecía mirar su maleta mientras esperaba en la puerta de embarque, pero su mirada estaba vacía y perdida. De repente, las lágrimas brotaron de esas cuencas sin vida y corrieron por sus mejillas sin control.

Se cubrió la cara con ambas manos y se inclinó, llorando desconsoladamente.

Blair se sintió frustrada. Se culpó a sí misma por ser demasiado débil. Llorar no iba a resolver nada, pero eso era todo lo que podía hacer.

'Wesley, por favor mantente a salvo...', rezó una y otra vez.

Después de desahogar sus emociones, poco a poco dejó de llorar. Limpiándose las lágrimas abordó el avión que la llevaría a la Ciudad D.

Justo cuando estaba a punto de poner su teléfono en modo avión, recibió otra llamada de Niles. El joven habló en un tono reconfortante. "Blair, acabamos de llegar a la Ciudad D. No te preocupes, la diosa Fortuna siempre está del lado de mi hermano. Estará a salvo y seguro que lo traeremos de vuelta".

"Niles, yo también estoy de camino a la Ciudad D. Espérame allí".

Niles estaba desconcertado. No esperaba que ella reaccionara tan pronto. "De acuerdo. Se lo diré a mamá".

Lloviznaba cuando Blair puso un pie en la Ciudad D. Sin molestarse si quiera en comprar un paraguas, se apresuró hacia el lugar de la explosión.

El muelle había sido acordonado. Había mucha gente allí congregada y el ambiente era solemne y pesado. El sonido ensordecedor del llanto y el lamento de las familias de las víctimas resonaba por toda la zona.

Como Wesley había estado usando un alias mientras trabajaba como espía en la ciudad, los militares aún mantenían su verdadera identidad oculta. Cuando Blair le preguntó a la policía local sobre el estado de Wesley, todos la miraron confusos y sacudieron la cabeza ya que no tenían información sobre esa persona.

Blair llamó a Niles de inmediato y se enteró de que estaban descansando en una sala habilitada temp

enía la mirada vacía, como si le hubieran quitado toda la vida. Sintió una enorme pena por ella. Wesley también estaría desconsolado si la viera así.

Después de un rato, Blair continuó caminando por la orilla y gritando hacia el mar.

No cesó en sus inútiles esfuerzos hasta las dos de la mañana.

Las operaciones de rescate continuaron durante dos días más. Las naves de rescate encontraron cada vez más cadáveres. No hubo sobrevivientes.

Tres días después, dado que no había esperanza de encontrar a nadie con vida, los operarios tuvieron que dar por terminada la operación de rescate.

El ejército decidió celebrar un funeral oficial para Wesley, ya que había sido sacrificado en acto de servicio. Tenían que recibir al héroe de regreso a casa, a pesar de que no pudieron hallar su cuerpo.

Ya todo estaba listo para el funeral: su retrato, las flores, la tumba. Ahora solo faltaba fijar la fecha y celebrar la ceremonia.

Fue una semana miserable para Blair. No era capaz de recordar lo que había hecho durante esos días. Las cosas que ocurrían a su alrededor no parecían reales.

No podía aceptar el hecho de que Wesley había muerto. Le había mentido...

Le había prometido que regresaría lo antes posible y él le pidió que lo esperara. Pero no vino.

Todos esos pensamientos negativos atormentaban su mente. La familia Ji trató de animarla, pero fue en vano. Blair se había encerrado en su mundo de desesperación y no podía salir.

El día antes del funeral de Wesley, Joslyn recibió una llamada de Blair. "Hola, Joslyn. ¿Está dormido Patrick?".

Joslyn había estado muy preocupada por Blair. Se alegró de que finalmente la hubiera llamado. "Sí. Se ha ido a la cama. Blair, deberías descansar más. Te has agotado. Cuídate, ¿de acuerdo?".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir