ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 702 Le seguiré la corriente

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 7627

Actualizado: 2019-12-06 01:03


"Carlos ha estado en coma todos estos años. No ha recuperado el conocimiento desde que tuvo el accidente", le dijo Karina a Blair. "James es tan astuto como Megan. Ya había tratado de destruir la relación de Debbie y Carlos, incluso antes del accidente de coche. Y como Curtis es el tío de Debbie, el anciano no dejaba de echarle mierda encima. Está bien que sepamos cómo es realmente y no caigamos en su trampa fácilmente".

"¿James? ¿Pero ese no es el padre del señor Huo?", preguntó Blair confusa.

"Sí, lo es. Oh, no le cuentes a nadie lo que te acabo de decir. Todavía no sabemos las verdaderas intenciones de James, por lo que los muchachos están tratando de aparentar que tienen una buena relación con él".

"¿Cómo?", Blair se quedó en blanco por un momento. "Claro..." 'De verdad que no entiendo a todos estos ricos. Yo pensaba que todas esas peleas por la fortuna familiar solo ocurrían en los dramas de televisión'.

Las dos mujeres charlaron felices e incluso se sentaron una al lado de la otra durante la cena.

Karina sirvió la comida en el plato de Blair y le pidió su opinión sobre los platos.

Wesley estaba frustrado. Karina le estaba arrebatando su derecho a servir a su dama. "Karina, deberías ir y cuidar a tu hombre", dijo gruñendo.

"¿Qué dices?". Karina se quedó sorprendida y levantó la cabeza para mirar a Wesley.

Curtis puso una sonrisa de medio lado. "El coronel mayor Li se está poniendo celoso. Cariño, ven aquí".

"¿Celoso? ¿Por qué? ¿De qué?". Ahora Karina estaba confusa, además de sorprendida.

"Quería ser él quien sirviera a Blair, pero le robaste el protagonismo", le explicó Curtis.

Karina abrió los ojos y una amplia sonrisa se extendió por su rostro. "¡Uy! Lo siento, Wesley. Entonces te dejaré que lo hagas tú".

Wesley puso los ojos en blanco y tomó sus palillos. Quitó la comida del plato de Blair y la puso en el suyo. "A ella no le gusta este plato", le dijo a Karina.

"Oh", dijo Karina con una mirada divertida mientras miraba a la pareja. Para no avergonzar a Karina, Blair dijo apresuradamente, "No le hagas caso". Ella no se consideraba una quisquillosa. Aunque no le gustara la comida, aún podía tomar un bocado o dos.

"Yo sé lo que te gusta y lo que no. Déjame servirte", se ofreció Wesley.

Damon puso l

ró hondo y le tocó la mejilla con amor. "Tú eres un héroe, no puedo romperte el corazón".

Ella se negó a subir al auto y Wesley tuvo que hacerla sentarse en el asiento.

"Soy un hombre normal y corriente, Blair". Wesley no quería ser un héroe delante de ella. Él solo quería ser su hombre.

Blair puso los ojos en blanco. "Coronel mayor Li, parece que te has convertido en un hombre muy persuasivo. Supongo que has practicado mucho con otras mujeres, ¿eh?".

Wesley no respondió. Cerró la puerta, se sentó al volante y salió rápidamente del Club Privado Orquídea.

Blair pensó que Wesley estaría callado todo el tiempo. Pero para su sorpresa, él dijo en un tono serio, "Admito que abracé a esas mujeres en la Ciudad D. Pero te aseguro que nunca te traicioné, ni mental ni físicamente. En la noche de bodas, no fui yo, sino uno de los hombres de Patty quien tuvo relaciones sexuales con ella".

Blair miró por la ventana apretando más su bolso.

"Casi muero en la explosión, si no hubiera sido...". Wesley se quedó callado un momento. El corazón de Blair dio un vuelco.

Malcolm había puesto una trampa para descubrir quién lo había traicionado.

Era el tipo de persona que no tiene ningún problema en matar a personas inocentes para cumplir sus objetivos.

Había colocado bombas en ese barco, aunque había varios cientos de personas en él.

Malcolm le había dicho a Wesley que no fuera, pero tenía sus propias razones para ir allí. Entonces se creó una identidad falsa para subir a bordo del barco.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir